Jurassic Park Wiki
Advertisement

«¡Vamos a hacer una fortuna con este parque!»
―Donald Gennaro [fuente]

Donald Gennaro fue un abogado estadounidense empleado por las Oficinas Legales de Cowan, Swain & Ross en San Francisco. Participó en la asociación de la firma con International Genetic Technologies, Inc. en las décadas de 1980 y 1990, y fue convocado para representar a los inversores de InGen durante una investigación sobre la seguridad del proyecto Jurassic Park, de InGen, en el verano de 1993.

Mientras estaba en Isla Nublar para supervisar la investigación, Gennaro se vio involucrado en un incidente de sabotaje que permitió a los animales escapar de sus áreas de recinto designadas; murió a causa de un ataque animal durante el incidente. La muerte de Gennaro resultó en una demanda de su familia que impulsó la crisis financiera de InGen.

Gennaro aparece tanto en el canon literario del autor Michael Crichton como en el canon cinematográfico de la franquicia Jurassic Park. Tiene aparición en la novela original de Parque Jurásico, así como su adaptación cinematográfica homonimia, siendo interpretado por el actor Martin Ferrero, aunque ambas representaciones del personaje son extremadamente diferentes en la mayoría de los aspectos.

Canon Cinematográfico

Vida Temprana

Donald Gennaro nació en 1952 o 1953, aunque se desconoce la fecha y lugar exactos de su nacimiento. El guión de Jurassic Park describe que tenía cuarenta años a principios de junio de 1993, por lo que su cumpleaños podría ser a finales de junio de 1952 o, a más tardar, principios de junio de 1953.

Gennaro parece haber vivido en la riqueza y la prosperidad durante la mayor parte de su vida, ya que no estaba familiarizado con los lugares de trabajo al aire libre y el trabajo físico cuando era adulto. También parece haber tenido una comprensión deficiente de lo que una persona promedio consideraría asequible, un defecto común en quienes crecen en condiciones privilegiadas. Sin embargo, no estaba en el escalón más alto de riqueza; anhelaba más.

Su riqueza le permitió seguir una próspera carrera y eligió la abogacía como profesión. Se desconoce exactamente en qué tipo de abogado se convirtió, o si estaba calificado como abogado, pero parece haber seguido una carrera en inversiones. Muchos abogados comienzan su primer año a mediados de los veinte, lo que para Gennaro significaría la década de 1970.

Carrera legal

Gennaro tomó un trabajo como abogado en las Oficinas Legales de Cowan, Swain & Ross en San Francisco.

Algún tiempo después de 1975, la firma comenzó a trabajar con inversionistas en una compañía llamada International Genetic Technologies Inc., con sede en San Diego. Fue fundada por el empresario escocés Dr. John Hammond, entonces director ejecutivo de la empresa, y su rico socio comercial Sir Benjamin Lockwood. La compañía producía productos biológicos de consumo modificados genéticamente, que en esa etapa se estaban diseñando y produciendo dentro de la Residencia Lockwood, donde se había establecido un laboratorio privado para uso de InGen.

El objetivo a largo plazo de Hammond era muy ambicioso. Planeaba utilizar las tecnologías de ingeniería genética de vanguardia de InGen para lograr logros científicos más elevados que cualquiera de sus competidores mediante la des-extinción, la práctica de devolver la vida a un organismo extinto. Esto nunca se había logrado antes, pero Hammond creía que era posible y apostó a InGen en esta creencia. En 1982, la compañía arrendó la Isla Sorna, en el Pacífico, al gobierno de Costa Rica, junto con el circundante Archipiélago de Muertes. Con la ubicación remota de esta isla y la relativa falta de importancia económica, proporcionaría un campo de pruebas clandestino seguro, lejos de las regulaciones gubernamentales de los Estados Unidos. Al año siguiente, InGen comenzó a construir un anfiteatro en San Diego, no lejos de su complejo frente al mar, que actuaría como la pieza central de una atracción llamada Jurassic Park.

La investigación continuó a un ritmo vertiginoso: en el laboratorio de la Residencia Lockwood, la primera fertilización de prueba exitosa de un óvulo artificial se confirmó en 1984, seguida un año más tarde por la primera extracción exitosa de ADN antiguo de una muestra de ámbar mesozoico. InGen ahora contaba con todos los principios científicos básicos para clonar la vida extinta. La exitosa extracción de ADN del ámbar en 1985 parece haber inspirado a Hammond a hacer sus planes para Jurassic Park cada vez más grandiosos, e InGen negoció la adición de Isla Nublar al contrato de arrendamiento de 99 años de Costa Rica. Esta isla, más cercana a la costa del Pacífico de Costa Rica pero todavía bastante remota, serviría como sitio para el parque.; la localidad de San Diego fue abandonada. Mientras tanto, la extinción se llevó a cabo con éxito en Isla Sorna en 1986 con la eclosión de un ejemplar de Triceratops horridus. InGen pudo diseñar especies a un ritmo más rápido que antes gracias a las técnicas iniciadas por el Dr. Henry Wu, quien fue contratado ese año. La construcción de la instalación de Isla Nublar comenzó en 1988 después de una controvertida reubicación de los indígenas durante dos años.

Proyecto Parque Jurásico

No se sabe cuándo Gennaro se enteró del proyecto Jurassic Park, pero ya estaba familiarizado con numerosos miembros corporativos de alto rango de InGen en la década de 1990. Parece haber trabajado con la Junta Directiva, que comenzó a sentirse insatisfecha con el liderazgo de Hammond a medida que sus opciones comerciales resultaban cada vez más caras para la empresa.

