Jurassic Park Wiki
Advertisement

Sir Benjamin Lockwood fue un empresario y, más tarde, activista de los derechos de los animales des-extintos. Es mejor conocido por ser uno de los padres fundadores de International Genetic Technologies, Inc. y por su participación en la operación para la reubicación de los dinosaurios de Isla Nublar en 2018.

Se informó que murió pacíficamente mientras dormía durante la noche del 24 de junio de 2018. Sin embargo, las circunstancias de su muerte en realidad fueron encubiertas; fue asesinado por el administrador de su propiedad, pero como no hubo testigos y el asesino murió poco después, nunca se descubrió la verdadera causa de su muerte.

Lockwood es interpretado por el actor James Cromwell en la cinta Jurassic World: Fallen Kingdom.

Biografía

Vida Temprana

Poco se sabe actualmente sobre la vida anterior de Benjamin Lockwood, aparte de que creció en Gran Bretaña y probablemente provenía de una familia adinerada.

Si bien su juventud temprana probablemente se vio afectada por la Segunda Guerra Mundial, incluso su fecha de nacimiento más temprana posible lo habría hecho demasiado joven para servir en la guerra cuando terminó.

Los detalles generales de su vida parecen ser secretos muy bien guardados. En algún momento antes de 1975, se mudó a los Estados Unidos, llegando a habitar la majestuosa Mansión Lockwood, cerca de Orick, California; se desconoce si se hizo construir la mansión para él o si ya era una propiedad familiar.

Lockwood se casó en algún momento antes de principios de la década de 1980 (los detalles sobre la identidad de su esposa se desconocen en este momento). También fue galardonado con el título de caballero en algún momento de su vida; los títulos de caballero son otorgados por la Reina a los ciudadanos ingleses como un honor por contribuir a una causa social a nivel nacional o internacional de manera importante durante un largo período de tiempo. Esto lo convirtió en un Caballero Comandante de la Más Excelente Orden del Imperio Británico. Como tal, habría sido conocido a partir de aquí como Sir Lockwood, y su esposa habría sido referida como Lady Lockwood.

Fundación de InGen

En algún momento antes de mediados de la década de 1970, Lockwood conoció al empresario escocés John Hammond, un visionario con el sueño de llevar las mayores maravillas de la naturaleza al ojo público. Los dos hombres se hicieron amigos y, en 1975, fundaron International Genetic Technologies en San Diego, California. Para entonces, Lockwood, probablemente, tendría entre treinta y cuarenta años; su inmensa riqueza lo habría convertido en el principal benefactor financiero de InGen y en un componente importante de su éxito inicial.

InGen estuvo, desde sus inicios, destinado a una investigación y desarrollo revolucionarios. El sueño de Hammond era la des-extinción de formas de vida increíblemente antiguas, una hazaña que durante mucho tiempo se creyó imposible y que pretendía lograr mediante la clonación de ADN antiguo. Aunque se pensaba que no existían fuentes de ADN tan antiguas como los dinosaurios, Hammond creía que podía obtenerse del estómago de criaturas hematófagas como los mosquitos que se conservaban en ámbar. Lockwood lo apoyó en esta noble ambición. Usando la mansión de la Residencia Lockwood como base de operaciones, trabajaron para perfeccionar la tecnología que daría vida a los dinosaurios. Se estableció un laboratorio en el subsótano y, al mismo tiempo, Hammond elaboró ​​planos para una atracción llamada Jurassic Park, donde se exhibirían sus creaciones. Se planeó construir el parque en San Diego, en una ubicación que ya era propiedad de InGen.

Proyecto Parque Jurásico

Después de pasar los primeros años de InGen redactando planes, Jurassic Park se puso en marcha. En 1982, la compañía adquirió un contrato de arrendamiento de 99 años en el remoto archipiélago de Las Cinco Muertes propiedad del gobierno de Costa Rica; el plan era utilizar su isla más grande, Sorna, como base de investigación lejos de miradas indiscretas. Esta estación de investigación se denominó Sitio B. Al año siguiente, comenzó la construcción de Jurassic Park: San Diego.

1983 fue un año trascendental para Lockwood en otros aspectos; su esposa dio a luz a una niña, Maisie, el 15 de agosto. Para entonces, Lockwood tendría cuarenta o cincuenta años, mayor que la mayoría de los padres primerizos. Tuvo su primera hija cuando Hammond, que era aproximadamente veinte años mayor que él, ya tenía una nieta y pronto estaría esperando un segundo. Maisie fue atendida principalmente por el ama de llaves de Lockwood, Iris Carroll, mientras él estaba fuera por negocios.

