Jurassic Park Wiki
Advertisement
«"Hacemos el futuro"»
―Lema de InGen

Ingen 36842420 429846057491706 2998623570520702976 n.jpg

Icona ingen.pngInternational Genetic Technologies Inc. (InGen) es una empresa de investigación y desarrollo de biotecnología que se destaca por sus "productos genéticos" y servicios de seguridad. Fue fundada en San Diego, California, por el empresario escocés John Hammond en 1975. InGen es probablemente mejor conocido por su parque temático de des-extinción, Jurassic World, que operó en la isla costarricense de Nublar desde el 30 de mayo de 2005 hasta el 22 de diciembre de 2015, exhibiendo organismos rescatados de la extinción por medio de técnicas avanzadas de ingeniería genética y clonación, desarrolladas por la empresa. En realidad, este parque se basó en un intento anterior, llamado Jurassic Park, que se construyó entre 1988 y 1993 en la misma isla, pero nunca se abrió.

La historia de InGen se ha visto empañada por la controversia relacionada con la bioética y la transparencia. En particular, ha sido objeto de escándalo debido a que su biólogo genético principal, Henry Wu, fue declarado culpable de mala conducta bioética por el Congreso de los Estados Unidos y despojado de sus credenciales. Como la primera empresa en llevar a cabo la des-extinción y la creación de géneros híbridos, la posición de InGen a la vanguardia de la ciencia genética la ha convertido en una de las entidades corporativas más controvertidas a escala mundial.

Desde 1998, InGen es una subsidiaria de Masrani Global Corporation.

Canon Cinematográfico

Historia

Comienzos: 1975-1982

280px-InGenHQ.png

International Genetic Technologies, Inc. fue fundada en 1975 por John Hammond, el primer director ejecutivo y presidente de la compañía, en San Diego, California. En ese momento, el socio comercial de Hammond, Sir Benjamin Lockwood, era el benefactor financiero de la empresa. También puede haber sido financiado en parte por la Fundación Hammond.

El propósito de InGen desde sus inicios fue lograr la des-extinción, la resurrección de formas de vida extintas mediante la ingeniería genética y la clonación. Este objetivo no se declaró públicamente y, en cambio, se mantuvo como un secreto muy bien guardado, conocido solo por aquellos en quienes Hammond y Lockwood confiaban más. Para financiar esta empresa, InGen produjo originalmente productos biológicos de consumo, cuyos detalles son actualmente escasos.

Proyecto Jurassic Park: 1982-1993

En el transcurso de los próximos años, InGen acumuló inversores de todo el mundo. El dinero obtenido de sus inversionistas, así como la fortuna de Lockwood, le permitió arrendar la isla costarricense de Sorna al gobierno de Costa Rica en 1982, estableciéndola como una instalación de investigación clandestina llamada Sitio B. Un año después de esto, InGen utilizó su propiedad en San Diego para comenzar la construcción de un enorme anfiteatro que formaría la pieza central de la creación de Hammond: una combinación de parque temático y zoológico que exhibiría criaturas traídas de la extinción, llamado Jurassic Park.

En 1984, InGen pudo establecerse como un competidor en el sector de la biotecnología frente a rivales como BioSyn Genetics y Mantah Corporation. Las primeras investigaciones se llevaron a cabo en la Residencia Lockwood, donde Lockwood estableció un laboratorio privado utilizando tecnología de vanguardia para el momento. Fue aquí, en 1984, donde tuvo éxito la primera fertilización de prueba de un óvulo artificial; en 1985, InGen avanzó con la investigación de la des-extinción al contratar a la paleogenetista Laura Sorkin. Ese año, la Dra. Sorkin extrajo con éxito ADN antiguo de una inclusión de ámbar en la Mansión de Lockwood.

En relativamente poco tiempo, InGen abrió una oficina en 100 Farallon Road, en Palo Alto, California (número de teléfono (415) 209-5451), así como en toda Europa. La oficina de Palo Alto se convirtió en la sede de la empresa. El Sitio B también creció rápidamente, con instalaciones en construcción para albergar a los empleados y realizar investigaciones genéticas avanzadas. Por otro lado, la construcción se estancó en Jurassic Park a pesar de estar casi terminado. Hammond, que se había enamorado de islas tropicales aisladas como Isla Sorna, optó por abandonar las instalaciones de San Diego para el parque, y en su lugar construirlo también en una isla remota. De regreso a Costa Rica, negoció la incorporación de otra isla llamada Nublar en el contrato de arrendamiento. Esto tuvo éxito e InGen comenzó la reubicación de la gente nativa de la isla, la tribu Tun-Si, al continente. InGen recibió el encargo de satisfacer las necesidades de las personas a las que estaban desplazando, pero se considera que en gran medida han fracasado en este sentido.

En la primavera de 1986, InGen contrató a otro genetista altamente recomendado, el Dr. Henry Wu, recién graduado del MIT. Este mismo año se vio la primera des-extinción exitosa, un Triceratops horridus, que eclosionó en Isla Sorna. La eliminación de la extinción era, en ese momento, un proceso laborioso que involucraba la recolección de cientos de muestras fósiles y su referencia cruzada para secciones compatibles de ADN pertenecientes a la misma especie. La mayoría de las muestras de ADN estaban demasiado deterioradas para ser útiles y las hebras duplicadas no eran beneficiosas, lo que significa que la mayoría de los fósiles no tenían ADN válido. Estas técnicas fueron revolucionadas por el Dr. Wu, quien descubrió que se podían tomar segmentos compatibles de ADN funcionalmente idéntico de organismos modernos y usarlos para reemplazar los segmentos descompuestos de ADN antiguo, creando así un genoma completamente extinto a través de la hibridación. Wu también fue pionero en la contingencia de lisina, un mecanismo para garantizar que los animales fugados no puedan sobrevivir en la naturaleza. Estos logros llevaron a InGen a promover a Wu sobre Sorkin.