Los problemas logísticos comenzaron a surgir con el parque por todos lados. La tecnología avanzada, los activos biológicos sin precedentes y los conflictos personales internos pasaron factura al complicado proyecto; había problemas con el sistema informático, desafíos de comportamiento animal y dificultades interpersonales por todas partes. Lockwood, una vez el mayor beneficiario de la compañía, dejó InGen a principios de la década de 1990 debido a diferencias filosóficas irreconciliables con Hammond, lo que colocó a la compañía en una depresión financiera. Algunos de los trabajadores comenzaron a sentirse insatisfechos a medida que el progreso, la calidad de vida y el salario disminuían simultáneamente.

Se descubrió que las técnicas de ingeniería genética de Wu producían efectos secundarios impredecibles debido a la naturaleza poco conocida de los genes que estaba usando como relleno, lo que provocó que algunos de los animales mostraran rasgos que los hacían más difíciles de manejar. Entre estos estaban los Velociraptores, que tenían una tasa muy alta de anomalías. Gennaro no parecía saber cuántos problemas presentaba esta especie, pero ciertamente escuchó sobre el incidente que causaron a principios de junio de 1993. Sus problemas de comportamiento habían llevado al guardabosques del parque, Robert Muldoon, a ordenar una reubicación de su recinto a una pequeña área de cuarentena donde pudieran ser observados más fácilmente, pero durante la operación, mutilaron fatalmente a un trabajador. La verdadera causa de su muerte probablemente fue encubierta para cualquier persona ajena a InGen, pero no obstante, su familia presentó una demanda por homicidio culposo por una suma de 20 millones de dólares. La compañía de seguros que suscribió el parque citó esto como una prueba seria contra la seguridad del parque, y esto puso ansiosos a los inversores de InGen. Si se revocara el seguro, era posible que el parque ya no fuera viable. Gennaro fue llamado a la acción para hacer frente a esta crisis.

La Junta Directiva ordenó detener todas las construcciones importantes en Jurassic Park en espera de una revisión de la instalación. Los miembros de la junta observaron el progreso del parque y notaron sus desafíos y problemas de seguridad, y Gennaro fue elegido como asesor para reunir un equipo de expertos externos para recorrer el parque y darle su sello de aprobación. Sin su respaldo, la Junta cerraría el parque de forma permanente. Entre los primeros expertos contratados se encontraba el matemático Ian Malcolm, cuyas creencias filosóficas e investigación sobre la teoría del caos lo hicieron valorado para el análisis de amenazas. Sin embargo, incluso Gennaro consideraba que Malcolm estaba demasiado "a la moda" para ser un líder de equipo de respaldo ideal. Se planeó que un geólogo acompañara al equipo y proporcionara comentarios sobre la seguridad de la planta de energía geotérmica pero, por recomendación de Gennaro, la Junta canceló la invitación del geólogo. El científico al que la Junta y los inversores de InGen realmente querían era el famoso paleontólogo de vertebrados Alan Grant, que se especializaba en el tipo de dinosaurios con los que el parque estaba teniendo problemas (es decir, los Velociraptors). Gennaro planeaba reunirse con Hammond en la mina de ámbar Mano de Dios, en República Dominicana, que era propiedad de uno de los socios de InGen, el geólogo Juanito Rostagno. Aquí discutirían la contratación de un paleontólogo.

Gennaro se reune con Juanito Rostagno en la Mina Mano de Dios, República Dominicana.

Hammond no se presentó a la reunión, dejando a Gennaro para conversar con Rostagno y los mineros de ámbar. En lugar de asistir a la reunión según lo planeado, Hammond había optado por pasar tiempo con su hija y sus nietos ya que su familia estaba experimentando un divorcio (un hecho que Hammond le había contado a Rostagno, pero no a Gennaro). Los mineros se burlaban de Gennaro a sus espaldas por su falta de experiencia en el campo; habiendo vivido una vida de clase alta, Gennaro estaba mal equipado para el duro entorno de una mina de ámbar o cualquier trabajo físico al aire libre. No obstante, pudo presenciar la excavación de nuevo ámbar, incluido un valioso espécimen que contenía un mosquito. Rostagno le aseguró a Gennaro que sería imposible lograr que el Dr. Grant abandonara Montana y su investigación paleontológica. Gennaro le transmitió esto a Hammond, quien se negó a aceptar la imposibilidad y voló a Montana él mismo para reclutar a Grant.

Viaje a Isla Nublar (1993)

«No lo creo. (risas) Ustedes venían a defenderme de estos personajes, y el único que esta de mi parte es el abogado chupa-sangre»
John Hammond refiriéndose a Gennaro durante el almuerzo en el Centro de Visitantes [fuente]

El 11 de junio de 1993, Gennaro se reunió con Hammond en Costa Rica para volar a Isla Nublar en helicóptero. Malcolm los acompañó, al igual que los reclutas de Hammond: había logrado convencer al Dr. Grant de que se uniera al equipo prometiendo continuar financiando su investigación, y la colega de Grant, la Dra. Ellie Sattler, también se había unido al grupo. Sattler se especializaba en paleobotánica, el estudio de los restos fosilizados de plantas antiguas. InGen y sus inversores ni siquiera habían considerado contratar a un científico así. Hammond se burló de Gennaro por haber adquirido solo a la “estrella de rock” que era el Dr. Malcolm, considerando que sus adiciones al equipo eran los verdaderos científicos. El helicóptero aterrizó en el helipuerto de Isla Nublar en la parte sur de los valles de la isla, y desde allí tomaron Jeeps en dirección al norte, hacia el Centro de Visitantes. Gennaro viajó con Hammond, recordándole en el camino que tenía la autoridad para cerrar Jurassic Park si él y los inversores a los que representaba no estaban convencidos de que el parque era seguro al final del fin de semana; Gennaro había sido instruido explícitamente para poner fin al proyecto ante cualquier señal de problemas. Hammond rechazó la amenaza de Gennaro, asegurándole que las medidas de seguridad del parque eran completamente funcionales y que Gennaro estaría realmente impresionado por lo que la instalación tenía para ofrecer.