En 1984, los genetistas que trabajaban en el laboratorio de la Residencia Lockwood fertilizaron con éxito el primer óvulo artificial utilizado por InGen. Aunque planeaban usar huevos de avestruz o emú sin fertilizar para incubar a los animales, esto no sería posible hasta que se identificara la especie como compatible con estos huevos, por lo que los óvulos artificiales eran una tecnología crucial para Jurassic Park. Un año después de esto, en 1985, la principal paleogenetista de InGen, la Dra. Laura Sorkin, demostró que el ADN antiguo se podía extraer con éxito de las inclusiones de ámbar, haciendo de Jurassic Park una posibilidad en lugar de un simple sueño.

El progreso procedió rápidamente desde este punto en adelante. A finales de 1985, Hammond había decidido trasladar Jurassic Park de su ubicación en San Diego a la más exótica Isla Nublar, ubicada en el Océano Pacífico al oeste de Costa Rica. Esto requirió negociaciones con el gobierno Costarricense, que era dueño de la isla al igual que con el archipiélago de Muertes. InGen negoció la adición de Isla Nublar al arrendamiento preexistente en las otras islas, y el gobierno de Costa Rica trajo a uno de los habitantes de la isla para hablar sobre las maravillas naturales de esta para así pedir un precio más alto a InGen. Con la fortuna de Lockwood para apoyar a la empresa, ningún precio era demasiado alto, y también les alquilaron Isla Nublar. Se les asignó la tarea de reubicar y mantener a la tribu Tun-Si, una población del pueblo Bribri, nativos de Nublar; si bien InGen prometió ayudar a las personas a las que estaban desplazando, en gran medida se considera que han fracasado en esto. Se desconoce el papel de Lockwood en este escándalo, ya que a Hammond se le ha asignado la mayor parte de la culpa.

No mucho después de que se extrajera el primer ADN antiguo, se comenzó a trabajar para ponerlo en uso. El primer animal que volvió de la extinción, un Triceratops horridus, fue clonado en Isla Sorna y eclosionado en 1986. Ese mismo año, Hammond contrató al prometedor graduado del MIT Henry Wu. Wu se convirtió en un jugador clave en la historia de InGen, demostrando que podía ensamblar un genoma de dinosaurio viable en una fracción del tiempo que le tomó a la Dra. Sorkin sustituir ADN antiguo con genes compatibles de organismos modernos. Esto significó que los días de referencias cruzadas de cientos de muestras de ámbar para todos los genes de un animal habían terminado, lo que le permitió a InGen ahorrar tiempo y dinero. Además de esto, el Dr. Wu sugirió volver a los animales dependientes de los suplementos dietéticos de lisina para su supervivencia, eliminando la posibilidad de que pudieran sobrevivir fuera del parque. Esto sofocó los temores de InGen de que compañías rivales, como BioSyn, pudieran tener en sus manos dinosaurios vivos, y que si un animal escapaba, no podría sobrevivir en la naturaleza. Estos logros llevaron a Wu a ser favorecido sobre Sorkin, convirtiéndose en el principal genetista de InGen.

Los últimos indígenas de Isla Nublar fueron reubicados en 1987, y en 1988 comenzó oficialmente la construcción del Parque Jurásico: Isla Nublar. Para fines de año, los primeros animales del Sitio B (incluidos herbívoros como Triceratops y Brachiosaurus) fueron enviados a Isla Nublar y sus nuevos hogares en el parque. En 1989, el parque obtuvo su primer carnívoro: una Tyrannosaurus rex de un año de edad. En algún momento entre entonces y 1993, Lockwood llevó a su hija Maisie a ver el parque; la niña estaba encantada de conocer a las primeras criaturas que volvieron de la extinción.

Jurassic Park no estuvo exento de dificultades. Recrear especies que se habían extinguido durante decenas de millones de años no fue una tarea fácil, incluso con técnicas avanzadas de ingeniería genética para ayudar a hacerlo menos laborioso. Uno de los mayores desafíos fue el comportamiento de los animales: aunque podían estudiar los fósiles encontrados por los paleontólogos e investigar las aves y los cocodrilos de hoy en día, los comportamientos de los animales antiguos nunca podrían predecirse por completo, especialmente con sus modificaciones genéticas. El Velociraptor fue clonado a principios de la década de 1990, y un estudio realizado a principios de 1992 descubrió que tenían niveles sorprendentemente altos de inteligencia y coordinación grupal. Este y otros animales nuevos hicieron que la finalización de Jurassic Park fuera un sueño más difícil de lograr debido a sus comportamientos y necesidades inesperados.