Para 1987, el último Tun-Si había sido expulsado de Isla Nublar, dejando la isla abierta al desarrollo. La construcción del nuevo Parque Jurásico comenzó el año siguiente, en 1988, momento en el que varias especies nuevas de animales y plantas habían vuelto de la extinción. Estos incluyeron al impresionante Tyrannosaurus rex, una hembra de esta especie fue enviada de Isla Sorna a Isla Nublar en 1989. Para el personal del parque, Hammond contrató a su antiguo guardaparques, Robert Muldoon, con quien había trabajado antes, así como al ingeniero Ray Arnold, el programador Dennis Nedry, el veterinario Gerry Harding y otros líderes altamente recomendados en sus campos. Obtuvo información sobre el comportamiento y la biología de los dinosaurios financiando a paleontólogos como el Dr. Alan Grant.

Durante la ingeniería de Jurassic Park, se descubrió que algunos de los animales eran marcadamente diferentes de lo que esperaban los científicos de InGen. Las alteraciones más notables se produjeron en Dilophosaurus, que poseía veneno y elaboradas estructuras de visualización de tejidos blandos, y Velociraptor, que demostró niveles alarmantes de inteligencia social y un tamaño corporal aproximadamente el doble del observado en los fósiles. Sorkin creía que esto se debía a que Wu introdujo ADN extraño en los genomas de los animales, aunque el propio Wu se negó a comentar, creyendo que sus métodos eran sólidos.

Hammond e InGen en ese momento creían que Jurassic Park sería un gran éxito, comparable a marcas como Disney. La compañía ya estaba planeando más ubicaciones de parques para después de la apertura del primero; se arrendó una extensión de tierra en las Azores para Jurassic Park: Europa, y se arrendó una isla cerca de Guam para un parque al servicio de Japón. Para 1993, las negociaciones para la propiedad en Beijing estaban en marcha, con la intención de construir otro parque más, al servicio de China.

La construcción en el parque, así como la ingeniería genética, continuaron sufriendo una serie de inconvenientes, lo que hizo que el progreso se ralentizara. Uno de los mayores contratiempos fue la salida de Benjamin Lockwood del proyecto, ya que él y Hammond se separaron amargamente debido a desacuerdos bioéticos con respecto a la moralidad de la clonación humana. A pesar de las dificultades financieras, el parque se acercaba al estado operativo en 1993, cuando un velociraptor mató a un trabajador a principios de junio. Esto paralizo casi por completo el progreso de las operaciones, ya que la Junta Directiva llevó a cabo una investigación. La Junta llegó a la conclusión de que, si el parque tuviera alguna esperanza de apertura, sería necesario contratar a expertos externos para que dieran su apoyo. El consultor legal de la empresa, Donald Gennaro, fue contratado para supervisar esto, contratando al matemático Ian Malcolm para analizar el parque en busca de debilidades. Hammond contrató a su paleontólogo favorito, el Dr. Alan Grant, para proporcionar una perspectiva científica que, con suerte, demostraría la viabilidad del parque. Mientras se reunía con Grant el 7 de junio, también extendió la invitación a la doctora en paleo-botánica Ellie Sattler.

Incidente de Isla Nublar (1993)

Un sabotaje significaría la perdición para Jurassic Park, ya que el programador en jefe, Nedry, no estaba satisfecho con su salario y aceptó un soborno de Lewis Dodgson, de BioSyn, para robar secretos comerciales de Jurassic Park. Eligió el 11 de junio para la fecha de su espionaje corporativo, ya que la mayoría del personal de InGen estaría fuera de la isla durante el fin de semana y el resto del personal estaría preocupado por la gira de patrocinio. Las acciones de Nedry causaron daños a la infraestructura y el software de Jurassic Park, y, en el caos resultante, se produjeron varias muertes, incluido el propio Nedry. A media mañana del 12 de junio, el parque se consideraba irrecuperable y estaba abandonado; se propuso un plan para bombardear la isla con napalm el 13 de junio, pero se canceló. Se asumió que los animales morirían debido a la contingencia de lisina una vez que InGen ya no les suministrara alimentos.

Los años oscuros de InGen: 1993-1997

El desastre de 1993 hizo que InGen cayera en picada, con demandas de las familias de los fallecidos junto con los gastos incurridos por el incidente en sí que le costaron a la compañía al menos $ 215,400,000, antes de tomar en cuenta los pagos posteriores de los medios y los acuerdos en efectivo para comprar el silencio de los ex empleados y sobrevivientes del incidente. Se había obligado a todos los involucrados a firmar acuerdos de no divulgación, pero aún existía la preocupación de que algunos de los sobrevivientes (en particular, el Dr. Malcolm, notoriamente franco) pudieran incumplir estos acuerdos. Con InGen tambaleándose al borde de la bancarrota del Capítulo 11, le tocó a Peter Ludlow mantenerlo estabilizado a través de una determinada estrategia de marketing y un presupuesto frugal.

