Jurassic Park Wiki
Advertisement

«Lo que ustedes han creado no es un dinosaurio»
Owen Grady [fuente]

Indominus rex (latín “el rey indomable”) es un dinosaurio terópodo híbrido transgénico y única especie del género Indominus. La especie consistió de una hembra creada mediante ingeniería genética por el Dr. Henry Wu en 2012 y nombrada por International Genetic Technologies. Estaba destinado a ser una de las próximas atracciones del parque temático Jurassic World, en Isla Nublar, pero la fecha real en la que se exhibiría cambió varias veces debido a problemas de gestión derivados de su naturaleza impredecible. Fue creada recombinando el ADN de diversas especies, con el fin de conseguir un ejemplar espectacular, que atrajera a más visitantes al parque temático, aunque luego se revelo que fue creada con fines militares.

Según el juego para móviles Jurassic World Alive, este género (junto con su antecesor, Scorpios rex, y su descendiente, Indoraptor) se clasifican en la familia Chimeridae; cabe señalar que esta familia es ficticia y no debe confundirse con la familia real Chimaeridae. No se puede colocar de manera confiable en el árbol de la vida, ya que es una combinación de muchas especies diferentes, pero generalmente se considera un aveterópodo (dados sus donantes eumaniraptorianos, abelisáuridos y carcharodontosáuridos). En términos más generales, podría considerarse un arcosaurio (dados sus genes de cocodrilo), un sauropsido (dados sus genes de serpiente), un tetrápodo (dados sus genes de rana y no identificados) o, en general, un nephrozoa (incluidos sus genes de sepia).

Indominus rex fue el género híbrido más avanzado diseñado en ese momento. Su genoma se construyó insertando genes de varias especies en una plantilla. Este híbrido fue creado mediante la combinación de los rasgos genéticos de varias especies: Giganotosaurus, Tyrannosaurus rex, Velociraptor (se teoriza que podria ser de Sornaensis debido algunas caracteristicas presentes tanto en la indominus como en el indoraptor) ,Therizinosaurus, Majungasaurus, Rugops, Carnotaurus,Aucasaurus ,Abelisaurus, Viavenator, Quilmesaurus, Pycnomesaurus, Afrovenator, Deinosuchus, Vibora de Foseta, Rana verde de ojos rojos y Sepia, ademas de varios animales modernos no revelados para mejorar sus aptitudes depredatorias.

Biografía

Concepción

Años después de su apertura, el éxito del parque Jurassic World comenzó a disminuir y los inversores se preocuparon. El director de Operaciones de Masrani describió el éxito 2013 como meramente aceptable. El jefe científico de InGen, Henry Wu, estaba fascinado con la posibilidad de crear especies totalmente nuevas mediante la mezcla de genes, desde que se enteró de que la inclusión de ADN de la rana había dado a los dinosaurios la capacidad de cambio de género. En 1997 se creó una planta híbrida, la Karacosis Wutansis o “Flor de Wu”.

Tanto esta como otras especies híbridas fueron realizaciones de la teoría del Dr. Wu de que nuevas especies podrían crearse a través de este tipo de hibridación genética artificial. Si bien los organismos que pertenecen a diferentes especies a veces pueden hibridar en la naturaleza e incluso dar lugar a nuevas especies de forma natural, esto tiene una eficacia limitada y, por lo general, solo puede ocurrir entre parientes razonablemente cercanos.

Aprobación

La creación de esta especie fue autorizada por Simon Masrani y Claire Dearing el 4 de abril de 2008, luego de una decisión unánime de la Junta Directiva de que Jurassic World necesitaba una nueva atracción para impulsar la asistencia. Durante los siguientes cuatro años, el Dr. Wu trabajaría con la división de genética de InGen para diseñar a la especie, y su única instrucción era que el animal fuera “más cool” que cualquier cosa que hubieran creado antes. Su primera encarnación fue bautizada como Scorpios rex, pero este animal fue un fracaso. En algún momento durante el proceso de desarrollo, el director de InGen Security, Vic Hoskins, se puso en contacto con el Dr. Wu con una propuesta en nombre del empresario Eli Mills para hacer al Indominus orientado al combate y adecuado para su uso por organizaciones militares; a cambio, la investigación de Wu sería financiada por Mills. Wu aceptó la oferta.

Nacimiento e desarrollo

La creación de dos Indominus sanos y viriles se logró entre 2009 y 2012; el sitio web de Jurassic World afirma que esta especie se originó en el Laboratorio de Creación Hammond, pero aunque la investigación genética pudo haberse realizado aquí, es más probable que nacieran en el laboratorio de genética de campo, ya que esta instalación estaba fuera del alcance del público. Se consideró que tenía más potencial que el Scorpius, ya que su comportamiento era menos errático.

Tras la eclosión, a cada uno de los especímenes se le colocó un implante de seguimiento RFID subdérmico que actualizaría constantemente la red informática de Jurassic World con la ubicación y la biometría de los dinosaurios; los implantes se colocaron en la espalda de los animales, justo por encima del hombro izquierdo en al menos uno de ellos. Las Indominus estaban destinadas a vivir en un recinto con paredes físicas y, por lo tanto, no se habrían visto afectadas por el sistema de vallas invisibles del parque, pero a diferencia de otros animales en los que este era el caso, sus implantes de seguimiento estaban programados para electrocutarlas si se acercaban demasiado a otras atracciones del parque. Esta fue presumiblemente una medida de seguridad adicional.

En un punto desconocido antes de noviembre de 2014, una de las Indominus canibalizó a la otra. Esta información no fue transmitida a Simon Masrani, quien aún no había visto a los animales en persona.

Vida en aislamiento

El ejemplar sobreviviente fue introducido en el Recinto 11, ubicado en el noroeste de Isla Nublar, en el Sector 5, donde no se permitía el acceso al público general. Los cuidadores le proporcionaban regularmente la comida que necesitaba para sobrevivir, pero tenía poco contacto con el mundo más allá de los muros de su hábitat.

El recinto se construyó específicamente para la Indominus, pero requirió varias modificaciones a medida que el animal crecía y se desarrollaba. Contaba con un panel de vidrio reforzado, y cámaras equipadas con sensores térmicos le permitían al supervisor del recinto monitorear los movimientos del animal desde su sala de control. Las paredes tenían inicialmente doce metros de altura, pero, debido a la preocupación de que el dinosaurio pudiera escalarlas de todos modos, se decidió hacerlas más altas. La alimentación se llevó a cabo inicialmente a través de listones en la pared del recinto, pero finalmente aprendió a predecir de dónde vendría su comida y atacó al personal durante la alimentación. Luego de que un trabajador estuvo a punto de perder un brazo, el resto del personal amenazó con renunciar si la administración del parque no tomaba medidas; estas preocupaciones dieron como resultado cambios en sus procedimientos de contención. Las paredes del recinto se hicieron más altas y la alimentación se realizó utilizando una grúa para bajar los cadáveres de novillos al hábitat.

Se tenía previsto que, finalmente, la Indominus fuera reintroducida en un hábitat abierto al público dentro del área del parque. La inauguración de su exhibición estaba prevista para abrir en mayo de 2015, pero esta fecha se retrasó hasta principios de enero de 2016, muy seguramente por las razones de seguridad mencionadas.

Los genes de sepia utilizados en su secuencia, supuestamente para ayudarle a soportar su rápida tasa de crecimiento, parecen haber provocado el desarrollo de cromatóforos en la piel de Indominus, los cuales con el tiempo aprendió a utilizar para camuflarse con su entorno. Esto fue resultado directo de su capacidad para detectar la radiación térmica; al percibir su propia firma de calor, pudo determinar cuándo estaba oculto modulando la temperatura de su cuerpo hasta ya no poder sentir su propio calor.