Como el parque resultó ser un desafío para completar en términos de biología y tecnología por igual, también proporcionó dilemas morales imprevistos. Lockwood creía que las técnicas de clonación de InGen, que sin duda eran las mejores del mundo en ese momento, tenían aplicaciones médicas. El debate sobre la clonación humana era todavía relativamente nuevo y un tema muy controvertido. Lockwood creía que InGen debería impulsar el avance de la clonación humana (que se usa principalmente en campos como la terapia con células madre), mientras que Hammond se opuso de forma fundamentalmente moral a la idea. De hecho, se ha citado a Hammond refiriéndose a la clonación humana como "impía". Este debate bioético creó una brecha entre Lockwood y Hammond y, en algún momento antes del verano de 1993, Lockwood abandonó amargamente el proyecto Jurassic Park y lo dejó completamente en manos de Hammond.

Distanciamiento de InGen y vida posterior

1993-1997

La mayor parte de la vida de Lockwood después de 1993 no se ha revelado, aunque probablemente estuvo al tanto de lo que estaba sucediendo con InGen en privado. El parque continuó sin él, pero finalmente un problema de seguridad a principios de junio, que involucró a tres Velociraptors anormalmente agresivos, detuvo la mayoría de las construcciones importantes. La junta directiva de InGen exigió una inspección de seguridad y una revisión por parte de expertos externos para respaldar el parque antes de que el desarrollo pudiera continuar. Esto tuvo lugar el 11 de junio de 1993, pero fracasó debido al sabotaje de un empleado descontento. Los detalles sobre el incidente fueron encubiertos por InGen y es poco probable que Lockwood los conociera.

En 1995, una entrevista televisiva con el matemático Ian Malcolm llamó la atención del público sobre Jurassic Park. Malcolm afirmó ser un sobreviviente del incidente de 1993, y describió a un público incrédulo que InGen había llevado a cabo la des-extinción en Isla Nublar y que los dinosaurios habían escapado y causado muertes en la isla. Naturalmente, fue desacreditado como un fraude; Lockwood sabía la verdad, pero no se acercó a Malcolm ni le brindó ningún apoyo.

Hammond sufrió después del incidente de 1993, y a principios de 1997 fue expulsado de InGen por la junta a órdenes de su propio sobrino, Peter Ludlow, quien se convirtió en CEO de la empresa en su lugar. Ludlow no parece haber tenido ninguna interacción importante con Lockwood en ese momento, sino que se ocupó de completar Jurassic Park: San Diego. Es poco probable que Lockwood estuviera al tanto de este plan. Mientras tanto, la salud de Hammond estaba en declive, restringiéndolo a su casa en la ciudad de Nueva York con Lockwood viviendo en el lado opuesto de los Estados Unidos en Orick, California.

Jurassic Park y la existencia de la des-extinción finalmente salieron a la luz pública en 1997. En la madrugada del 23 de febrero, Ludlow llevó un Tyrannosaurus rex macho a San Diego para mostrarlo en una conferencia de prensa. El animal fue liberado accidentalmente durante el transporte luego de que se le administrara una dosis excesiva de naltrexona, lo que provocó que entrara en un estado narcoléptico y causara daños a personas y bienes dentro de la ciudad. Finalmente, el animal fue recapturado y transportado de regreso a Isla Sorna, pero la verdad sobre la des-extinción ya había sido revelada y nunca más podría ocultarse. En una entrevista televisiva, Hammond instó al público a proteger Isla Sorna de la intervención humana y a que los animales sean tratados con respeto, colaborando con el gobierno de Estados Unidos para redactar el Proyecto de Ley de Negligencia Ética en la Resurrección Paleogenética (o Ley de Guardia Genética). Hammond fallecería poco después de esto, a fines de 1997. En el momento de la muerte de Hammond, Lockwood tendría sesenta o setenta años.