Gennaro pudo ver de primera mano la promesa de Hammond poco después. De camino al complejo de visitantes, pasaron por un gran campo abierto con un abrevadero, y Hammond hizo detener a los conductores. Cruzando el campo hacia un grupo de eucaliptos había un Brachiosaurus completamente desarrollado, de más de quince metros de altura. Cerca había un par de animales más de tamaño similar, junto con una manada de Parasaurolophus. Después de haber visto todo el potencial de Jurassic Park, Gennaro abandonó cualquier objetivo de cerrar el parque. En cambio, se convirtió en su partidario más ferviente en el grupo de patrocinio.

Gennaro y John Hammond contemplan el proceso de des-extinción, Isla Nublar (6/11/1993)

Hammond los llevó a todos al Centro de Visitantes para darles el recorrido introductorio que se mostraría a los visitantes una vez abierto el parque, llevándolos a través de la impresionante rotonda central del Centro hacia un teatro. Aquí, vieron un cortometraje que explicaba el proceso de des-extinción y se les dio un vistazo del laboratorio. Gennaro inicialmente asumió que los científicos que estaban viendo eran personajes animatrónicos (aunque pronunció mal el término como "animaerotica", que por supuesto es algo completamente diferente), pero Hammond le informó que Jurassic Park no usaba tecnología animatrónica. Todo lo que estaba viendo era real; esos eran científicos reales que realizaban la investigación que permitió que el parque funcionara. Los científicos del grupo turístico, queriendo ver el laboratorio en persona, dejaron el viaje a pesar de la insistencia de Hammond y Gennaro de que permanecieran a bordo durante todo el espectáculo; el recorrido se desvió al laboratorio. Se reunieron con el genetista jefe de InGen, el Dr. Henry Wu, y tuvieron la suerte de observar el nacimiento de un Velociraptor, la última incorporación a la colección de animales del parque.

El Dr. Grant quiso ver a las rapaces adultas, y Hammond aceptó de mala gana. Estos animales habían causado numerosos problemas en el parque, uno de los cuales fue el incidente que requirió la investigación en primer lugar. Gennaro y los demás se reunieron con Robert Muldoon, quien había presenciado personalmente el ataque fatal de las rapaces contra el trabajador y ahora abogaba por la eutanasia de toda la especie. Él alimentó las preocupaciones de los científicos sobre la seguridad del parque al explicar la inteligencia y los comportamientos depredadores de las aves rapaces, que él consideraba una gran amenaza para la seguridad. Finalmente, el grupo estuvo presente para ver la hora de la alimentación, en la que se les dio a las rapaces un toro vivo para comer.

Donald Gennaro y el grupo de patrocinio debaten la ética de Jurassic Park

Hammond invitó al grupo a almorzar en el Centro de Visitantes, aunque la mayoría de los miembros del grupo habían perdido el apetito después de ver comer a las rapaces. Gennaro, a estas alturas, era el único invitado que todavía estaba entusiasmado con el parque, principalmente por lo enormemente rentable que podía ser para los inversores de InGen. Sugirió cobrar hasta US $ 10,000 por visitante al día para permanecer en el parque, creyendo sinceramente que la gente pagaría tales cantidades para ver lo que InGen había creado aquí. Hammond se opuso a esta sugerencia, afirmando firmemente que el parque no era solo para los "super ricos", y que todos en el mundo tenían derecho a disfrutar de esos animales. Los tres científicos se mostraron mucho más escépticos, citando varias de las características del parque como problemas no resueltos que podrían evolucionar a problemas mayores si no se resolvían. Malcolm se quejó de la falta de supervisión y regulación científica de InGen, Sattler notó plantas venenosas en las instalaciones para visitantes y Grant mencionó el hecho de que los comportamientos de los dinosaurios aún no se entendían bien, ya que nunca antes se los había observado vivos. Gennaro era, en este punto, el único partidario de Hammond, aunque este no lo apreció ya que su apoyo dependía de la rentabilidad del parque y no de la visión de Hammond.

Para convencer a los científicos de la seguridad del parque, Hammond había programado un recorrido completo por el las instalaciones ese día. Junto a ellos estaban sus dos pequeños nietos, Lex y Tim Murphy, que representaban un importante grupo demográfico de la audiencia objetivo del parque. Gennaro abordó uno de los Ford Explorers eléctricos, tomando el vehículo principal, junto con los dos entusiastas niños. Los científicos abordaron el vehículo trasero. Estaba ansioso por ver las instalaciones y los animales del parque, y tenía esto en común con los niños (aunque no por las mismas razones). Los vehículos turísticos estaban automatizados, por lo que no había conductores; los pasajeros fueron enviados para el viaje por el programa que los ingenieros del parque habían desarrollado. La mayoría del personal del parque partía en barco. para el fin de semana de esa tarde.

Desafortunadamente, la gira fue un poco decepcionante. El primer dinosaurio que se suponía que iban a ver, un pequeño carnívoro venenoso llamado Dilophosaurus, no apareció. La atracción estrella del parque, el Tyrannosaurus rex, tampoco hizo acto de presencia, a pesar de que el ingeniero jefe del parque, Ray Arnold, envió una cabra al comedero del prado para tratar de sacar al animal del bosque. En el Explorer, Lex expresó su preocupación por la seguridad de la cabra y señaló que era vegetariana; Gennaro no compartió su preocupación. Con el tiranosaurio oculto a la vista, la gira continuó.

Mientras pasaban por el borde de un campo, el Dr. Grant abandonó repentinamente el vehículo trasero, seguido por la Dra. Sattler y luego el Dr. Malcolm; Gennaro y los niños los siguieron cuando el recorrido se detuvo. Gennaro estaba preocupado por entrar al campo, ya que estaba marcado por una simple valla como área de recinto, pero Grant continuó liderando el camino; había visto un Jeep estacionado en el campo y había salido a investigar. Oyeron a un animal cerca y se encontraron con un Triceratops. Afortunadamente, Muldoon había tranquilizado al animal para que el veterinario jefe del parque, el Dr. Gerry Harding, pudiera tratarlo por una enfermedad no identificada. Esto permitió a Gennaro y los demás ver de cerca a un dinosaurio por primera vez, y fue tan impresionante como todos habían imaginado. Finalmente, los científicos empezaron a quedar asombrados por el parque, como habían esperado Gennaro y Hammond.