En algún momento antes de diciembre de 2015, ocurrió un incidente en el que intentó romper la ventana de observación del Recinto 11, sin éxito.

Revelación pública

«A primera vista, Indominus se parece mucho a un Tyrannosaurus rex. Pero la distintiva ornamentación de su cabeza y las escamas óseas proceden de unos terópodos llamados Abelisaurios. Los cuernos del Indominus se han colocado sobre su órbita ocular a partir de material genético híbrido de Carnotaurus, Majungasaurus, Rugops y Giganotosaurus. Ciertamente aterrador. El rugido del Indominus puede alcanzar los 140-160 decibelios, igual que un 747 durante el despegue y el aterrizaje, y es capaz de correr a 48 km/h dentro de su recinto. Ven a conocer al Indominus Rex desde este verano. Si te atreves.»
―Correo del blog corporativo de Simon Masrani

Masrani reveló la existencia del animal al público en enero de 2015 en su blog corporativo después de insinuarlo durante varios meses, aunque su nombre y naturaleza híbrida solo eran conocidos por una audiencia más pequeña y privada:

Después de su revelación pública, las compras de boletos en línea para Jurassic World se dispararon.

Incidente de Isla Nublar (2015)

El 22 de diciembre de 2015, el vicepresidente de Verizon Wireless, Hal Osterly, y dos representantes, Erica Brand y Jim Drucker, visitaron Isla Nublar para reunirse con Dearing y el Dr. Wu. Luego de recibir una descripción informativa del Indominus, Osterly accedió a patrocinar al animal y su exhibición.

Ese mismo día, Simon Masrani finalmente visitó la isla para ver al dinosaurio híbrido, tres o cuatro años después de su creación y tres semanas antes de la fecha prevista para su exhibición. Quedó impresionado con los resultados, pero expresó preocupaciones sobre la seguridad similares a las expresadas por el personal de Jurassic World. Le encargó a Dearing contactar al conductista animal Owen Grady para que inspeccionara el recinto; Grady era el principal adiestrador del denominado proyecto IBRIS, de InGen Security, y tenía gran experiencia con animales inteligentes en condiciones de cautiverio.

Mientras Dearing llevaba a Grady al recinto, la Indominus (ahora de unos cuarenta pies de largo, diez pies más bajo que su tamaño adulto proyectado) parece haber hecho un intento de fuga; se encontraron marcas de garras en la pared del recinto que abarcaban casi todo el alto del muro. Después de rasguñar la pared, pero sin escapar, se camufló dentro del recinto y disminuyó su salida de infrarrojos para parecer invisible. Esto llevó a que la tecnología de escaneo térmico no pudiera localizarla, lo que sugiere que esta era la primera vez que usaba esta habilidad hasta tal punto.

Dearing inmediatamente asumió lo peor y se dirigió a la sala de control del parque, mientras que Grady ingresó al recinto junto al supervisor del hábitat, ya que esta sería la única forma de aprender rápidamente sobre el animal altamente clasificado; a su vez, uno de los trabajadores ya había ingresado al recinto para evaluar la situación. El Indominus, aún dentro del recinto, no actuó de inmediato, sino que permaneció oculto. Grady y los otros dos miembros del personal fueron alertados de su presencia desde la sala de control luego de que el técnico Lowery Cruthers la localizara utilizando su implante de seguimiento y descubriera que nunca había escapado. Los tres hombres dentro del hábitat huyeron hacia la puerta de la sala de observación; en este punto la Indominus hizo su movimiento y bloqueó su escape. El supervisor del recinto, que había visto al animal primero y huyó en la dirección opuesta, abrió la puerta de dinosaurios de la jaula para escapar. El Indominus y los dos humanos restantes se dirigieron a la puerta; el trabajador fue atrapado y asesinado por el animal. La puerta se cerró de forma remota, pero el dinosaurio persiguió a Grady fuera del recinto antes de que pudieran cerrarse por completo. Pudo dominar la fuerza mecánica que cerró la puerta, rompiéndola y escapando. Si bien localizó y mató al supervisor del recinto, no pudo localizar a Grady porque se escondió debajo de un vehículo calentado por el sol y se roció con gasolina. Tras no poder detectarlo, se dirigió a la jungla circundante.

Grady teorizó que las marcas de garras en la pared del Recinto 11 eran una distracción intencional destinada a engañar al personal del parque para que ingresara al hábitat con falsos pretextos, pero esto sugeriría que el dinosaurio tenía una comprensión mucho mayor de la psicología humana y los protocolos operativos del parque de lo razonable. Una explicación alternativa más probable es que las marcas de garras fueran de un verdadero intento fallido de fuga, y que el incidente subsiguiente se debió a una simple mala gestión por parte de los miembros del personal involucrados.

Mientras se desviaba fuera de su zona designada, su implante de rastreo le dio una descarga eléctrica con la intención de disuadirla de aventurarse demasiado lejos. Sin embargo, los brazos largos y los diestros dedos con garras del Indominus le permitieron cavar en la carne de su hombro izquierdo, donde se encontraba el dispositivo, y extraerlo. Con este irritante obstáculo desaparecido, viajó hacia el sur, hacia la frontera entre los Sectores 5 y 4, posiblemente debido a la densidad de señales de calor en la parte central de la isla.

Poco después de quitarse el implante de seguimiento, se encontró con un escuadrón de la UCA que había sido enviado para capturarla. Se camufló para tenderles una emboscada, matando al líder del grupo, Katashi Hamada, y a varios otros miembros del personal. Este incidente fatal resultó en que se emitiera un escenario del Mundo Real para el parque, cerrando atracciones y concentrando a los visitantes en el Sector 3.

Con el resto del personal de seguridad lidiando con los protocolos del Mundo Real, la Indominus estuvo relativamente libre de obstáculos y continuó viajando hacia el sur. En el camino se encontró con un Brachiosaurus, matando a la titánica criatura en una emboscada. Dos miembros del personal estaban en el área tratando de rescatar a los miembros del Campamento Cretácico; ella se camufló, atacó a los hombres y asesinó a ambos de forma rápida y brutal. Los campistas, que se encontraban en la torre de observación del campamento, presenciaron este hecho. Posiblemente al percibir su firma térmica, la Indominus notó la presencia de los adolescentes y atacó la torre, derribándola, aunque los chicos lograron escapar por medio de la tirolesa. Luego de esto se dirigió al campamento, donde volvió a tener una escaramuza con los guardabosques, atacando y matando a varios y destruyendo el ascensor del campamento; esto provocó el colapso de las cabañas en las copas de los árboles.

Continuó hacia el sur, encontrándose con el recinto de cuarentena en el que se encontraba un ejemplar de Carnotaurus, Toro, el cual la desafió en un acto territorial que ella respondió agresivamente. Su encuentro es en su mayoría desconocido, pero ella atacó la cerca, que luego fue destruida desde adentro por Toro una vez que se debilitó.