Jurassic World y Maisie Jr

Cuando Hammond falleció, Ludlow ya había muerto durante el esfuerzo por salvar a InGen, dejando a la empresa en un estado de confusión. Finalmente, fue comprada en 1998 por Masrani Global Corporation, una megacorporación dirigida por el empresario indio Simon Masrani. Hammond había sido amigo cercano del padre de Simon, Sanjay Masrani, y tuvo una relación paternal con él después de la muerte de Sanjay en 1992.

En los años siguientes se produjeron cambios importantes en las islas que InGen había utilizado alguna vez. Las Naciones Unidas, que se habían hecho cargo de la protección del archipiélago de Las 5 Muertes y la Isla Nublar, permitieron a Masrani Global un acceso limitado a las islas a partir de finales de los noventa. Sus libertades se ampliaron en 2003 debido a la desregulación de la investigación genética por parte del gobierno, y en 2004 se anunció que Jurassic Park reanudaría la construcción en Isla Nublar, ahora rebautizado como Jurassic World. Ese mismo año, se registró una disminución alarmantemente precipitada en las poblaciones de dinosaurios en Isla Sorna, y Masrani Global comenzó a reubicar a los animales en Isla Nublar por su seguridad.

Jurassic World abrió sus puertas a finales de mayo de 2005, convirtiéndose rápidamente en una de las atracciones turísticas más exitosas del mundo; de los visionarios fundadores originales del parque, solo Lockwood quedó vivo para ver su sueño convertirse en realidad. Su esposa parece haber fallecido en algún momento antes de finales de 2008; se desconoce la fecha exacta.

La tragedia golpeó inesperadamente, cuando Maisie murió en un accidente automovilístico. Lockwood estaba consumido por el dolor de la pérdida de su única hija. Realizó una celebración de la vida para ella en la iglesia de Santa Ana el 5 de junio, pocos días después de su muerte. Incapaz de hacer frente a la pérdida de su hija, Lockwood recurrió a InGen en busca de una solución: si pudieron traer de vuelta dinosaurios de cientos de millones de años en el pasado, entonces un humano de hace apenas unos días o semanas no sería tan difícil. En algún momento dentro de los tres meses posteriores a la muerte de Maisie, Lockwood usó su ADN para clonarla. Los detalles sobre este acto están muy reservados (ya que la clonación humana reproductiva ha sido ilegal en el estado de California desde 1997), pero la joven Maisie nació en algún momento entre abril y junio de 2009. Lo más probable es que Lockwood haya utilizado la transferencia nuclear de células somáticas para crearla, y habría tenido que encontrar una madre sustituta dispuesta para el período de incubación de nueve meses. Con la necesidad de mantener el secreto como primaria, su ama de llaves y confidente Iris Carroll es la candidata más probable para la madre sustituta de Maisie Jr.

La joven Maisie fue criada como si fuera la nieta de Lockwood, pero la naturaleza ilegal de su existencia significaba que su vida sería complicada. No podía ser vista por extraños y no se le mostraron fotos de su "madre" para evitar revelar su origen antes de que estuviera lista. Carroll fue su principal cuidador mientras la salud de Lockwood empeoraba lentamente.

A medida que Lockwood envejecía, empezó a preocupare por el futuro, no solo por él, sino también por su propiedad, Maisie, y los animales que una vez ayudó a crear. Se volvió cada vez más filantrópico, creando la Fundación Lockwood para usar su dinero para ayudar a otros en lugar de quedárselo todo para él. Para administrar su patrimonio y finanzas, contrató a un asistente llamado Eli Mills, a quien seleccionó por su idealismo juvenil. Mills tenía la tarea de hacer crecer la fortuna de Lockwood con el fin de cubrir mejor las causas que apoyaba. En algún momento, Mills descubrió los orígenes de Maisie, pero parece haber mantenido el secreto de Lockwood y haber mantenido su confianza.

Lockwood adquirió una isla privada, Isla Santuario, en algún momento de su vida. Su ubicación no se ha revelado, pero se cree que está en el Océano Pacífico Oriental. Según Lockwood, no hay interferencia humana en la isla, lo que sugiere que la compró con fines de conservación. También compró el carguero de transporte SS Arcadia; dado que ya no realizaba negocios a esta edad, es más probable que este barco fuera una reliquia de sus primeros años.

A principios de la década de 2010, Lockwood se involucró con Jurassic World, inspirado por los últimos deseos de Hammond de ayudar a mantener a los animales. A través de Mills, negoció asociaciones entre Lockwood Foundation y Jurassic World, y se hizo amigo de la Gerente de Operaciones del parque, Claire Dearing, en el proceso.