Incidente

Mientras la Dra. Sattler intentaba ayudar al Dr. Harding a diagnosticar al animal enfermo con la ayuda de los demás, Gennaro se mantuvo a distancia, ya que no era apto para el trabajo de campo. Durante este desvío, una tormenta tropical llegó a las costas de Isla Nublar; un rayo sobresaltó a Gennaro e insistió en que regresaran a los vehículos. Sattler se quedó con Harding para terminar el trabajo mientras los demás se dirigían a los Exploradores mientras una fuerte lluvia comenzaba a caer sobre la isla. Ray Arnold desvió la ruta para regresar por su ruta original, en lugar de seguir adelante, y el resto de la gira se retrasó hasta el día siguiente.

Cuando los vehículos pasaron por el recinto de tiranosaurios en su camino de regreso al Centro de Visitantes, se perdió la energía y el programa de la gira se detuvo. Las comunicaciones también se interrumpieron, y un registro de Grant en el vehículo trasero confirmó que lo mismo sucedía en el automóvil que Grant compartía con Malcolm. Esto hizo imposible llamar al Centro de Visitantes y alertar al personal sobre el problema. Gennaro sugirió que se quedaran quietos, esperando que pasara la tormenta o que volviera la energía. Mientras esperaban, los niños aburridos investigaron el auto; Tim descubrió un par de gafas de visión nocturna con las que empezó a jugar, pero Gennaro expresó su disgusto (ya que probablemente eran caras).

Gennaro intentó de descansar, pero fue despertado por un sonido retumbante. Aprensivo, esperaba que fuera algún signo de que la energía se reiniciara, pero los niños pronto notaron que la cabra ya no estaba atada a su correa en el comedero. Momentos después, su pierna desprendida aterrizó en el techo solar del vehículo y fueron testigos de cómo el Tyrannosaurus se tragaba su presa. Con el corte de luz, la cerca eléctrica quedó desactivada; vieron el brazo del tiranosaurio rozar la cerca mientras comía, y el animal se dio cuenta de que ya no estaba limitado a su recinto. Gennaro entró en pánico, huyó desesperadamente del vehículo en un ataque de terror y dejó a los niños atrás. Se escondió en la letrina del área de descanso; las paredes de paja y el techo eran demasiado endebles como para proporcionar una protección real aparte de simplemente esconderlo, pero ya no pensaba racionalmente.

Muerte

Momentos finales de Gennaro

Permaneció escondido en un cubículo del baño mientras ruidos horribles atravesaban el sonido de la tormenta en el exterior: crujidos y vibraciones metálicos, bramidos de animales primigenios, gritos y chillidos. Después de unos minutos, el sonido familiar y la sensación de pasos pesados ​​se acercaron rápidamente al escondite de Gennaro. Incoherentemente pronunció una oración rápida, pero no encontró ninguna absolución. El baño fue golpeado desde afuera y sus paredes colapsaron, el techo de paja se derrumbó alrededor de Gennaro. Solo el inodoro quedó en pie. Gennaro vio al depredador de doce metros que estaba de pie sobre él. Demasiado asustado para siquiera intentar huir, Gennaro solo tuvo unos segundos para prepararse antes de que esa boca descendiera sobre él, agarrando su cuerpo y levantándolo del suelo. El tiranosaurio, habiéndosele negado formas de entretenerse durante años, sacudió el cuerpo de Gennaro de un lado a otro con un efecto letal, literalmente volando en pedazos. Sus restos destrozados quedaron esparcidos entre las ruinas de la letrina.

Legado

El cuerpo de Gennaro, o lo que quedó de él, fue descubierto más tarde por Muldoon y la Dra. Sattler mientras buscaban sobrevivientes en el lugar del ataque. Recuperaron al Dr. Malcolm, que estaba herido, y descubrieron que el Dr. Grant y los niños habían escapado, andentrándoce en el parque. Al día siguiente, los miembros sobrevivientes del grupo lograron restaurar el poder eléctrico de Jurassic Park, pero en ese momento el daño era irreparable. Varias otras muertes siguieron a la de Gennaro, incluidos Arnold y Muldoon. Sus restos probablemente nunca fueron recuperados de la isla, ya que su cuerpo estaba hecho pedazos; para cuando se investigó la isla al año siguiente, los animales carroñeros y la descomposición lo habrían reducido a huesos esparcidos.

La familia de Gennaro demandó a InGen por US $ 36,5 millones después de enterarse de su muerte. Al igual que el trabajador cuya muerte estimuló la investigación, lo más probable es que InGen haya encubierto la verdadera causa de su muerte, tal vez atribuida a un accidente durante la tormenta tropical. Esta fue solo una de varias demandas dirigidas a InGen después del incidente, y la fuerza combinada de todo este litigio y pago hizo que la compañía experimentara una crisis financiera. En última instancia, esto terminó con el despido de Hammond, un intento fallido por parte de Peter Ludlow de salvar la empresa, y la compra de InGen por parte del conglomerado indio Masrani Global Corporation.

Canon Literario

Jurassic Park

Donald Gennaro era abogado de Cowan, Swain & Ross, un bufete de abogados de San Francisco que ayudó a John Hammond a fundar la corporación InGen al principio de su carrera. Fue enviado a Isla Nublar para inspeccionar la seguridad de Jurassic Park, mientras que su esposa, Elizabeth, se enojó porque tuvo que perderse la fiesta de cumpleaños de su hija.