InGen mantuvo al Dr. Wu a bordo, aunque la Dra. Sorkin fue una de las víctimas del incidente de 1993. Se descubrió, durante un estudio de Isla Nublar en 1994, que los dinosaurios no se habían extinguido, sino que sobrevivían en una especie de ecología artificial en la isla. Ese noviembre, el Dr. Wu fue llevado para estudiar la situación, y descubrió que los animales no solo habían burlado la contingencia de lisina, sino que algunos de sus atributos biológicos anormales eran el resultado de genes funcionales previamente no identificados ubicados en lo que Wu había asumido que era ADN “basura” no funcional que había usado para llenar los vacíos en la secuencia genética de los dinosaurios. Este resultado lo sorprendió y comenzó a investigarlo más para ver si tenía alguna aplicación práctica.

Si bien la investigación de Wu continuó, en beneficio de InGen, la compañía tenía otros problemas con los que lidiar. Como se temía, el Dr. Malcolm violó su acuerdo de no divulgación y habló públicamente sobre Jurassic Park en una entrevista televisiva en 1995. El público no le creyó de inmediato, y Ludlow orquestó una campaña de difamación en su contra al proporcionar información falsa a fuentes de noticias respetadas que afirmaban que Malcolm había aceptado sobornos para hablar en contra de InGen. Esto protegió la reputación de la empresa, pero arruinó la carrera de Malcolm.

En ese momento, el liderazgo de Hammond se consideraba un fracaso. El incidente en Isla Nublar lo había cambiado filosóficamente, y ahora tendía hacia el ambientalismo preservacionista y descuidaba sus deberes como CEO. La presencia de InGen en Isla Sorna se redujo considerablemente y luego se revocó por completo en 1995 debido al huracán Clarissa. Los animales allí se dejaron vagar bajo la creencia de que morirían. InGen volvió a sufrir en 1996 debido a una demanda colectiva del pueblo de Costa Rica por las lesiones sufridas durante el proceso de limpieza de 1994; InGen recibió la orden de la Corte Superior de Costa Rica de pagar diez millones de dólares. La Junta buscaba cada vez más razones para destituir a Hammond, y Ludlow pretendía ser su reemplazo.

Peter Ludlow y la Junta presiden la Resolución Corporativa 213C de InGen, diciembre de 1996.

Tuvieron su oportunidad a fines de 1996. Ese diciembre, Isla Sorna fue visitada por la adinerada familia Bowman; mientras que en la costa norte de la isla, su pequeña hija, Cathy, fue atacada por un grupo de Compsognathus y resultó gravemente herida. Cuarenta y ocho horas después, otra demanda estaba dirigida a InGen, ya que los Bowman se enteraron de que Isla Sorna era propiedad de la empresa (y probablemente habían escuchado las historias de Malcolm sobre la des-extinción en el área). Si bien su silencio fue comprado como las otras víctimas antes que ellos, colocó a InGen peligrosamente cerca de la bancarrota, amenazando con deshacer todo el trabajo que Ludlow y el resto de InGen habían realizado para salvar la compañía después de 1993. Se llevó a cabo una reunión de emergencia de la Junta y se aprobó la Resolución Corporativa 213C: el despido de John Hammond de los cargos de CEO y Presidente, con Peter Ludlow asumiendo esos cargos y asumiendo sus funciones. Este cambio se finalizó el 26 de mayo de 1996.

A principios de 1997, Ludlow comenzó a trabajar para completar Jurassic Park: San Diego y armar un equipo para capturar a los animales sobrevivientes de Isla Sorna para poblar la instalación. Henry Wu también hizo contribuciones significativas a InGen ese año, trabajando con su personal de genética para sintetizar un nuevo género y especie de planta con flores. Como resultado, se obtuvo el primer ejemplo de especiación híbrida artificial, bautizado como Karacosis wutansis por la Sociedad Internacional de Genetistas el 21 de mayo. Esto despertó el interés de Simon Masrani, director ejecutivo de Masrani Global Corporation y amigo de John Hammond; se cree que esto sucedió cuando Masrani comenzó a considerar la compra de InGen.

Con Hammond fuera del camino, Ludlow puso su plan en acción. Utilizando buque de carga SS Ventura, el equipo de personal de seguridad de InGen y expertos externos, se embarcaron hacia Isla Sorna. La noche después de tocar tierra, Ludlow realizó una teleconferencia con la Junta y los patrocinadores extranjeros de InGen para demostrar su éxito. Sin embargo, la transmisión se interrumpió, lo que aisló a Ludlow y su equipo del resto de la empresa durante las siguientes veinticuatro horas. Su misión había sido saboteada por activistas de los derechos de los animales empleados por Hammond, incluido el Dr. Malcolm; los animales capturados fueron liberados intencionalmente. Durante el transcurso del día siguiente, los sobrevivientes del incidente se vieron obligados a cooperar para llegar a la Villa de los Trabajadores en las profundidades de la isla, donde el activista de Hammond, Nick Van Owen, hizo contacto por radio con la base de InGen para su rescate. Cuando llegó el rescate del Ventura, encontraron que el principal cazador de Ludlow, Roland Tembo, había tranquilizado a un Tyrannosaurus macho que había atacado el campamento en defensa de su descendencia. Tanto el padre como la cría fueron recogidos por InGen y transportados a San Diego, el adulto en el Ventura y el juvenil en un jet. Con estos animales, aún había alguna esperanza de que Jurassic Park: San Diego pudiera abrir y salvar la empresa.