El dinero de Lockwood también financió la investigación continua de Wu sobre la hibridación genética, lo que llevó a la creación de una especie de terópodo artificial llamada Indominus rex; se desconoce cuánto Lockwood estaba al tanto de esto, ya que fue facilitado principalmente por Mills sin conocimiento público. El único Indominus sobreviviente escapó del cautiverio el 22 de diciembre de 2015, lo que provocó un importante incidente de seguridad que cerró permanentemente Jurassic World. Henry Wu desapareció, evitando las consecuencias del incidente de 2015 y la investigación legal sobre su trabajo que siguió. Poco después del incidente, las personas que trabajaban para Mills comenzaron a frecuentar la propiedad, pero parece que Lockwood no consideró que esto fuera inusual. Estos nuevos empleados no aparecían con frecuencia en las áreas de la mansión que el propio Lockwood todavía utilizaba; su movilidad había disminuido con el tiempo y pasaba la mayor parte de sus días en la cama o en una silla de ruedas en los niveles principales de la mansión. Iris cuidó tanto a Lockwood como a Maisie durante este tiempo, mientras que se planeó que el joven Mills fuera el tutor principal de Maisie tras su muerte.

Defendiendo a los dinosaurios

Aunque el público había quedado cautivado por la des-extinción cuando se dio a conocer por primera vez y acudió en masa a Jurassic World, la novedad se desvaneció con los años y en 2015 había reducido en su mayoría a los dinosaurios a otro tipo de animal exótico. El incidente que cerró Jurassic World y las controversias en torno a la manipulación genética agriaron la visión del público de los animales. Esto se vio agravado por los principales cambios políticos en los Estados Unidos después de las elecciones de 2016, después de las cuales el gobierno de EE. UU. comenzó a adoptar políticas cada vez más anti-científicas y anti-medioambientales que colocarían a los dinosaurios en el fondo de sus prioridades.

En 2017, la supervivencia de los dinosaurios de Isla Nublar se volvió más controvertida. Claire Dearing fundó ese año el Grupo de Protección de Dinosaurios, una organización sin fines de lucro que luchaba por los derechos de los animales des-extintos; no mucho después, se descubrió que el estratovolcán de Isla Nublar, el Monte Sibo, había sido reactivado por la actividad tectónica debajo de la isla. Lockwood siguió atentamente esta controversia a medida que se desarrolló a lo largo de finales de 2017 y se volvió cada vez más intensa en 2018. Maisie, que cumplió nueve años en 2018, ya se había interesado por los dinosaurios y la historia de Jurassic World; Lockwood pudo recordar sus años de juventud en InGen contando historias de Isla Nublar a su nieta.

Con la amenaza de una erupción explosiva en Isla Nublar cada vez mayor, Lockwood se dio cuenta de que era poco probable que el gobierno de los Estados Unidos, las Naciones Unidas y Masrani Global Corporation proporcionaran ayuda a los animales. Hizo que Mills comenzara a organizar una operación para salvar ilegalmente a los dinosaurios, en caso de que los poderes a cargo no lo hicieran. Si el gobierno declaraba que no tomaría ninguna medida, Lockwood haría que los animales fueran reubicados de manera segura en Isla Santuario usando el SS Arcadia, donde estarían bajo su protección y a salvo de la interferencia humana. Idealmente, dado que Isla Nublar ya no estaba siendo monitoreada, los animales podrían salvarse sin el conocimiento del gobierno. Sin que Lockwood lo supiera, Mills organizó la expedición más rápido de lo planeado y los envió a la isla algún tiempo antes de que se tomara la decisión final del gobierno.

Operación de rescate y fallecimiento (Jurassic World: Fallen Kingdom)

El 22 de junio de 2018, el Congreso anunció que no se tomarían medidas con respecto a Isla Nublar, utilizando la propiedad privada de la isla bajo Masrani Global Corporation como justificación. Simon Masrani había muerto durante el incidente en 2015, y el nuevo liderazgo no compartió sus buenos recuerdos de Hammond o su ambientalismo. Esto dejó a Lockwood como el único protector del sueño de Hammond de un santuario de dinosaurios, e inmediatamente se comunicó con Dearing en el DPG para informarle de su misión de rescate planeada. La llamaron a su propiedad, donde ella, Mills y Lockwood discutieron la operación; Mills le contó los detalles posteriores, ya que Lockwood necesitaba retirarse a su habitación por razones médicas de rutina. El viaje se había organizado en avión desde una pista de aterrizaje privada ubicada cerca, con una salida programada para la mañana siguiente al amanecer.