Durante el paseo del parque se sentó en el mismo automóvil que el Dr. Alan Grant, Ellie Sattler e Ian Malcolm. Cuando el grupo visita al Stegosaurus enfermo y tiene que regresar, se queda con Ellie, que quiere investigar más a este dinosaurio.

Después de que la Tyrannosaurus rex ha atacado los autos, él se une a Robert Muldoon, quien planea salvar a los sobrevivientes. También se une a Muldoon cuando tiene que acabar con el T-Rex cerca del río, y cuando Muldoon tiene que proteger el Centro de Visitantes contra un ataque de Velociraptors mientras le da tiempo a John Arnold para reiniciar el poder principal. Cuando Arnold aparentemente falla, el propio Gennaro intenta reiniciar el poder. Cuando consigue su, es emboscado por un Velociraptor, con quien pelea antes de ser obligado a subir a un camión por él y un Procompsognathus, donde permanece hasta que Alan vuelve a reiniciar el poder. Después de que los dos reinician el poder, encuentran a Tim y Lex es perseguido por más Velociraptors. Gennaro los lleva a un lugar seguro mientras Grant lucha contra las Raptors. Una vez que Alan los mata, llevan a Tim para reiniciar los sistemas antes de llamar a un barco que tenía Velociraptors juveniles polizones para que no aterrice en el puerto. Gennaro se ve obligado a unirse a Alan y Ellie en el nido de Velociraptors cerca del final de la novela. Al final, él escapa de la Isla Nublar junto con los otros supervivientes.

The Lost World

Se menciona a Gennaro que murió de disentería durante un viaje de negocios. Esto no debe confundirse con el incidente de InGen; Gennaro murió en otro viaje de negocios.

Descripción

Donald Gennaro es interpretado por Martin Ferrero. Se basa muy libremente en el personaje homónimo de la novela original de Michael Crichton, pero prácticamente todos los aspectos de su personalidad y motivos fueron alterados para la película. Otro aspecto en el que difieren ambas versiones del personaje es en la apariencia física; el Gennaro de la novela es descrito como un hombre robusto y musculoso de unos treinta y cuatro o treinta y cinco años de edad.

El empleo en un bufete de abogados respetado indica que Gennaro era un abogado calificado, y parece que los abogados principales del bufete confiaban personalmente en él. Se le asignó la tarea de investigar Jurassic Park y se confiaba en que fuera un asesor legal útil para la Junta Directiva de InGen en la selección de miembros para la gira de patrocinio. Por el momento, se desconoce exactamente qué tipo de abogado era Gennaro, o si estaba calificado como abogado (aunque lo estaba en la novela original), pero parece que estaba bastante familiarizado con la ley de inversiones, las demandas por homicidio culposo y las normas de seguridad. Estaba seguro de que si encontraba algún problema en Jurassic Park, podría cerrar la operación de la noche a la mañana.

La principal debilidad de Gennaro en términos de su capacidad para ejercer la abogacía era el dinero. Durante el incidente de 1993, llegó a Isla Nublar con todas las intenciones de cerrar Jurassic Park para siempre, pero rápidamente cambió de opinión al darse cuenta de lo lucrativo que podría ser el parque y cuánto dinero les reportaría a los inversores de InGen. Abandonó su objetivo original y en su lugar trató de mantener el parque en camino para abrir. El creía que esto era en el mejor interés financiero de sus clientes y, por lo tanto, de él mismo, lo que contrasta con su homologo del canon literario, que iba en nombre de las instrucciones que le había dado su supervisor, Daniel Ross, en el bufete de abogados, quien le había dado instrucciones de quemar metafóricamente el parque si mostraba signos de deterioro.

Personalidad y Rasgos

Gennaro fue ante todo un capitalista, y su política se centró principalmente en la economía. Estas creencias fueron moldeadas por su estilo de vida de clase alta, así como por su profesión en derecho de inversiones. Sus prácticas y clase social sugieren que tenía puntos de vista centristas o conservadores, pero no discutió abiertamente la mayoría de sus creencias fuera de la economía. Parecía tener una comprensión deficiente de las clases sociales más bajas en general, mostrando ineptitud entre los trabajadores del comercio y los trabajadores físicos, además de creer que la gente pagaría más de diez mil dólares estadounidenses por día para alojarse en un parque de animales exóticos.

Gennaro no parecía tener amigos cercanos, y todas sus relaciones se basaban en negocios o leyes. Su habilidad para llevarse bien con la gente estaba ligada en gran parte a su personalidad muy suave; incluso cuando amenazó a otros con consecuencias legales, fue cordial al respecto. Gennaro fue capaz de tolerar bien los insultos, lo que le sirvió como abogado, ya que a menudo tenía que trabajar junto a personas con las que estaba en oposición. Sin embargo, dificilmente le agradaba a la mayoría de la gente, ya que tenía pocas cualidades redentoras y muchos lo encontraban irritante. Esto fue especialmente evidente cuando interactuó con la gente de la clase trabajadora; tenía poca o ninguna experiencia en el mundo de los obreros. El guión de Jurassic Park describe su aparición durante su reunión en la mina Mano de Dios como "la idea de un hombre de ciudad de ropa de montaña y un corte de pelo de cien dólares".

Inicialmente, Gennaro tenía poco conocimiento de la des-extinción, ya que no tuvo acceso a Isla Nublar hasta el momento en que fue enviado allí para representar a los inversores de InGen en la investigación de Jurassic Park. No está claro cuándo se enteró de que InGen había devuelto la vida a animales extintos a través de la ingeniería genética, o qué pensaba de ella. Cuando se le asignó esta tarea, su objetivo era cerrar Jurassic Park, ya que InGen se enfrentaba a una demanda por homicidio culposo de gran tamaño por parte de la familia de un trabajador que había sido asesinado durante la construcción. Al presenciar los productos de la investigación de InGen de primera mano, Gennaro rápidamente se dio cuenta de que la des-extinción podría ser un negocio extremadamente rentable. Ya no interesado en cerrar el parque, Gennaro se convirtió en su más ferviente partidario en el grupo turístico, sugiriendo que podrían cobrar a los visitantes precios exorbitantes por ver los animales (esta recomendación fue rechazada por Hammond). A pesar de su cambio de opinión, Gennaro finalmente logró su objetivo original de cerrar el parque al ser una de las víctimas del incidente de 1993. La demanda de su familia fue una de las más caras a las que se enfrentó InGen.