En las horas previas al amanecer, Ludlow celebró una conferencia de prensa en el complejo costero de InGen mientras esperaba que llegara el Ventura. El tiranosaurio juvenil ya estaba en el anfiteatro, habiendo sido traído allí encubiertamente mientras la prensa se reunía en el puerto. Durante la conferencia de prensa, el barco llegó antes de lo previsto y no respondió a los intentos de comunicación. El barco chocó con el muelle y se descubrió que había sido el lugar de un violento enfrentamiento entre el animal y la tripulación. Los sobrevivientes explicaron que el tiranosaurio había recibido una sobredosis de carfentanil y luego una sobredosis de naltrexona, esto en un esfuerzo por evitar que cayera en coma. En su estado alimentado por las drogas, se había liberado accidentalmente de su jaula y atacó a la tripulación; fue capaz de escapar del Ventura y abrirse paso confusamente en la ciudad.

Ludlow estuvo dispuesto a eliminar al adulto, ordenando al Departamento de Policía de San Diego que lo matara; mientras tanto, el Dr. Malcolm y su pareja romántica, la Dra. Sarah Harding, que también había sido empleada por Hammond, se llevaron al bebé de Jurassic Park. Los científicos atrajeron al adulto a la bodega de carga del Ventura usando al juvenil, luego saltaron del barco para evadir la captura. Ludlow, después de haberlos perseguido hasta el barco, sin darse cuenta de que el adulto también los perseguía, fue asesinado.

Adquisición por Masrani: 1997-2002

El incidente de San Diego habría sido un golpe mortal para InGen si Simon Masrani no hubiera intervenido. Habiéndose interesado en comprar la empresa, presagió su momento mientras InGen y Hammond trabajaron con el gobierno de los EE. UU. para redactar el Proyecto de Ley de Negligencia Ética en la Resurrección Paleogenética, que prohibiría la des-extinción y presentaría a InGen con la obligación legal de proporcionar bienestar de los organismos que habían creado. La creación de este proyecto de ley, que se aprobó con el nombre simplificado de Ley de Guardia Genética, fue un obstáculo para la investigación del Dr. Wu y la ambición de Masrani de abrir su propio Parque Jurásico, preferiblemente exitoso. Hammond falleció a fines de 1997, sin saber que sus amigos cercanos planeaban traicionar su visión.

Comenzó una feroz guerra de ofertas por InGen. Masrani Global Corporation y Tatsuo Technology fueron los principales postores, siendo Masrani Global finalmente el ganador. A los cien días de la fusión en 1998, la actividad se reanudó en Isla Sorna en violación directa de la Ley de Guardia Genética. Científicos de InGen no identificados, probablemente incluido el Dr. Henry Wu, utilizaron la infraestructura existente de la isla para continuar la investigación genética. Los resultados se archivaron con nombres que sugerían que los planes para resucitar Jurassic Park ya estaban en marcha, lo que implicaba que Masrani incluso pudo haber tenido algo que ver con la actividad ilegal, sin embargo no hay evidencia de esto. En nueve meses, la isla fue abandonada una vez más debido al temor de que la operación pudiera ser descubierta, y los animales creados a través de esta ronda de clonación se descartaron y liberaron en la naturaleza. Esto llevó gradualmente a que Isla Sorna se volviera superpoblada, con la competencia por comida, agua y territorio cada vez más estresante para los animales.

Las Naciones Unidas, que habían restringido el acceso a Isla Sorna e Isla Nublar, ahora permitieron a Masrani Global instalarse en las islas. La planificación conceptual del nuevo Parque Jurásico ya estaba en marcha, y el 23 de octubre de 1999, Simon Masrani decidió darle un nuevo nombre: Mundo Jurásico. Este nombre tenía la intención de enfatizar el alcance más amplio y la naturaleza moderna y global de este nuevo parque. Henry Wu se incorporó a Jurassic World en diciembre de 2000 y fue ascendido a biólogo genético líder.

2001 fue un año extraño para InGen, pero trascendental y finalmente exitoso. Un escándalo internacional ocurrió alrededor de Isla Sorna cuando varios civiles estadounidenses quedaron varados en la isla debido al ecoturismo ilegal, y fueron extraídos por el ejército estadounidense el 20 de julio. Sus testimonios amenazaron con revelar la actividad ilegal que había tenido lugar en Isla Sorna; para evitar esto, InGen sobornó a funcionarios del gobierno de Estados Unidos para que enterraran los testimonios. Durante el incidente, tres Pteranodones modificados genéticamente fueron liberados del aviario de la isla, migrando hacia el norte hasta llegar a Victoria, Columbia Británica. El gobierno canadiense empleó al contratista de seguridad estadounidense Vic Hoskins para hacer frente a este problema, y ​​la profesionalidad de éste último ante la situación llamó la atención de Masrani. Habiendo querido renovar la división de seguridad de InGen desde que compró la empresa, Masrani decidió que Hoskins era el hombre adecuado para el trabajo. Hoskins aceptó esta oferta y se convirtió en el nuevo jefe de seguridad. Reestructuró la empresa, expandiendo los Servicios de Seguridad y cambiando sus políticas y ambiente de trabajo a gran escala. Esto colocó a InGen Security en el camino de convertirse en uno de los líderes mundiales en servicios de contingencia y mantenimiento de la paz.