En algún momento ella irrumpió en el valle central, y atacó a seis Apatosaurus en el Valle de Gallimimus aparentemente por diversión; no pareció alimentarse de ninguna de sus víctimas dinosaurios ese día. A pesar del enorme volumen y la fuerza física de estos saurópodos, nunca antes se habían encontrado con depredadores, y mucho menos con uno que pudiera camuflarse; todos murieron debido a la conmoción y la pérdida de sangre. La Indominus luego volvió a ingresar en el Sector 5 rompiendo una puerta en el muro fronterizo. Usó camuflaje para acechar a un pequeño grupo de Ankylosaurus, logrando matar a uno mientras inadvertidamente des-habilitaba una girosfera que había sido conducido ilegalmente al hábitat de anquilosaurios del Sector 5. La girosfera, que contenía a dos jóvenes humanos, Zach y Gray Mitchell, fue posteriormente destruida; persiguió a los niños hasta una pequeña cascada, pero perdió el interés luego de que se ocultaran bajo el agua durante varios segundos.

Regresó al lugar de su enfrentamiento con el Ankylosaurus, donde descubrió una camioneta del personal de la UCA conducida por los campistas del Campamento Cretácico, que persiguió hacia el laboratorio de investigación de campo. Allí, un científico sobreviviente, que aparentemente había presenciado ataques contra el personal anteriormente, trató de huir en la camioneta; ella atacó el vehículo y mató al científico. Luego de esto persiguió a los campistas a través del patio del laboratorio, aunque lograron evadirla gracias a unos contenedores y escaparon nuevamente. Algún tiempo después de esto, irrumpió en una pequeña área restringida en el Sector 4 que contenía los restos del Centro de Visitantes de Jurassic Park, donde mató a un trabajador de Timack Construction.

Más tarde, se aventuró a los restos del Centro de Visitantes. Lo más probable es que la atrajera allí el sonido de un viejo Jeep que los Mitchell ponían en marcha en un intento de cruzar la isla más rápido; el sonido también atrajo a Grady y Dearing al Centro, mientras buscaban a los niños desaparecidos. El Indominus intentó alcanzar a Grady y Dearing, quienes escaparon por el edificio debido a su menor tamaño. En ese momento, Simon Masrani se había ofrecido como voluntario para llevar personalmente a los soldados de la UCA para disparar contra el híbrido en el helicóptero JW001, lo que distrajo al Indominus de sus últimas víctimas.

JW001 persiguió al Indominus a través del valle central de la isla, que en este punto ya no estaba lleno de turistas. Intentó permanecer a cubierto, eventualmente avistando el Aviario de Jurassic World e irrumpiendo en la estructura para escapar de los intensos disparos. En el interior, inmediatamente se vio rodeada de pterosaurios sorprendidos; intentó atacar a los Pteranodones, que huyeron por el agujero en la pared de polímero transparente. Mientras atacaba a los reptiles en pánico, varios de ellos causaron daños en  JW001 que provocaron que cayera en picado a través del techo de la pajarera. Las chispas encendieron su combustible y causaron una gran explosión, espantando al Indominus y a los pterosaurios restantes fuera del aviario.

La Indominus se retiró al Sector 5 después de este incidente, permaneciendo en algún lugar al norte del recinto de investigación de raptores. Debido a la muerte de Masrani, Hoskins e InGen Security tomaron el control de la situación y designaron al equipo de respuesta de raptores para rastrear al híbrido escapado después del anochecer. Grady, acompañado por su amigo y compañero de trabajo Barry Sembène, dirigió un equipo de InGen Security hacia el bosque mientras las rapaces rastreaban al Indominus por medio del olfato.

Rastrearon el olor del Indominus hasta, finalmente, detenerse en un pequeño claro. Cuando el híbrido se dio cuenta de la presencia de los raptores, emitió una vocalización que reconocieron inesperadamente. La Velociraptor Echo respondió al Indominus, lo que llevó a una interacción cautelosa entre el híbrido solitario y las cuatro rapaces. Esta, en particular, sería la primera y única relación positiva que la Indominus tuvo con otra criatura viviente. Los raptores, habiendo crecido lo suficiente como para desafiar la autoridad de Grady, consideraron la posibilidad de libertad que representaba el Indominus. Los humanos sospecharon que las rapaces podrían volverse agresivas y, por orden de Hoskins, el personal de InGen Security abrió fuego contra el híbrido. Ella y los raptores huyeron hacia la jungla circundante, evitando por poco los intensos disparos y el ataque de un lanzacohetes AT4. Se mantuvo al margen mientras las rapaces eliminaban al personal de seguridad de InGen, convocándolas una vez que el tiroteo se calmó; una de los raptores, Charlie, había perecido durante el conflicto.

Las rapaces llegaron al Sector 3 y al Centro de Innovación Samsung antes que el Indominus, en la Calle Principal del parque, al otro lado de la laguna, desde donde todos los turistas esperaban en el complejo hotelero para ser evacuados. Para cuando finalmente las alcanzó, las raptoras habían matado a Hoskins y lograron acorralar a Grady, Dearing y los Mitchell. Con estos cuatro humanos como solo un obstáculo en el camino hacia el complejo hotelero, el Indominus alentó a las rapaces a matar. Sin embargo, Delta y Echo buscaron orientación en Blue, y la relación familiar de Blue con Grady hizo que ella desafiara al Indominus. Incapaz de aceptar cualquier desafío a su autoridad, el híbrido arremetió en un intento de matar a Blue. Esto invocó la ira de Delta y Echo, que lanzaron un ataque de represalia. Grady usó su rifle para brindar asistencia, pero los gruesos osteodermos del animal hicieron que esto fuera ineficaz.

Su tamaño y fuerza superiores permitieron al Indominus vencer y matar a las dos rapaces restantes, y con ese obstáculo fuera del camino, acorraló a Grady y los Mitchell dentro del stand de Jurassic Traders. Mientras trataba de extraer a los ahora indefensos humanos, fue interrumpida por la llegada de la Tyrannosaurus del parque, que Dearing había liberado en un intento desesperado por salvar a los demás. Este fue el primer enemigo que encontró el Indominus que tenía experiencia real viviendo en la naturaleza, por lo que era un oponente más formidable; aun así, sus brazos largos y poderosos le dieron una ventaja, y superó a este dinosaurio al igual que a los demás.

Justo cuando se preparaba para dar un mordisco mortal, fue distraída por una vocalización de Blue, que había sobrevivido al ataque inicial y se recuperó. El Indominus, sorprendido, no reaccionó a tiempo para evitar que Blue aterrizara sobre su cabeza y lanzara un ataque con dientes y garras. Mientras intentaba sacarse al raptor de encima, el tiranosaurio encontró un segundo aire y también lanzó un nuevo ataque. Incapaz de concentrarse en ninguno de los oponentes el tiempo suficiente para causar algún daño, y con numerosas heridas sufridas a medida que el Tyrannosaurus aprendió sus estrategias de combate, se vio obligada a retroceder hacia el borde de la laguna. La perturbación atrajo la atención del Mosasaurus residente del parque, que emergió de las profundidades de un salto y capturó al Indominus, arrastrándola por el cuello hasta el fondo de la laguna. El Indominus fue asesinado y parcialmente devorado por el enorme reptil marino.

Post-Incidente

Si bien el Indominus murió menos de un día después de su escape a la Isla Nublar, y nunca alcanzó la edad adulta ni tuvo descendencia, su linaje continuó en cierto sentido. El proyecto de evolución artificial de Henry Wu continuó a pesar de la muerte de Hoskins y todavía estaba respaldado financieramente por Eli Mills y la fortuna de Benjamin Lockwood. Los especímenes de Wu, que fueron retirados del Laboratorio de Creación Hammond por personal de InGen, fueron incautados por el gobierno de EE. UU. poco después del incidente; esto habría incluido todo su material de Indominus. Hasta el momento se desconoce la ubicación actual y el estado de los bienes incautados.