Según Mills, quien supervisó la operación en Isla Nublar, todo iba según el plan y los dinosaurios serían rescatados de manera segura. A mediados del 23 de junio, mientras dormía después de mirar un álbum de fotos de su hija, Maisie lo despertó. Ella le transmitió información confusa a Lockwood: afirmó que Mills no planeaba rescatar a los dinosaurios en absoluto, sino que los estaba llevando a la mansión para venderlos, y había estado discutiendo el asunto con un extraño que llevó al sótano. Lockwood desestimó las preocupaciones de Maisie diciendo que debe haber entendido mal algo que escuchó decir a Mills. Sin embargo, esta historia le preocupaba y se volvió cauteloso.

El 24 de junio, Lockwood había visto pruebas de que Maisie estaba diciendo la verdad. Él no había visto a Maisie en persona ese día, ya que ella estaba en la mansión, pero probablemente hizo que Iris investigara las afirmaciones de Maisie y encontrara pruebas de que Mills había traicionado su confianza. Hizo que Carroll buscara a Mills y le ordenara que fuera al dormitorio de Lockwood, pero Mills no acudió de inmediato. Sin embargo, Carroll probablemente le contó a Lockwood que Mills le había ordenado que mantuviera a Maisie encerrada en su habitación durante el día, lo que habría confirmado aún más su historia de que Mills tenía planes tortuosos. Si Iris hubiera podido investigar el subsótano, habría descubierto y advertido a Lockwood sobre la modernización del laboratorio con nuevos equipos y dotado de genetistas, incluido el propio Henry Wu.

Mills finalmente fue a ver a Lockwood durante la noche, cuando una caravana de autos había comenzado a llegar a la mansión. Lockwood estaba furioso con los actos de traición de Mills, aunque este último intentó defender sus acciones describiendo cómo la venta de los dinosaurios reforzaría la fortuna de Lockwood y financiaría la creación de más criaturas que luego podrían vender también. Lockwood no aceptó su justificación y ordenó a Mills que se entregara. Mientras se disponía a hacerlo, Mills vaciló, se volvió contra su empleador y afirmó que las opiniones de Hammond sobre la clonación humana habían sido correctas desde el principio. Mills usó una almohada decorativa para asfixiar a Lockwood hasta la muerte; en su frágil estado, Lockwood no pudo defenderse del ataque y murió por asfixia. Una vez que se obstruyó el flujo de aire, probablemente tardó unos siete minutos en morir. No hubo testigos de este evento.

Después de su muerte, la primera persona en descubrir a Lockwood fue Maisie, que había escapado de su habitación para advertirle de nuevo sobre la subasta que se estaba llevando a cabo en la planta baja. Debido al método que utilizó Mills para matarlo, parecía que Lockwood había muerto mientras dormía. El cuerpo de Lockwood fue entonces "descubierto" por Mills, quien convocó a Carroll para despedirla de los servicios de la propiedad para que él pudiera asumir las funciones de el único cuidador de Maisie. Esto pondría la fortuna de Lockwood, y todas las propiedades de este, en sus manos. Sin embargo, Maisie se hizo amiga de Claire Dearing y su pareja romántica Owen Grady durante el incidente que sucedió en la mansión, y Mills fue una de las víctimas del incidente. Posteriormente, Maisie fue adoptada extraoficialmente por Dearing y Grady, quienes abandonaron la propiedad poco después del incidente.

Legado

Su cuerpo probablemente fue retirado de la finca el 25 de junio, momento en el que el incidente había terminado más o menos. Lo más probable es que Carroll fuera quien informara de la muerte de Lockwood. Debido a que no hubo testigos de su asesinato, y la parte culpable nunca confesó su crimen y luego murió poco después, se cree públicamente que la muerte de Lockwood se debe a causas naturales.

Esto significa que a Lockwood solo le sobrevive Maisie, quien desde entonces ha sido acogida por nuevas figuras parentales. Sin embargo, dado que Maisie no tiene formularios legales que documenten su existencia, no puede heredar las propiedades de su abuelo; Mills probablemente fue nombrado en el testamento de Lockwood, pero dada su muerte y que ni él ni Lockwood tuvieron otros hijos, las propiedades de Lockwood probablemente se dividieron entre sus parientes vivos en el lado de la familia de su madre y su padre. Lo más probable es que este siga siendo el caso a menos que se demuestre que Maisie es su legítima heredera sobreviviente.