Finalmente, en 2002, llegó el momento de retomar Isla Nublar. InGen se instaló allí en abril, con la división de seguridad, liderada por Hoskins, capturando y conteniendo a los dinosaurios salvajes. La mayoría de los herbívoros fueron cargados en botes y enviados a Isla Sorna temporalmente, mientras que la mayoría de los carnívoros se mantuvieron en Isla Nublar, donde podían ser observados más de cerca. Una vez que los dinosaurios fueron contenidos de forma segura, comenzó la construcción de Jurassic World.

Desarrollo de Jurassic World: 2002-2005

Después de llegar a Nublar en abril de 2002 y asegurar la isla, la directiva principal de InGen fue construir las instalaciones necesarias para Jurassic World. Con este fin, cooperó con otras subsidiarias de Masrani Global Corporation, como Timack Construction, Mascom Network y Axis Boulder Engineering. Juntos, lograron más de lo que InGen podía hacer por sí solo. Dentro de InGen, la seguridad continuó floreciendo, adquiriendo una experiencia insustituible en el manejo de animales como ninguna otra cosa en el mundo. La División de Genética era otro asunto; no podían experimentar legalmente con la des-extinción debido a la Ley de Guardia Genética, por lo que el progreso aquí fue limitado. Aún así, pudieron estudiar los organismos que ya habían creado.

El cambio llegó a InGen Genetics en 2003. El mismo año en que se fundó Medixal Health, representantes de Masrani Global defendieron la dilución de la Ley de Guardia Genética al eliminar las restricciones sobre la ingeniería genética. Argumentaron que permitir que InGen continuara la investigación genética tendría beneficios médicos de amplio alcance, y el gobierno aceptó la propuesta; sin embargo, hubo una corrupción considerable entre bastidores, y funcionarios clave del gobierno fueron sobornados para aprobar la reversión. No obstante, dado que la Ley de Guardia Genética ya no era un obstáculo, InGen se puso a trabajar diseñando nuevos organismos y modificando los antiguos. Se desarrolló una lista de organismos "más buscados", que incluía tanto las especies con genomas incompletos como aquellas cuyos genomas podrían modificarse y perfeccionarse.

Finalmente, InGen obtuvo la aprobación para comenzar a trasladar animales de Isla Sorna a Isla Nublar. Esto fue aprobado cuando Masrani Global y científicos independientes descubrieron una caída repentina en las poblaciones de animales, que se hipotetizó que se debía a enfermedades, caza furtiva o enfrentamientos territoriales; la verdadera causa fue, por supuesto, la superpoblación agravada por InGen a fines de la década de 1990. Comenzando a principios de 2004 con la reubicación de dos Brachiosaurus del parque original, InGen reunió y transportó (supuestamente) a todos los animales de Isla Sorna a principios de 2005. No todos estos fueron fáciles; los Velociraptores eran un grupo particularmente difícil, ya que se organizarían para resistir los esfuerzos por capturarlos y transportarlos. Para controlar a estas criaturas, su inteligencia colectiva tenía que ser superada; trasladarlos uno a uno de manera individual era la mejor manera de hacer esto. Los Pteranodones también eran difíciles, ya que podían escapar de la mayoría de los recintos de vidrio y lo harían sin dudar cuando se les presentara la oportunidad.

Jurassic World fue una operación altamente secreta, a pesar de que la existencia del parque y la fecha de apertura se revelaron al público en 2002. Hoskins y la División de Seguridad en su conjunto mantuvieron una estrecha vigilancia sobre sus operaciones, y se estableció la Unidad de Contención de Activos para mantener a los animales. Hoskins le encomendó a su jefe original, un hombre llamado Oscar, que supervisara la Isla Nublar durante este tiempo y la protegiera contra el espionaje corporativo. Mientras Oscar creía que los espías corporativos intentarían invadir físicamente la isla, Simon Masrani no estuvo de acuerdo y, en cambio, se centró en la ciberseguridad. En realidad, tanto los ataques físicos como los digitales amenazaron a Jurassic World mientras se construía, con patentes tecnológicas que se filtraron en línea y drones fotografiando sitios de construcción.

En 2004 se llevó a cabo un programa de pasantías. Originalmente comenzando secretamente en enero con unos pocos estudiantes universitarios seleccionados a participar, los pasantes supervisaron la introducción de los Brachiosaurus a lo que eventualmente se convertiría en el Valle de la Girosfera. Los problemas de salud afectaron a algunos de los dinosaurios, particularmente una forma de absceso de garganta de origen desconocido. A principios de marzo, una fuerte tormenta golpeó la isla, provocando un corte de energía y forzando una evacuación temporal de las instalaciones. En el caos, una pasante llamada Isobel James murió en un accidente automovilístico; su muerte amenazó con revocar el seguro de Masrani y provocar una investigación, por lo que el asunto fue encubierto. El programa de pasantías se suspendió hasta agosto, cuando se le rebautizó como Bright Minds y se incorporó a un grupo de pasantes completamente diferente. La evidencia del programa original fue enterrada. El segundo programa contó con varios pasantes exitosos, incluida la futura Gerente de Operaciones del parque, Claire Dearing, pero también terminó en desastre. Dos de los internos estaban involucrados en el espionaje corporativo para un rival de Masrani Global, Mosby Health, mientras que un tercero fue mutilado hasta la muerte por un Velociraptor poco después de ser transportado a la isla. Este programa también se cerró, y los incidentes se enterraron para no retrasar la construcción del parque.