Debido a la pérdida de todos sus especímenes (así como de sus credenciales), Wu necesitaba obtener nuevas muestras para continuar con el desarrollo del genoma híbrido. En junio de 2016, fue recuperada una muestra de los restos óseos del Indominus rex, que aún se encontraban en la laguna de Jurassic World; la mitad inferior del animal había sido consumida, pero quedaba suficiente para adquirir una muestra de ADN viable. Esta muestra se usó durante los siguientes dos años para desarrollar un prototipo de Indoraptor, esencialmente un Indominus reducido con una mayor proporción de material genético de Velociraptor; Hoskins había apoyado la creación de tal animal antes de su muerte. Esta muestra fue destruida el 25 de junio de 2018; el esqueleto original probablemente era inaccesible en ese momento debido al aumento de la actividad volcánica en Isla Nublar, lo que significa que los únicos rastros sobrevivientes del genoma de Indominus estaban en los activos incautados, los restos de Indoraptor después de la muerte del animal y cualquier muestra más pequeña en posesión de Wu.

Las acciones del Indominus también condujeron directamente al cierre de Jurassic World, aunque esto fue impulsado principalmente por el muy publicitado ataque de los  pterosaurios en la Calle Principal. La muerte de Simon Masrani, el cierre de su mundialmente famoso parque temático y la pérdida de Henry Wu como activo de la empresa causaron problemas financieros sin precedentes para Masrani Global Corporation que la afectarían en el futuro previsible.

Composición Genética

El genoma de Indominus rex se construyó insertando genes de varias especies en una plantilla. La mayoría de las fuentes que la componen se han divulgado:

Cuadro oficial creado para mostrar la composición del Indominus rex.

  • Tyrannosaurus rex: el genoma de este animal se utilizó como plantilla en la que se podían insertar genes. Esta fue la única parte constituyente en el registro público, aunque el sitio web de Jurassic World identifica varios abelisaurios y un carcharodontosaurio que también se utilizaron para crear el genoma.
  • Velociraptor "antirrhopus": se utilizaron genes del Velociraptor de InGen para controlar el desarrollo del cerebro del animal. Esto le dio una mayor capacidad cognitiva y una comprensión instintiva de las vocalizaciones del Velociraptor, aunque este segundo efecto puede haber sido involuntario. Las púas del animal pueden provenir de genes estructurales de Velociraptor, pero no hay confirmación de esto.
  • Carnotaurus sastrei: se insertaron genes estructurales de este abelisaurio en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo. Algunas de las vocalizaciones producidas por Indominus son lo suficientemente similares a las de Carnotaurus para facilitar la comunicación rudimentaria, lo que sugiere que sus órganos vocales y las partes de su cerebro que procesan la comunicación también pueden estar influenciadas por genes de este abelisaurido.
  • Pycnonemosaurus nevesi: se insertaron genes estructurales de este abelisaurio en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo.
  • Quilmesaurus curriei: Se insertaron genes estructurales de este abelisaurido en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo.
  • Viavenator exxoni: genes estructurales de este abelisaurido se insertaron en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo.
  • Majungasaurus crenatissimus: se insertaron genes estructurales de este abelisaurido en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo.
  • Rugops primus: genes estructurales de este abelisaurio se insertaron en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de cuernos supraorbitarios y escamas gruesas en el cuerpo.
  • Giganotosaurus carolinii: los genes estructurales de este carcharodontosaurido se insertaron en el genoma de Indominus para modificar sus proporciones corporales y ayudar en el desarrollo de los procesos supraorbitarios. El tamaño excepcional del animal resultante puede haber estado relacionado con genes reguladores de esta especie.
  • Therizinosaurus cheloniformis: los genes estructurales de este terizinosaurio se insertaron en el genoma de Indominus para facilitar el desarrollo de extremidades delanteras largas y poderosas, incluidas grandes garras en los dedos de estas extremidades.
  • Deinosuchus rugosus: se insertaron genes estructurales de este cocodrilo en el genoma de Indominus para ajustar la morfología de su dentición. Esto resultó en un total de 74 dientes con una combinación de características de terópodo y caimán; sus dientes miden un promedio de 25 centímetros (9,8 pulgadas).
  • Sepiida: se obtuvo una especie desconocida de sepia para permitir que el Indominus sobreviva a una tasa de crecimiento acelerada. Los genes de la sepia que controlan el desarrollo de los cromatóforos también se integraron en el genoma de Indominus , lo que resultó en un animal capaz de un camuflaje avanzado. Se desconoce si esto fue intencional por parte de sus creadores, pero una pantalla holográfica presentada en 2018 detalla su capacidad de camuflaje. Según Jurassic World: Evolution, la especie de sepia utilizada para este propósito fue Sepia officinalis, la sepia común europea.
  • Neobatrachia: se obtuvo una especie desconocida de rana arbórea para obtener genes que le permitieran al Indominus modular su salida infrarroja, que estaba destinada a ayudarlo a sobrevivir en un clima tropical. Esto también le permitió evitar la detección al ocultar su firma térmica a la vigilancia, un comportamiento que podría utilizar debido a su capacidad para detectar su propia radiación infrarroja. El icono utilizado en el gráfico oficial es el contorno de Agalychnis callidryas, la rana arborícola de ojos rojos, pero no se ha confirmado si esta es la especie real de origen.
  • Crotalinae: se obtuvo una especie desconocida de víbora de pozo para obtener genes para desarrollar órganos utilizados para detectar radiación infrarroja. El Indominus posee cavidades craneales similares a las fosas utilizadas por las víboras de fosa. Cuando se combina con la capacidad de modular su propia salida térmica, el Indominus podría determinar fácilmente cuándo se había ocultado con éxito de los dispositivos de seguridad de detección térmica. Es poco probable que el Dr. Henry Wu pretendiera este comportamiento específico, basándose en su reacción de sorpresa. Los genes de las especies Crotalinae también pueden haber resultado en la capacidad de distender la mandíbula en un ángulo superior a noventa grados al facilitar el desarrollo de articulaciones cuadradas y escamosas altamente cinéticas que se encuentran en algunas serpientes. La tabla oficial se refiere a la serpiente como una "víbora", que no es una especie específica. Más bien, varios tipos de serpientes (principalmente en la familia Viperidae) se conocen como víboras.
  • Tetrapoda: los genes estructurales se obtuvieron de una especie que aún no se ha revelado para facilitar el desarrollo de pulgares oponibles en el Indominus . Los únicos animales conocidos con pulgares opuestos verdaderos incluyen varias especies de mamíferos, en particular primates, ciertos pterosaurios darwinópteros y el género de ranas Phyllomedusa. Otros animales, como los camaleones y algunos dinosaurios terópodos, tienen pulgares parcialmente oponibles.