También, en cierto modo, los animales que tenía la intención de rescatar son su legado sobreviviente, a pesar de que fueron llevados al continente americano en lugar de al Santuario como él esperaba. A pesar de la duplicidad involucrada en la misión, los animales finalmente se salvaron del Monte Sibo gracias a Lockwood.

Personalidad

Sir Benjamin Lockwood como persona muestra una sabiduría veterana agobiada impregnada de tragedia. En 2018, demostró ser educado, cordial y algo alegre a pesar del dolor experimentado durante toda su vida.

Al igual que su socio comercial John Hammond, la visión de Lockwood de la naturaleza fue inicialmente es la de un capitalista ingenuo: que la naturaleza en toda su maravilla era un recurso infinitamente generoso que podía explotarse en beneficio de la humanidad.

Las opiniones de Lockwood, también como las de Hammond, cambiaron a una perspectiva más ambientalista en su vida posterior; se preocupó por el tipo de mundo que su generación dejaría para los niños, como su nieta Maisie, y adoptó un enfoque conservacionista de la naturaleza. Creía en los años anteriores a su muerte que la naturaleza debería ser protegida, preservada y dejada seguir su curso con una mínima intervención. Sin embargo, no creía necesariamente que la naturaleza debería estar separada de la humanidad; quería mantener la naturaleza como fuente de inspiración y como un mensaje para la generación joven de que vale la pena proteger el mundo. Lockwood en algún momento se convirtió en propietario de una isla deshabitada, llamada Isla Santuario, que parece haber tenido la intención de utilizar como reserva natural privada que protegería la riqueza de su familia. Esto está en línea con la creencia ambientalista moderna de que las áreas de la Tierra deben reservarse para que la naturaleza florezca sin inhibiciones, manteniendo la paz entre la civilización y la naturaleza, dándole a cada una su propio espacio.

Curiosidades

  • Sir Benjamin Lockwood es actualmente el único humano asesinado por otro humano dentro de la franquicia Jurassic Park.
  • Lockwood tiene mucho en común con su socio comercial John Hammond. Ambos hombres tienen ascendencia del Reino Unido (Hammond de Escocia, Lockwood posiblemente de Inglaterra), se dejaron crecer una barba encanecida blanca durante su vejez, ambos estaban postrados en cama al final de sus vidas, y ambos respaldaron la creación de InGen y la tecnología para extraer ADN de dinosaurios a partir de mosquitos prehistóricos preservados en ámbar. Ambos hombres también estaban en posesión de un bastón que tenía un mosquito prehistórico atrapado en ámbar en la parte superior.
    • Es posible que este bastón sea el mismo con el que se le mostró a John Hammond durante la primera película Jurassic Park y que Lockwood lo heredó de Hammond después de su fallecimiento. Sin embargo, esto no se confirma en ninguna forma, dejándolo de lleno a la especulación.
  • Otro personaje con el que Sir Benjamin Lockwood tiene similitudes es al personaje Norman Atherton de la novela original, un genetista y mentor de Henry Wu. Atherton originalmente ayudó a Hammond en el trabajo de genética, pero falleció antes de los eventos principales de la novela y no ha aparecido ni ha sido mencionado en el canon de las películas.
  • La nacionalidad exacta de Sir Benjamin nunca se indica en pantalla, pero se supone que al menos es de origen británico. Hay varias posibilidades en cuanto a cuál es exactamente su nacionalidad:
    • Sir Benjamin podría haber sido del Reino Unido como John Hammond y luego se mudó a los Estados Unidos antes de la década de 1980, donde pasó el resto de su vida, lo que lo convirtió en un expatriado/inmigrante del Reino Unido en los EE.UU.
    • Sir Benjamin podría ser británico-estadounidense con un padre de nacionalidad o nacido en los Estados Unidos o el Reino Unido, lo que podría explicar su residencia en la Mansión Lockwood en Estados Unidos.
    • Por lo menos, es británico (posiblemente específicamente inglés) basado en su acento que suena como un acento inglés americanizado. También está la cuestión de su título "Sir", una denotación de Caballería. Es un título otorgado por el Monarca del Reino Unido para aquellos que han logrado grandes logros para el reino (y exclusivamente a los ciudadanos del Reino).
Advertisement