A principios de 2005, los envíos de Isla Sorna habían concluido y un total de ocho especies estaban listas para su exhibición. Jurassic World abrió sus puertas el 30 de mayo.

La edad de oro de InGen: 2005-2015

La construcción del parque se completó en 2005, poco antes de su día de apertura el 30 de mayo. Jurassic World fue un gran éxito para todo Masrani Global, pero este sabor a victoria fue lo más dulce para InGen, que no había tenido un éxito significativo en más de doce años. Finalmente, se logró el propósito para el que había sido creado, y Jurassic World recibió 98. 120 visitantes en el transcurso de junio.

Trabajar con otras subsidiarias de Masrani Global fue beneficioso para todas las áreas de InGen, y la División de Seguridad se benefició específicamente de tener acceso a nuevas tecnologías que InGen no desarrolló. Estos incluían vehículos operados por control remoto, que InGen Security hizo un uso extensivo durante los próximos años. En 2007, Security colaboró ​​con Mascom y Aerospace Dynamix para desarrollar nuevas tecnologías de drones que cambiarían el campo de juego con respecto a la vigilancia y el reconocimiento. El parque también forjó asociaciones con empresas fuera del paraguas de Masrani Global; Samsung, por ejemplo, patrocinó el Centro de Innovación del parque, mientras que el rancho de ganado Gutiérrez, en Texas, fue contratado para proporcionar carne a las exhibiciones de carnívoros. Jurassic World continuó mostrando un gran éxito para todas las divisiones de InGen, proporcionando a la empresa las oportunidades de comercialización y franquicias que había buscado durante más de una década.

Sin embargo, InGen y Masrani Global reconocieron que Jurassic World tenía que ser dinámico. El hecho de que se haya abierto con éxito no significaba que su misión haya concluido. Entre las principales preocupaciones estaba el hecho de que el público en general, mientras estaba cautivado por los animales, se estaba atenuando gradualmente a ellos por la exposición. Esto podría combatirse abriendo nuevas atracciones e introduciendo nuevas especies animales, lo que siempre resultó en un aumento de la asistencia. Sin embargo, hacerlo también aumentó los costos operativos del parque, que ya eran astronómicos por la necesidad del tipo de trabajo que se realizaba allí. El resultado final fue un aumento continuo de los costos operativos, mientras que los ingresos por ventas formaron un patrón de fuertes aumentos seguidos de mesetas graduales. La Junta Directiva, así como algunos otros empleados de alto rango, como el vicepresidente de seguridad Vic Hoskins, temían que algún día los costos operativos de Jurassic World superarían sus ingresos.

Se celebró una reunión de la junta con Simon Masrani el 4 de abril de 2008 para abordar esta inquietud. La reunión concluyó con un acuerdo de que la solución estaba en la especiación híbrida artificial, una ciencia desarrollada por el Dr. Wu en 1997 con la Karacosis wutansis. Al aplicar estas técnicas a las especies animales, la Junta y Masrani creían que se podían crear especies completamente nuevas y atraer a más inversores y aumentar la venta de entradas de manera espectacular para compensar el costo creciente del parque. Esta propuesta se llevó al escritorio de Claire Dearing y, con su firma de aprobación, se puso en práctica. Masrani informó personalmente a Wu de la propuesta y lo autorizó a hacer lo que fuera necesario para crear un dinosaurio nuevo y "cool" para asombrar al público. Wu y su equipo se pusieron manos a la obra. Al cabo de un año, perfeccionó el Experimento E750, pero desafortunadamente la criatura resultante (apodada Scorpius rex) fue considerada demasiado fea para la exhibición en el parque. También era impredecible y tendía a la violencia, y después de un incidente en el que casi mata al Dr. Wu, Masrani exigió que fuera destruido. Wu mantuvo vivo al animal en estasis criónica y ocultó su insubordinación, comenzando a trabajar de inmediato en un híbrido que finalmente impresionaría a Masrani.

InGen también le dio la bienvenida a un viejo rostro familiar: Sir Benjamin Lockwood, quien se había arrepentido de no haber hecho las paces con Hammond después de su pelea y trató de corregir los errores del pasado. Lockwood ahora estaba usando su fundación para beneficiar las causas en las que creía, con la esperanza de crear un mundo mejor para la generación joven. Para lograr esto, su asistente, Eli Mills, facilitó muchas de sus asociaciones comerciales, incluida una con Jurassic World. Esta fue una asociación particularmente importante para Lockwood, ya que ahora podía proveer económicamente a los animales que había ayudado a crear hace tantos años.