Descripción

Vista cercana del ojo izquierdo de Indominus rex

Indominus rex muestra características de una amplia gama de animales, debido a los genes estructurales que provienen de muchas especies diferentes. Su cabeza muestra claramente la influencia de especies de abelisáuridos y carcharodontosáuridos, con sus pequeños cuernos supraorbitarios cónicos y escamas decorativas en particular provenientes de su herencia abelisáurida. La forma del cráneo está determinada por los genes del Tyrannosaurus y del Carcharodontosaurus en su genoma; los dientes, 74 en total, son de apariencia cónica debido a la inclusión de ADN de cocodrilo. El sub-adulto visto en 2015 mostró una serie de dientes rotos o dañados que sobresalían en varios ángulos. Sus dientes miden 25 centímetros (9,8 pulgadas) en promedio y se reemplazan continuamente a lo largo de su vida, como ocurre con la mayoría de los terópodos. Parece haber más dientes en la mandíbula inferior que en la superior, y los dientes en la parte delantera de la mandíbula inferior tienden a sobresalir hacia afuera y crean una apariencia de canasta en la mandíbula inferior. Las mandíbulas son largas y relativamente estrechas, capaces de dilatarse en un ángulo muy amplio de manera similar a las serpientes. En su cara, la piel parece tirante, lo que hace que los rasgos esqueléticos se delineen claramente; esto incluye cavidades similares a las fosas loreales utilizadas por las víboras de pozo para detectar la radiación térmica. Aparecen púas de color gris en la parte superior de su cabeza. Las fosas nasales son bastante grandes, similares a las de esto incluye cavidades similares a las fosas loreales utilizadas por las víboras de pozo para detectar la radiación térmica. Aparecen púas de color gris en la parte superior de su cabeza. Las fosas nasales son bastante grandes, similares a las deesto incluye cavidades similares a las fosas utilizadas por las víboras de pozo para detectar la radiación térmica. Aparecen púas de color gris en la parte superior de su cabeza. Las fosas nasales son bastante grandes, similares a las de Tyrannosaurus, y los ojos miran hacia adelante con escleróticas anaranjadas y pupilas con rendijas negras similares a las de la mayoría de las subespecies de Velociraptor. Para proteger sus ojos, el Indominus tiene membranas nictitantes transparentes y gruesas que se originan en el canto medial de cada ojo. Tiene una lengua rosada triangular comparativamente corta, que no es lo suficientemente larga para llegar a los labios.

Indominus rex demuestra sus mandíbulas distendidas, con una vista clara del interior de la boca. También tenga en cuenta la postura cuadrúpeda.

Escamas redondeadas cubren gran parte del cuerpo del animal, lo que le brinda una protección decente contra la mayoría de los ataques. Las escamas más grandes son visibles en las regiones del cuello y la espalda, pero su piel escamosa es bastante gruesa en todas partes, lo que hace que el Indominus sea casi impenetrable. Su característica anatómica más notable, además de sus enormes mandíbulas, son sus extremidades anteriores. Diseñados con genes estructurales de Therizinosaurus, estos brazos son lo suficientemente largos como para permitirle a este animal caminar sobre cuatro extremidades o gatear si lo necesita. Las manos están en pronación, que es un error fenotípico común en todos los terópodos de InGen, pero esta característica realmente beneficia al Indominus, ya que le permiten agarrarse al suelo. Cada mano tiene cuatro dígitos, incluido un pulgar oponible y tres dedos mucho más largos. Los cuatro terminan en grandes garras. Los brazos son extremadamente musculosos y, al igual que la cabeza, tienen púas largas de color gris. Sin embargo, sus brazos son menos flexibles que los de su predecesor Scorpios rex, así como los de su descendiente Indoraptor.

Detalle de la mano derecha de Indominus

Las patas de Indominus también son muy poderosas y terminan en pies de tres dedos que también tienen grandes garras. A diferencia de sus parientes genéticos, carece de una garra raptorial agrandada. Es capaz de correr a treinta millas por hora cuando se encuentra en un área confinada. Si bien es un cuadrúpedo facultativo, el Indominus camina bípedo cuando tiene prisa, como Scorpius pero a diferencia del Indoraptor. Su cola es larga, pero bastante anodina. Según el Dr. Henry Wu, el arquitecto del genoma de Indominus, el animal podría alcanzar los quince metros de largo, lo que lo convierte en el segundo terópodo más grande conocido después del Spinosaurus; sin embargo, su espécimen más longevo solo sobrevivió hasta la edad adulta temprana y nunca alcanzó su tamaño completo. Una publicación de Universal Studios en las redes sociales de 2019 ha dado una longitud de 16,9 metros (55,4 pies) para este animal, así como una altura de 6,7 metros (22 pies). Las estimaciones de peso son difíciles de conseguir, pero al menos una tabla de tallas sugiere que alcanzaría las 12,000 libras (seis toneladas cortas estadounidenses o 5,443.1 kilogramos) en tamaño completo. Esto haría que el animal sea más grande, pero más liviano, que una hembra madura sana de Tyrannosaurus rex.

Demostración de metacrosis utilizada para camuflaje activo en Indominus

Entre algunas de las características más espectaculares del Indominus se encuentra su piel. Si bien generalmente descansa en una coloración blanca, los cromatóforos en la piel del animal le permiten realizar metacrosis, cambiando el color de su cuerpo a voluntad (excepto, por supuesto, características como sus dientes u ojos). Incluso parece tener una capa de tejido que contiene cromatóforos sobre sus escamas más grandes, lo que le permite esconderse de manera más eficiente. Los cromatóforos serían similares a los que se encuentran en la sepia, ya que esta es la fuente genética de esta característica en Indominus. A diferencia de los reptiles que cambian de color, como los camaleones, que utilizan la señalización celular para realizar cambios de color fisiológicos, los cefalópodos utilizan una compleja matriz de músculos para controlar manualmente la expresión del color de sus unidades cromatóforas. Esto significaría que los sistemas nervioso y muscular de Indominus son diferentes a los de cualquier vertebrado. Las unidades de cromatóforo individuales consisten en una sola célula de cromatóforo rodeada de células musculares, nerviosas, gliales y de la vaina. Dentro de la célula del cromatóforo se encuentra el sáculo citoelástico, un saco elástico que contiene gránulos de pigmento. La contracción muscular puede expandir o contraer el sáculo, comprimiendo o extendiendo los gránulos de pigmento y cambiando la reflectividad, translucidez y opacidad de la célula. Esto provoca el aparente cambio de color.

Otra de sus habilidades es la detección por infrarrojos. Para ello, utiliza órganos de fosa, similares a las fosas lorealistas de las serpientes crotalinas (las "víboras de fosa"). Estos hoyos se encuentran en la parte superior de la cabeza, pero no se distinguen fácilmente ya que están cubiertos por una membrana. Detrás de la membrana hay una bolsa profunda llena de aire, y la propia membrana está muy vascularizada e inervada. Las masas nerviosas terminales del nervio trigerminal forman receptores sensibles al calor que transmiten información sobre el calor del entorno del animal al cerebro. Es capaz de visualizar la radiación de calor en longitudes de onda entre 5μm y 30μm. La resolución es baja debido al pequeño tamaño de los pozos; mientras que Indominuses capaz de "ver" el calor, no utiliza esta capacidad para formar imágenes completas. Sin embargo, el tectum óptico del cerebro se superpone a los estímulos visuales y térmicos, lo que le da al animal un conjunto combinado de información para interpretar su mundo.

Además, es capaz de modular la salida de infrarrojos de su cuerpo. Este mecanismo tiene su origen en los genes de la rana arborícola, pero como el Indominus es endotérmico, genera su propio calor corporal. Las ranas, por otro lado, son ectotermos y deben usar la termorregulación del comportamiento en su lugar. Algunas ranas arborícolas modifican su temperatura corporal alterando el color de su piel, ya que la piel más oscura absorbe más calor mientras que la piel más clara lo repele. El Indominus es capaz de hacer esto, y presumiblemente podría usar sus cromatóforos para alterar su temperatura corporal. Sin embargo, parece tener otros rasgos fisiológicos que le permiten un mayor control sobre su salida de infrarrojos, que son poco conocidos (el Dr. Henry Wu, su creador, se sorprendió al saber cuán avanzado era su control, lo que sugiere que esto no fue intencional). Es capaz de reducir su temperatura corporal a niveles indetectables para la tecnología de sensores térmicos, igualando la radiación de calor de fondo de su entorno. Sabe que lo ha logrado utilizando sus pozos de calor: al observar su propio cuerpo, puede saber cuándo su temperatura ha alcanzado los niveles ambientales.