Relaciones

Familia: La mayoría de las relaciones familiares de Donald Gennaro se desconocen. Parece haber gosado de una buena situación financiera toda su vida, sin tener experiencia real en el trabajo manual y considerando que ese mundo del trabajo no le resultaba familiar. Después de su muerte, su familia demandó a InGen por treinta y seis millones de dólares.

Dr. John Hammond: Como representante de los inversores de InGen, Gennaro trabajó con el director ejecutivo de la empresa, el Dr. John Hammond, para determinar si Jurassic Park era viable. Se desconoce el alcance de su relación comercial antes de esto, pero se da a entender, según el diálogo de Gennaro, que él y Hammond se conocían bastante. En la versión del canon literario de Jurassic Park, Gennaro ayudó a Hammond a fundar InGen a través de consorcios de inversión, lo que significa que habrían trabajado juntos durante muchos años. Si este es el caso en el canon cinematográfico, entonces Hammond y Gennaro se habrían conocido desde 1975. En cualquier caso, para 1993 solían dirigirse el uno al otro por el nombre de pila.

A Hammond, sin embargo, no le agradaba Gennaro. No le gustaban los abogados en general, ya que la regulación gubernamental y las investigaciones legales obstaculizaban el progreso empresarial. Los sentimientos de Gennaro hacia Hammond parecen haber sido mucho más ambivalentes; Hammond era tanto una fuente de riqueza como de irritación para Gennaro. Por un lado, la compañía de Hammond tenía muchos inversores adinerados que pagaron a Gennaro para que los representara ante InGen. Por otro lado, Hammond era un empresario mucho más exentrico de lo que Gennaro prefería, favoreciendo la extravagancia y el espectáculo dramático en lugar de prácticas comerciales duras y razonables. También estaban en desacuerdo con el procedimiento operativo del parque; aunque ambos eran capitalistas, Gennaro era más conservador que Hammond y había sugerido cobrar precios exorbitantes a los huéspedes. Hammond tenía un sentido más de nobleza, creyendo que, dado que tenía los medios para crear Jurassic Park, era su deber hacer que sus maravillas fueran accesibles a la persona promedio. Hammond insultaba a Gennaro abiertamente (refiriéndose a él como un "abogado chupa-sangre"), lo que Gennaro toleraba debido a su relación comercial. Hammond también canceló una reunión con Gennaro antes de la inspección de junio de 1993 sin avisarle.

A su llegada a Isla Nublar, Gennaro tenía toda la intención de cerrar Jurassic Park debido a problemas de seguridad. Sin embargo, una vez que vio las atracciones vivientes del parque, cambió de opinión por completo. Creía que tenía tal potencial que sería una tontería por parte de los inversores abandonarlo; a pesar de la relación inestable entre él y Hammond, se convirtió en un firme partidario del parque. Desafortunadamente, terminaría convirtiéndose en parte de la razón por la que se cerró. Después de que el sistema eléctrico fuera saboteado y las medidas de seguridad fallaran, Gennaro quedó aterrorizado por la repentina aparición de la Tyrannosaurus del parque durante la tormenta que asotaba la isla y huyó de la seguridad del vehículo turístico. Su movimiento atrajo al tiranosaurio fuera de su recinto, provocando el caos y su propia muerte. Después de esto, su familia demandó a InGen, empujando a la compañía hacia la bancarrota y, eventualmente, costándole a Hammond su puesto como CEO.

Juanito Rostagno: Poco antes del incidente del 11 de junio de 1993, Gennaro debía reunirse con Hammond en la mina de ámbar Mano de Dios, en la República Dominicana. También se reunió con ellos el propietario de la mina, el geólogo Juanito Rostagno, quien trabajó en colaboración con Hammond. Sin embargo, Hammond canceló la reunión para poder estar con su hija durante su divorcio. Le dijo a Rostagno sobre esto, pero no informó a Gennaro, lo que provocó que el abogado se presentara solo.

El propósito de la reunión fue discutir la contratación de un paleontólogo para la operación de respaldo de Jurassic Park. Gennaro se presentó a la mina con ropa elegante, para diversión de Rostagno y sus empleados, que se burlaron de él; uno de los empleados incluso apostó (en español, que Gennaro no hablaba) a que el hombre de la ciudad tropezaría y se caería mientras subía una colina. Gennaro habló con Rostagno sobre el respaldo y cómo se había logrado contratar al Dr. Ian Malcolm, pero la Junta y los inversores querían al Dr. Alan Grant. Rostagno le aseguró a Gennaro que nada convencería a Grant de dejar su investigación en Montana. Mientras hablaban, Gennaro pudo ver de primera mano cómo se extraía el ámbar de la mina.

Miembros del grupo de respaldo: Cuando un empleado de InGen llamado Jophery Brown fue mutilado hasta la muerte por un Velociraptor, la Junta Directiva detuvo la construcción importante en el parque y exigió que expertos externos le dieran su respaldo para apaciguar a los preocupados inversionistas. Gennaro pudo contratar al Dr. Ian Malcolm, un famoso matemático y conferencista que se especializó en la teoría del caos; las teorías de Malcolm lo llevaron a ser muy respetado como analista de riesgos, y se creía que podría evaluar las responsabilidades del parque. Sin embargo, la junta directiva consideró a Malcolm "demasiado moderno" y realmente había querido contratar al paleontólogo Alan Grant, cuya área de especialización fue la paleontología de terópodos. También había planes para contratar a un geólogo para que asesorara sobre la planta de energía geotérmica del parque, pero Gennaro recomendó que se revocara la invitación del geólogo, y la Junta cumplió.