En ese momento, la División de Seguridad era tan independiente del resto de InGen que se la trataba casi como si fuera su propia empresa, y Hoskins desafiaba con frecuencia las órdenes de sus superiores. Esto se ejemplificó mejor en el Estudio Integrado de Inteligencia del Comportamiento de Rapaces (IBRIS), que comenzó en 2012. Simon Masrani tenía la intención de que este programa estudiara la inteligencia social y los comportamientos de Velociraptor y otros dinosaurios eumaniraptoranos, con la idea de que si pudieran entenderse y predecirse mejor, podrían integrarse de forma segura en Jurassic World. Hoskins, por otro lado, creía que podían entrenarse para el combate y usarse como animales militares. Masrani, y la mayor parte de la empresa, se opusieron a los objetivos de Hoskins, pero a partir de 2013 trabajó en una aplicación para utilizar las rapaces del proyecto en una prueba de campo. InGen Security supervisó IBRIS en una instalación en Isla Nublar, contratando al ex entrenador de animales de la Marina de los EE. UU. Owen Grady como investigador principal.

Para 2012, se concretó el proyecto de hibridación del Dr. Wu. Se incubaron dos especímenes pertenecientes a una nueva especie de InGen, llamada Indominus rex. Este nombre fue elegido con fines de marketing, con la intención de sugerir un depredador espantoso y, al mismo tiempo, fácil de pronunciar. Hoskins también había tenido algo que decir en este proyecto, esta vez sin el conocimiento de Masrani. Convenció a Wu de diseñar al animal orientado al combate, permitiéndole esconderse fácilmente y dándole una inteligencia superior junto con un tamaño alarmantemente grande. Pocos empleados estaban al tanto de esta corrupción; ni siquiera Claire Dearing, la directora de operaciones, fue informada sobre las modificaciones realizadas en el genoma de Indominus. El financiamiento para este programa fue proporcionado por Eli Mills; mientras que Benjamin Lockwood pudo haber sido consciente de la Indominus como una próxima atracción del parque, Mills conocía los planes de Hoskins y esperaba beneficiarse de los resultados cuando se vendieran.

Hoskins tenía la intención de utilizar la División de Genética de InGen en beneficio de InGen Security al convertir la bioingeniería en un arma, que podría venderse exclusivamente a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Si bien hizo público sus intenciones con IBRIS, su plan de diseñar genéticamente animales de combate optimizados era clandestino. Masrani no pudo visitar la isla entre 2012 y 2015, y con Dearing cada vez más ocupado a medida que el parque crecía, Hoskins y Wu llevaron adelante sus planes con pocos obstáculos. De hecho, tanto Dearing como Masrani confiaban plenamente en Wu y creían que, si bien Hoskins tenía ideas extravagantes sobre la militarización de la tecnología InGen, nunca podría llevarla a cabo. Con ese fin, el parque continuó con normalidad.

En algún momento, la marca Jurassic World se convirtió en patrocinadora de la estrella de la pista juvenil Yasmina Fadoula, quien les dio publicidad a cambio de que su carrera fuera financiada.

La genética continuó acumulando una biblioteca cada vez más grande de datos genéticos. 2012 fue un año trascendental no solo para Seguridad y Operaciones, sino también para Genética, con el inicio de la construcción de una instalación siberiana llamada Martel. El sitio fue elegido debido a la evidencia de que una manada de mamuts lanudos se preservó en el permafrost debajo, lo que proporcionaría a InGen nuevas fuentes de ADN. Martel se completó el 15 de noviembre de 2015 y la operación de perforación duró los siguientes dieciocho meses. A finales de 2014, la biblioteca genética de InGen era la más grande de su tipo en el mundo.

En enero de 2015, Simon Masrani anunció un impulso de 225 millones de dólares a InGen para promover sus proyectos en curso, la mayoría de los cuales se destinaron a InGen Security. Hoskins ahora estaba profundamente involucrado en Jurassic World a medida que se acercaba la finalización de la exhibición de Indominus, e IBRIS mostraba avances. InGen Security ayudó a Mascom con la instalación de tecnología de escaneo en el Sector 5 de Isla Nublar el 30 de enero, lo que ayudaría a aumentar la seguridad del parque.

Marzo vio otro beneficio para InGen Genetics, ya que Masrani Oil descubrió en los Emiratos Árabes Unidos una turbera rica en materia orgánica con una antigüedad de 66 a 16 millones de años. Henry Wu habló positivamente sobre este descubrimiento, afirmando en una revista científica que el ADN antiguo podría ayudar a la investigación médica realizada por Medixal Health. Al estudiar los genes de las enfermedades prehistóricas, InGen y Medixal Health podrían prevenir futuras epidemias logrando un conocimiento profundo de la evolución de los patógenos.

Se tenía previsto que la exhibición de Indominus abriera en julio, pero hubo nuevos problemas de montaje en torno al animal. Para entonces, uno había canibalizado al otro, dejando un solo sobreviviente; no solo mostraba niveles anormales de agresión, sino que se hacía más grande y más rápido de lo previsto. La construcción del Recinto 11, donde se encontraba el animal, tuvo que ampliarse. Su régimen de alimentación también se alteró después de que casi desmembrara a un trabajador; en lugar de entregar alimentos a través de rejillas en la pared del prado, ahora los se entregaban novillos mediante una grúa. Aunque la Indominus aún no estaba lista para la exhibición, el público ahora sabía que un nuevo terópodo estaba en camino y la venta de boletos se había disparado como se esperaba. InGen ofreció visitas guiadas a las plantas de incubación ese mes de mayo, como se había planeado. La exhibición del Indominus se retrasó nuevamente, esta vez hasta enero de 2016.