Crecimiento

Ejemplar de Indominus eclosionando

La etapa de cría de Indominus rex es poco conocida y se han revelado pocos detalles. Sin embargo, se sabe que las garras ya están completamente desarrolladas en el momento de la eclosión, ya que se utilizan para romper la cáscara del huevo. La piel parece ser ligeramente grisácea y rosada, pero se desconoce si esta es una característica fundamental o si está afectada por los cromatóforos del animal. Los ojos son desproporcionadamente grandes para el tamaño de su cráneo, que es normal en muchos animales bebés, y no hay señales de cuernos o púas como en el animal maduro. Las proporciones corporales, por lo que se ha documentado, parecen similares a las crías de Velociraptor .

No se han observado estadios juveniles o adolescentes más antiguos. Tampoco se han observado adultos completamente desarrollados, debido al hecho de que ninguno de los especímenes sobrevivió hasta la edad adulta; sólo se conocen las etapas de cría y sub-adulto. Sin embargo, la confianza de Henry Wu de que el Indominus estaba listo para la exhibición sugiere que el adulto y el sub-adulto difieren en pocas formas además del tamaño.

La edad adulta se alcanza en tres o cuatro años. Según Claire Dearing, gerente de activos de InGen, esta tasa de crecimiento superó sus expectativas.

Dimorfismo sexual

Dado que no se han creado ejemplares masculinos de esta especie, se desconoce cualquier tipo de dimorfismo sexual.

Comportamiento

Patrones de actividad

Debido a que es una creación artificial, los patrones de actividad de Indominus rex están poco investigados. Se sabe que está activo en todo momento del día o de la noche, aunque probablemente estuvo activo principalmente durante el día cuando estaba en cautiverio, ya que es entonces cuando sus cuidadores le habrían traído comida.

Dieta y comportamiento alimenticio

Indominus rex es un carnívoro. Se desconoce su dieta natural, por ser una creación artificial; solo uno ha existido en la naturaleza, y no sobrevivió durante un día completo. Mientras estuvo en cautiverio, fue alimentado con carne preparada de ganado. En una escena eliminada, Katashi Hamada explicó que al animal no se le podía dar comida viva, ya que esto podría llevar a que el animal solo quisiera comida viva a partir de ese momento.

Esta especie no está por encima del canibalismo, ya que uno de los dos especímenes mató y se comió a su hermano algún tiempo después de que nacieron. Se desconoce el motivo del ataque, pero probablemente habría sido el primer caso de un Indominus matando y comiendo presas. Sin embargo, no hay registro de qué causó este incidente; la muerte puede haberse debido a un comportamiento territorial, más que a un depredador. Si este es el caso, es probable que Indominus también se comiera los cadáveres de los rivales territoriales que había matado.

Sin embargo, tan pronto como se le presentó la oportunidad, el Indominus tomó alimentos vivos en forma de dos empleados de InGen. Anteriormente, casi cortó el brazo de al menos un manejador durante el tiempo de alimentación, lo que indica un fuerte deseo de atacar a las presas vivas incluso antes. En una escena eliminada, Owen Grady y Claire Dearing encuentran un montón de estiércol que la novelización juvenil identifica como excrementos de Indominus, pero no se sabe de qué comida eran estos excrementos; como mínimo, significa que este animal digiere sus comidas en una o dos horas.

Una vez fuera de la contención, no se vio que el animal se comiera activamente a sus víctimas, sino que participaba en la matanza excedente. Según Owen Grady, estos asesinatos excedentarios se llevaron a cabo por placer y no por una naturaleza depredadora. Las víctimas del Indominus incluyeron a varios miembros del personal de la UCA, incluido Katashi Hamada, al menos un empleado de Timack Construction, un Brachiosaurus, seis Apatosaurus, un Ankylosaurus y dos Velociraptor. El animal también intentó atacar a varios Pteranodones en el Aviario de Jurassic World, pero no pudo matar a ninguno. Ignoró a los Dimorphodons, más pequeños. Su agilidad a la hora de capturar objetivos no parece ser excelente, ya que a menudo falla en los mordiscos dirigidos a pequeños objetivos en movimiento; el Indominus heredó las pupilas de hendidura vertical del Velociraptor, que son beneficiosas para los animales que cazan cerca del suelo en la hierba alta, pero son un obstáculo para los depredadores altos que atacan desde arriba. Es probable que el Indominus dependa de otros sentidos además de la visión para acechar y atacar a sus presas u otras víctimas, como su capacidad para detectar la radiación infrarroja (calor).

Indominus puede distender sus mandíbulas para sujetar presas más grandes

El Indominus usa principalmente sus grandes mandíbulas para matar presas y otras víctimas, por lo general sujetando presas más pequeñas alrededor de la sección media para matarlas instantáneamente. Cuando se enfrenta a objetivos más grandes que él mismo, este animal pondrá en juego sus enormes brazos con garras, enganchando sus garras para desgarrar la carne expuesta o moviendo salvajemente sus brazos para crear laceraciones profundas que conducen a la muerte por trauma y pérdida de sangre. También puede dilatar sus mandíbulas para envolver a víctimas más grandes. Su alta inteligencia le permite ser inventivo en el combate, aprender nuevas estrategias y estudiar a sus víctimas para discernir sus debilidades. Por ejemplo, al combatir un Ankylosaurus, el Indominus descubrió que sus mandíbulas no podían perforar la armadura dorsal de su víctima; pudo usar sus garras para desgarrar la pata trasera izquierda del anquilosaurio, derribando al herbívoro. El Indominus luego lo empujó sobre su espalda, plantó un pie en el vientre de su víctima y le mordió el cuello para matarlo.

Sus mandíbulas y dientes son lo suficientemente poderosos como para perforar el exterior de vidrio de oxinitruro de aluminio de una girosfera, que supuestamente era capaz de resistir una bala de calibre 50. Sin embargo, hay pruebas sólidas de que el exterior de la girosfera no era tan resistente como afirmaba Masrani Global Corporation.

Al manipular alimentos más pequeños, el Indominus usa sus manos para agarrar a sus víctimas. Luego puede lanzar a su víctima para herirla o matarla, o simplemente puede morder pedazos. A pesar de su enorme boca, no suele tragar presas enteras.

Si las presas logran escapar, un Indominus puede optar por esperar en el lugar para ver si accidentalmente se vuelven a revelar. El Indominus que había perseguido a Zach y Gray Mitchell esperó aproximadamente diecisiete segundos después de que escaparon a un pequeño estanque, rindiéndose cuando no resurgieron lo suficientemente rápido.

Comportamiento social

Solo dos de este animal fueron creados, por lo que no se puede determinar el alcance total de sus comportamientos sociales. En algún momento antes de que se insinuara por primera vez la especie en noviembre de 2014, uno de los especímenes había matado y canibalizado al otro, dejando solo uno.

Sin embargo, se sabe que Indominus socializa con Velociraptor "antirrhopus" siempre que las rapaces se comporten de manera subordinada. A la primera señal de competencia por el dominio, el Indominus intentará matar a su competidor.