En última instancia, fue Hammond quien convenció al Dr. Grant de unirse al equipo, y también extendió la invitación a la colega y pareja romántica de Grant, la paleobotánica Ellie Sattler. Gennaro se reunió con los tres científicos en el vuelo a la isla; tenía poco en común con la mayoría de los científicos, aunque estaba de acuerdo con el cinismo de Malcolm sobre la viabilidad del parque. Esto cambió a su llegada: una vez que vio los dinosaurios por sí mismo, Gennaro apoyó incondicionalmente al parque, ya que creía que sería inmensamente rentable y una bendición para los inversores que representaba. Se mantuvo positivo sobre el futuro de Jurassic Park incluso después de presenciar a los problemáticos Velociraptores y escuchar el testimonio de Muldoon sobre su inteligencia y problemas de comportamiento. Los científicos, por otro lado, fueron más duros al respecto; Malcolm había tenido dudas de la biabilidad del parque desde el inicio, y ahora los doctores Sattler y Grant empezaban a ponerse de su lado.

Antes de emprender una gira, a Gennaro se le unieron dos miembros más del grupo que sí tenían una visión positiva del parque: los nietos de Hammond, Lex y Tim Murphy, quienes fueron traídos a la isla para mantenerlos alejados del divorcio de sus padres. Durante el recorrido, Gennaro terminó viajando con los dos niños en uno de los vehículos mientras los científicos ocupaban el otro (esto fue intencional por parte del Dr. Grant, a quien no le gustaba interactuar con los niños). Compartió su interés en el parque y sus atracciones biológicas, pero si bien su interés obviamente estaba motivado por el dinero, los niños estaban más inocentemente emocionados de ver a los dinosaurios. En el recorrido, los niños y Gennaro solo interactuaron un poco, pasando la mayor parte del tiempo cautivados por el parque y las posibilidades que representaba. Por lo demás, los niños tenían más energía de lo que Gennaro estaba preparado para manejar, y estos encontaron a Gennaro bastante aburrido.

Tomaron los mismos vehículos de regreso al Centro de Visitantes después de que el recorrido tuvo que ser pospuesto debido a las inclemencias del clima, dejando a Gennaro con los chicos cuando los vehículos se detuvieron durante un apagón. En ese momento, Sattler ya no estaba con el grupo, ya que se había quedado con el veterinario Gerry Harding ataendiendo a una Triceratops enferma. Mientras esperaban que las condiciones de mejoraran, Tim recuperó unas gafas de visión nocturna del vehículo, pero Gennaro le indicó que las dejara donde las encontró ya que probablemente eran caras, pero Tim lo ignoró. Mientras esperaban, el Tyrannosaurus del parque apareció y Gennaro, aterrorizado, huyó del vehículo. Esto dejó a los niños solos, y sus movimientos llamaron la atención del animal e hicieron que saliera de su recinto para investigar. Las acciones de Gennaro pueden haber puesto en peligro a los otros miembros del grupo; si hubiera permanecido en el Explorer, el tiranosaurio podría no haber notado que los vehículos tenían personas en ellos. En cambio, se centró en el Explorer del que había huido y amenazó a los niños. Esto obligó a los doctores Grant y Malcolm a intervenir, distrayendo al animal para rescatar a los niños. Malcolm atrajo al Tyrannosaurus con una bengala, pero terminó siendo embestido por el animal hacia la letrina donde se escondía Gennaro. Malcolm resultó gravemente herido y Gennaro quedó expuesto, para ser posteriormente asesinado. Su muerte le dio a Grant algo de tiempo para llegar a los niños y protegerlos, y probablemente salvó a Malcolm de ser asesinado (Malcolm había quedado inconsciente en el ataque).

Personal de InGen: Si bien Gennaro probablemente trabajó con otros miembros de InGen (como el cofundador de la empresa, Benjamin Lockwood, y miembros de la Junta, incluido Peter Ludlow), sus relaciones con ellos no son bien conocidos. No había trabajado en estrecha colaboración con los empleados de Jurassic Park, ya que nunca estuvo en Isla Nublar antes del incidente de 1993. Sus actividades lo afectaron indirectamente a través de los inversores de InGen. Un incidente a principios de junio provocó la muerte del trabajador Jophery Brown, lo que llevó a la necesidad de un respaldo externo de Jurassic Park para apaciguar a los inversores que eran clientes de Gennaro.

Durante su visita a la isla, conoció brevemente a algunos trabajadores del parque, así como algunos de los miembros de alto rango de InGen en el proyecto. Estos incluyeron al genetista jefe Henry Wu, al guardabosques Robert Muldoon y al veterinario jefe Gerry Harding. Si bien no conoció a otros miembros del personal personalmente, el recorrido que realizó por el parque fue supervisado por el ingeniero jefe Ray Arnold y el programador en jefe Dennis Nedry. Arnold se comunicó con ellos en ocasiones durante el recorrido, como cuando les explicaron que iban a intentar atraer al Tyrannosaurus con una cabra. Nedry, en cambio, no se comunicó con ellos en absoluto, pero fue él quien saboteó el parque y puso en peligro sus vidas. Habiendo quedado insatisfecho con el trabajo extra que tenía que hacer sin pago adicional, así como con la falta de respeto de sus superiores, había aceptado un soborno para robar secretos comerciales de InGen desactivando los sistemas de seguridad para evitar ser detectado. Su plan falló, lo que resultó en su propia muerte, pero Gennaro fue la primera víctima verdadera del incidente que causó.