Para atraer más huéspedes y aumentar los ingresos, Simon Masrani autorizó el establecimiento de un campamento de aventuras de vacaciones en Isla Nublar, llamado Campamento Cretácico. Administrado por InGen Operations, el campamento tenía la intención de capitalizar las temporadas pico de turismo de Jurassic World durante las vacaciones escolares de verano e invierno en Estados Unidos; una vez completado, cientos de jóvenes experimentarían una mirada detrás de escena en el parque, con la esperanza de cultivar el tipo de interés en la ciencia que InGen buscaba en los futuros empleados. Ese invierno se llevó a cabo una prueba del campamento, con solo seis campistas y dos consejeros. Cuatro de los campistas (Sammy Gutierrez, Kenji Kon, Ben Pincus y Yasmina Fadoula) fueron elegidos por sus conexiones con el parque; la quinta fue la estrella de las redes sociales Brooklynn, quien fue elegida con la esperanza de que le diera publicidad al parque entre el público joven. El sexto campista fue elegido por medio de una lotería en forma de un videojuego de realidad virtual en línea; el ganador fue Darius Bowman. Los campistas llegaron a Isla Nublar el 19 de diciembre de 2015.

Dos días después, Simon Masrani también llegó a la isla para ver a la Indominus. Después de presenciar finalmente a su nuevo dinosaurio, solicitó que se trajera al investigador de IBRIS, Owen Grady, para inspeccionar la instalación junto a Dearing, ya que tenía experiencia previa con la contención exitosa de animales inteligentes. Durante la inspección, se asumió erróneamente que el híbrido se había escapado debido a que no aparecía en los escáneres térmicos del recinto; Dearing se fue a la sala de control para supervisar un intento de rastreo y captura, mientras que Grady se encargó de entrar al recinto sin la autorización de sus superiores y discernir la naturaleza del fugitivo. Sin embargo, el animal en realidad no había escapado y todavía estaba dentro del prado; como resultado, dos empleados murieron y la Indominus escapó de la contención. El personal de InGen Security fue trasladado clandestinamente a la isla para aprovechar la oportunidad resultante.

Hoskins aprovechó la fuga para presionar por una prueba de campo de IBRIS, que Masrani rechazó una vez más; sin embargo, mientras los invitados fueron evacuados al Sector 3 por su seguridad, Masrani murió en un accidente de helicóptero en el Aviario. Esto provocó una fuga masiva de pterosaurios, que acudieron en masa a la Laguna de Jurassic World y entraron en conflicto con los turistas evacuados. Se produjeron decenas de lesiones y la Junta Directiva le dio a Hoskins plena autorización para controlar la situación. Esto le permitió apoderarse de Isla Nublar y todos sus recursos, enviando a los empleados regulares a evacuar mientras su personal de seguridad se hacía cargo. IBRIS recibió su prueba de campo, pero terminó en fracaso. A finales del 22 de diciembre, todas menos una de las rapaces yacían muertas, numerosos miembros del personal, incluido Hoskins, habían perecido y Jurassic World no tenía esperanzas de volver a abrir. El Indominus había sido asesinado y Henry Wu fue evacuado a la residencia de Lockwood, donde Mills lo protegería de la ley. Isla Nublar fue abandonada en su mayor parte al día siguiente.

Un futuro incierto: 2015-presente

El incidente en Jurassic World fue, inimaginablemente, un desastre aún peor para InGen que el incidente original de 1993. Este no se podía barrer debajo de la alfombra y, gracias a la tecnología de la era digital, nada de eso sucedió a puerta cerrada. Henry Wu no estaba por ningún lado y no pudo representarse a sí mismo en las investigaciones legales que siguieron, lo que resultó en que lo despojaran de sus credenciales y las instalaciones de InGen que había utilizado fueran allanadas por las autoridades del gobierno de EE. UU. Se incautaron muchos activos de InGen, incluidas todas sus muestras de genoma híbrido.

Claire Dearing, como muchos empleados de InGen, perdió su trabajo debido al incidente cuando la empresa redujo su peso al eliminar todos los puestos relacionados con el parque. Se convirtió en una fuerte crítica de InGen y de todo Masrani Global durante las investigaciones posteriores, hablando en un testimonio público para reenfocar la ira del público en las partes culpables en lugar de en los animales. Algunos empleados de InGen se dieron a conocer para revelar más ejemplos de corrupción dentro de la empresa, inspirados por el coraje de Dearing.

La genética sufrió drásticamente debido a la pérdida de Wu y muchos activos valiosos, e InGen Security tuvo que llevar proyectos como IBRIS a un secreto intenso para evitar ser detenido.

Las secuelas del incidente de 2015 todavía impactan a InGen. Hoy en día, ya no está a la vanguardia de la investigación genética, después de haber sido superado por rivales como BioSyn Genetics y Mantah Corporation. Con la peor crisis financiera en la historia de Masrani Global aún en curso y la corporación tratando de distanciarse de la des-extinción, ya no es seguro si InGen tendrá un papel importante que desempeñar en el futuro de la investigación genética.

Canon Literario

Ingen.jpg

Entre septiembre de 1983 y noviembre de 1985, John Hammond, un magnate de casi setenta años y titular de una institución de prestigio que otorga becas para el estudio llamada Fundación Hammond, junto con el abogado Donnald Genaro consiguieron ochocientos setenta millones de dólares para la creación de InGen y así financiar la investigación genética sobre dinosaurios y traerlos de nuevo a la vida. El proyecto fue realizado en secreto, diciendo al gobierno que estaban haciendo una reserva biológica.