Reproducción

Ningún Indominus se ha reproducido nunca de forma natural. Sin embargo, los dos que nacieron en 2012 se documentaron en ese momento, y los detalles de su comportamiento de eclosión están bastante bien registrados. Se presume que el período de incubación es de entre tres y seis meses, en base al tamaño relativamente pequeño de las crías.

Antes de la eclosión, los latidos del corazón de los dinosaurios rondaban los sesenta latidos por minuto. Usando su mano con garras, la cría rompió la parte superior de la cáscara del huevo, empujando los fragmentos de la cáscara y golpeando el exterior del huevo de una manera nerviosa. Hizo un movimiento de agarre con la mano, los dedos temblaban visiblemente. En este punto, los latidos del corazón de ambos huevos comenzaron a acelerarse, lo que sugiere que los sonidos de la primera cría eran audibles para la segunda y provocaron una respuesta. Se podía ver a la segunda cría empujando su cáscara de huevo desde el interior, sin abrirla de inmediato, mientras emitía un sonido de arrullo. Mientras tanto, la primera cría quitó suficiente cáscara de huevo para mirar fuera del huevo. Su pupila ya era extremadamente estrecha, a pesar de no haber estado expuesta a ninguna luz brillante antes de eclosionar. Se podía escuchar haciendo silenciosos silbidos y gruñidos. No recibieron ayuda de sus cuidadores humanos durante la eclosión, y realizaron el acto por su cuenta.

Se desconoce cómo Indominus haría el apareamiento y la reproducción, o si este organismo artificial sería capaz de reproducirse. Tanto Tyrannosaurus como Velociraptor representan cloaca en Jurassic Park: The Game, por lo que es muy probable que Indominus también tenga una cloaca para albergar sus órganos reproductivos. Su antepasado genético, Scorpios rex, es capaz de producir descendientes fértiles y genéticamente distintos mediante partenogénesis; esto aún no se ha confirmado en Indominus. Según el sitio web de Jurassic Intel, los huevos de Indominus no son particularmente grandes, lo que sugiere que la hembra sobreviviente puso huevos durante su tiempo en Jurassic World, pero se desconoce si alguno fue fertilizado. La mayoría de los dinosaurios, incluidas las aves modernas, ponen huevos sin fertilizar después de la ovulación. Los huevos de terópodos son generalmente oblongos, y los que pertenecen a una especie de este tamaño eclosionan después de seis meses a un año.

Comunicación

Los sonidos vocales del Indominus sobreviviente eran en gran parte de naturaleza territorial, ya que no existían otros miembros de su especie después de la muerte de un espécimen por canibalismo. El volumen de sus rugidos se ha medido entre 140 y 160 decibeles. Se puede escuchar emitiendo gruñidos y rugidos más o menos al azar, pero emite rugidos particularmente fuertes cuando está a punto de comenzar a perseguir a una víctima. Se sabe que persigue a las víctimas incluso cuando no tiene hambre, por lo que estas vocalizaciones (que serían contraproducentes si estuviera buscando comida) pueden ser un medio para hacer huir a las víctimas para que pueda entretenerse persiguiéndolas. Se ha observado un comportamiento similar en Tyrannosaurus, que persigue animales más pequeños como una forma de juego.

Algunos aspectos de su fisiología le permiten realizar ruidos similares a los de otras especies. Es capaz de una comunicación rudimentaria con Velociraptor, incluidos ladridos guturales y ruidos de gárgaras que se utilizan para establecer el dominio y vocalizar comandos. También puede hacer una versión más débil del distintivo bramido que usa el Tyrannosaurus rex para enfrentarse a rivales territoriales. También es posible una comunicación limitada con Carnotaurus, que consiste principalmente en vocalizaciones territoriales.

Cuando se siente frustrado, se puede escuchar al Indominus emitir fuertes rugidos.

Aunque rara vez socializa, en Indominus se conoce cierto grado de lenguaje corporal. Cuando se comporta de forma agresiva, abre la mandíbula para mostrar los dientes y la boca. Se ha visto que asume posturas corporales similares a las de los animales con los que interactúa, en particular Velociraptor. Por ejemplo, mientras que los brazos normalmente están extendidos, Indominus puede acercarlos más a su cuerpo cuando socializa con Velociraptors y levantar la cabeza más alto. Estos gestos de rapaces le ayudan a establecerse como una figura dominante para estos otros animales.

Impacto ecológico

No existe una ecología natural conocida para Indominus rex, ya que es una especie diseñada artificialmente.

Cuando el único espécimen sobreviviente entró en la naturaleza, fue inmensamente destructivo para su hábitat, ya que se involucró en una matanza excesiva. Mató a un Braquiosaurus al tenderle una emboscada en un área densamente boscosa, y luego mató a seis Apatosaurios lacerándolos en las caderas, el pecho, flancos, hombros y el cuello. También mató a un Ankylosaurus mordiéndole la garganta y rompiendo la médula espinal después de volcar al animal. Más tarde se vio que se comportaba agresivamente con los Pteranodones, pero no pudo matar a ninguno. Durante las peleas con algunas de sus víctimas, destruyó la vida vegetal local debido a su gran tamaño. Las únicas especies que realmente se benefician de su presencia son los carroñeros, como las aves que se ven alimentándose de los cadáveres de Apatosaurus.

Se demostró que la única interacción positiva intencional en la que participaba el Indominus fue con cuatro Velociraptors modificados genéticamente. Al reconocerlos como algo similar a sí mismo, el híbrido estableció una comunicación rudimentaria con las rapaces y formó una relación simbiótica mutua con ellas. Las rapaces eran más pequeñas y, por lo tanto, más sigilosas y ágiles que las Indominus, lo que les permitía eliminar al personal de InGen Security con mayor facilidad; mientras tanto, el tamaño y el poder del Indominus protegerían en teoría a las rapaces. Sin embargo, esta relación resultó ser inherentemente inestable, ya que el Indominus no podía tolerar ningún desafío a su autoridad. Uno de los Velociraptores, un individuo llamado Blue, se negó a matar a Owen Grady debido a su conexión familiar con el humano que la había criado desde la infancia. El Indominus luego se enfureció e intentó matar a Blue, lo que volvió a las rapaces restantes contra el dinosaurio híbrido, que procedió a matarlos.

Indominus también demostró cierta capacidad de comunicación con Carnotaurus, un terópodo con el que comparte varios genes estructurales. Durante el incidente de 2015, el Indominus fugitivo estuvo involucrado en un breve enfrentamiento territorial en el recinto de Carnotaurus. Más tarde se descubrió que la cerca del prado se había roto desde el interior, aunque el Indominus la había empujado desde fuera. Además, el Carnotaurus fugitivo que había estado involucrado en el enfrentamiento no mostraba signos de haber estado en una pelea física. Esto sugiere que el Indominus debilitó la cerca lo suficiente para que el Carnotaurus pudiera escapar, y no luchó contra el dinosaurio más pequeño. Sin embargo, los dos tampoco cooperaron después de la fuga.

Se vio a Indominus rex en combate con una hembra Tyrannosaurus rex, aunque en este caso el tiranosaurio instigó la lucha con fines territoriales. El Indominus probablemente habría sido el vencedor, pero debido a circunstancias complicadas, se vio arrinconada en la orilla de la Laguna de Jurassic World, donde fue presa de un Mosasaurus.

Lo que quedó de su esqueleto finalmente se convirtió en un hábitat para la vida marina bentónica y los peces pequeños.

Hábitat

Debido a que fue creado artificialmente, el hábitat preferido de Indominus rex no está confirmado. Sin embargo, el ejemplar creado en Jurassic World favoreció regularmente las áreas boscosas después de escapar del Recinto 11. No hay forma de determinar si esta preferencia por el bosque se debió al hábitat de su recinto, que era densamente boscoso, o porque la cubierta forestal le permitió camuflarse más eficazmente.