La demanda por homicidio culposo de la familia de Gennaro, junto con otras demandas relacionadas con el incidente, perjudicó a todos los empleados de InGen al provocar una crisis financiera en la empresa. Mucha gente perdió sus trabajos y los que se quedaron (como el Dr. Wu) lucharon durante años hasta que se compró la empresa.

Cómics

  • Jurassic Park
    • Jurassic Park #0: Genesis: En este número precuela de la adaptación cómic para la primera película, Donald Gennaro es un abogado invitado, dos veces, a visitar Jurassic Park. Constantemente parece no estar muy impresionado con lo poco que está viendo durante la producción del parque temático.
    • Jurassic Park #1: Mientras acompaña al Dr. Alan Grant, Ellie Sattler e Ian Malcolm en su gira por el parque, Donald observa en numerosas ocasiones cómo las impresiones de quienes ven el parque (tanto de estos doctores como él mismo) afectaran el destino de Jurassic Park.
    • Jurassic Park #3: Cuando las vallas de seguridad se desactivan y la Tyrannosaurus rex escapa, Gennaro abandona a los nietos de Hammond, Tim y Lex, en el auto donde se encontraban y corre despavorido hasta un baño cercano, donde dentro se encoge de miedo escondiéndose. Finalmente, la T-Rex procede a comérselo después de que destruye las instalaciones; irónicamente, Gennaro había visto nacer a este mismo dinosaurio en su visita anterior y no estaba impresionado, evocando a Hammond para decirle que "algún día, ¡este pequeño individuo podría sorprenderte!"

Videojuegos

  • Jurassic Park (NES)/Jurassic Park (SNES): Aunque el propio Gennaro no aparece físicamente, el jugador necesitara su tarjeta de identificación, que se encuentra en el sótano del cobertizo de servicios públicos Nublar.
  • LEGO Jurassic World (PC, N. Switch, PS3, PS4, PS Vita, telefonía móvil, Wii U, X360, X-ONE, 3DS): Cuando la Tyrannosaurus rex se libera, Gennaro se esconde en el baño (como en la primera película) e intenta construir una pared para protegerse. La Tyrannosaurus derriba el baño y, aunque Gennaro intenta defenderse con un cepillo de baño, se lo come. La Tyrannosaurus abre brevemente su boca, revelando a Gennaro, todavía vivo, y comienza a limpiarse los dientes con el cepillo. Al final de la parte basada en la primera película, ella desarrolla problemas de estómago y lo vomita aún vivo de manera cómica, por lo que él se ofrece a continuar lavándole los dientes por ella. Más tarde, la T-Rex lo escupe y se une a Muldoon y Nedry para huir de los dinosaurios cuando Grant, Ellie, Malcolm, Lex, Tim y Hammond abandonan la Isla Nublar en helicóptero. Más tarde en el segmento de Jurassic World, se revela que él, junto con Muldoon y Nedry, le crecieron barbas gris de tanto tiempo que se han refugiado dentro un Jurassic Park Responder abandonado en el garaje del Centro de Visitantes, apareciendo brevemente después de que los hermanos Gray y Zach pusieran en marcha uno de los viejos vehículos. El actor Martin Ferrero no repite su papel como este personaje; algunos de sus diálogos son regrabados por otro actor.

Otros multimedios

  • Jurassic Park: Donald Gennaro hace una pequeña aparición durante el vídeo musical para esta canción de "Weird Al" Yankovic. Él estaba leyendo un periódico en el baño, cuando aparece la Tyrannosaurus rex y se lo come (luego procede a beber una taza de té y usar hilo dental). Con respecto al dinosaurio que se come al abogado, la canción en ese momento incluye la línea "Bueno, supongo que eso prueba que en realidad no son del todo malos".

Jurassic_Park_Character's_Awful_Realization

Trivialidades

  • El nombre de pila “Donald” deriva del nombre gaélico “Dòmhnall”, que a su vez se deriva del protocelta Dumno-ualos. Se traduce como "poseedor del mundo", aunque una traducción más apropiada es "gobernante del mundo". El apellido “Gennaro” es de origen italiano y proviene del nombre “Januarius” o “January”; hace referencia al culto de Januarius, un obispo del siglo III que ahora es reconocido como el santo patrón de Nápoles.
  • El Donald Gennaro del canon literario y el del canon cinemátográfico son bastante diferentes en muchos aspectos; en la novela, Gennaro está genuinamente preocupado por la seguridad del parque, es una persona honesta y trata de ayudar a los otros personajes. En la película, fue retratado como un hombre codicioso y cobarde, fuera de su profundidad e inútil en una crisis. La mayoría de los cambios se debieron a la aversión popular hacia los abogados. El destino de Gennaro también cambió; mientras que en la película es la primera víctima después del sabotaje, en la novela sobrevive al incidente (aunque luego muere de disentería en un viaje de negocios).
    • El Gennaro del universo filmico tiene más en común con el personaje de Ed Regis, un hombre egoísta y cobarde; su muerte también se debe al ataque de un Tyrannosaurus.
  • El empleo de Gennaro en Cowan, Swain y Ross no se menciona en la película, pero se reconoce en el marketing viral de Jurassic Park: The Game. Si uno llama al número de teléfono de InGen incluido en la caja de edición especial del juego, un mensaje de correo de voz hace referencia a este bufete de abogados como involucrado en las operaciones de InGen en el Pacífico Sur.
  • Gennaro no parece haber sido un hombre especialmente religioso, pero en los momentos antes de su muerte, rápidamente recitó un Ave María algo incoherente. Esto sugiere que al menos había sido criado como cristiano y que, como se creía en peligro mortal, trató de apelar a un poder superior para la salvación. Se desconoce si también trató de expiar sus pecados de codicia, pero en cualquier caso, pagó caro por ellos.
  • En la novela original, Gennaro estaba casado y tenía una hija; dado que su versión de las peliculas es tan diferente, se desconoce si este también es el caso en el canon cinematográfico.

Galería

Advertisement