Isla Nublar

En 2012, dos I. rex hembras nacieron en el Laboratorio de Creación de Hammond después de varios años de diseño e ingeniería por parte del Dr. Henry Wu. Estos serían los primeros y únicos miembros de su especie criados en la isla.

En algún momento antes de 2014, los Indominus fueron trasladados al Recinto 11, una instalación de detención especializada ubicada en la región noroeste de Isla Nublar. Permanecerían aquí hasta que se completara su atracción.

Uno de los dos especímenes fue canibalizado por su hermano antes de noviembre de 2014.

El 22 de diciembre de 2015, el Indominus sobreviviente escapó del confinamiento debido a una combinación de mala gestión corporativa y el secreto y la corrupción que rodeaban el propósito final del animal. El Indominus viajó al sureste a través de la isla, retrocediendo hacia el norte nuevamente después de que la seguridad del parque intentara someterlo. Esa noche, el personal del parque colaboró ​​en un plan complicado y altamente arriesgado para matar al animal, que culminó con una emboscada y muerte por el Mosasaurus residente del parque. Este incidente resultó en la extinción de Indominus rex, y como el parque fue cerrado y los activos de Henry Wu incautados por el gobierno de EE. UU. Muy poco después del incidente, no se pudo crear más de este animal.

Otro

Nunca se ha informado de ningún ejemplar de Indominus rex fuera del Golfo de Fernández, aunque Henry Wu finalmente fue reclutado por la empresa BioSyn a principios de la década de 2020. Sin embargo, para entonces, el gobierno federal de EE. UU. confiscó todas las muestras genéticas de Indominus en las redadas a las instalaciones de laboratorio que Wu y sus colegas utilizaban anteriormente, y había tenido problemas para continuar con su trabajo; lo que se ha hecho con dichas muestras desde entonces no ha sido revelado. Es muy poco probable que BioSyn haya criado su propio Indominus, pero varias de las especies donantes del híbrido (como Giganotosaurus, Therizinosaurus, Tyrannosaurus y Velociraptor) se alojaron en el Santuario de BioSyn Genetics a partir de 2022.

Aún no ha aparecido ningún activo perteneciente a esta especie en el mercado negro global, pero solo se pueden imaginar los precios astronómicos que alcanzaría incluso una muestra de ADN de esta especie. Con esto en mente, el silencio del gobierno de los Estados Unidos sobre el estado actual de las muestras confiscadas es preocupante.

Indominus rex, según el conocimiento actual, solo ha vivido en el Golfo de Fernández. InGen Security retiró los especímenes restantes del laboratorio del Dr. Wu durante el incidente de 2015, poco antes de que el gobierno de los Estados Unidos incautara gran parte de su material. Por el momento, esta especie es considerada extinta.

Simbolismo

Originalmente, el Indominus rex estaba destinado a actuar como un símbolo del triunfo científico y el mayor logro de Jurassic World: la capacidad de su biólogo genético líder, el Dr. Henry Wu, para manipular los componentes básicos de la vida y crear especies completamente nuevas. Los terópodos depredadores fueron las principales fuentes de material genético para este animal, que pretendía mostrar la gama completa de adaptaciones de caza que los dinosaurios habían desarrollado durante su historia. Para resaltar esto, el Indominus se comercializó con el lema “Más grande. Más fuerte. Más dientes”. Este plan de marketing fue muy efectivo y dio como resultado que las ventas de boletos para Jurassic World se dispararan una vez que el público supo que venía un nuevo terópodo, aunque para ese entonces no se conocía su identidad.

El nombre de este organismo fue elegido por InGen de modo que sonara aterrador pero sea fácil de pronunciar; aproximadamente significa “rey indomable” en latín. Si bien el atractivo de ese nombre es obvio, sin darse cuenta revela algunos mensajes contradictorios dentro de InGen; claramente, este era un animal destinado a entretener y emocionar al público con su ferocidad, pero a pesar de su nombre científico, en realidad estaba destinado a ser mantenido en cautiverio y controlado. Nombrarlo como algo que lo describiera como indomable entusiasmaría a los turistas, pero podría dar una idea equivocada. En última instancia, esta contradicción no importó porque el animal escapó antes de ser exhibido, lo que significa que terminó siendo realmente indomable.

Simon Masrani vio por primera vez al animal a finales de 2015, apenas unas horas antes de su muerte, y quedó impresionado por su comportamiento agresivo; más que preocupación, expresó admiración por la audacia del animal. También se sorprendió al saber que era de color blanco: en su India natal, el color blanco simboliza la pureza, el conocimiento, la limpieza, la paz y, a veces, el luto; esta amplia gama de significados se debe a que el blanco es esencialmente una combinación de otros colores de luz. Esto es similar a cómo el Indominus era una combinación de varios otros organismos y mostraba sus características, aunque mostraba rasgos de depredador en lugar de rasgos pacíficos e intelectuales. Quizás de manera más apropiada, el color blanco se puede vincular a la palidez de la muerte. Masrani consideró el Indominus una nueva atracción adecuadamente aterradora que esperaba atraería a multitudes en busca de emociones fuertes.

La revelación de que al Dr. Wu se le había pagado para hacer que el animal estuviera orientado al combate hizo que su reputación cambiara por completo. En lugar de representar las maravillas de la ciencia genética moderna, el Indominus llegó a simbolizar la arrogancia y la codicia, y cómo los intereses capitalistas traen corrupción a la ciencia. Hasta cierto punto, representa el nacionalismo estadounidense, ya que el jefe de seguridad de InGen, Vic Hoskins, tenía la intención de venderlo a las Fuerzas Armadas de EE. UU. para ayudar a mantener la superioridad estadounidense en el campo de batalla.

Solo un ejemplar de Indominus se mantuvo en cautiverio con cierto éxito, e incluso entonces estuvo plagado de problemas en todo momento. Al haber sido criado en un laboratorio, no se disponía de información previa sobre sus necesidades o características, solo predicciones. Se introdujo en el Recinto 11 en algún momento después de la eclosión en 2012. El hábitat se construyó específicamente para el Indominus, pero requirió varias modificaciones a medida que el animal crecía y se desarrollaba.

Las paredes tenían inicialmente cuarenta pies de altura, pero estaban en construcción a finales de 2015 debido a la preocupación de que el dinosaurio pudiera escalarlas de todos modos. Inicialmente, la alimentación se realizaba a través de listones en la pared del recinto, pero finalmente aprendió a predecir de dónde vendría su comida y atacó al personal durante la alimentación. Después de que un trabajador estuvo a punto de perder un brazo, el resto del personal amenazó con renunciar si la administración del parque no tomaba medidas; se implementó una nueva política de alimentación, con una gran grúa utilizada para administrar carne dentro del recinto.

La observación se realizó a través de un panel de vidrio reforzado, que el animal intentó romper a fines de 2015, sin éxito; solo logró romper el vidrio. Para entonces, uno de los dos Indominus creados originalmente había canibalizado a su hermano; actualmente no existe una forma conocida de mantener juntos a más de uno en cautiverio. Para realizar un seguimiento de la ubicación del animal, el recinto estaba equipado con cámaras de vigilancia. El hábitat contaba con un frondoso bosque, ya que la Indominus prefería permanecer oculta. Debido a esto, las cámaras tenían capacidad de detección térmica, que podía activarse desde la sala de control del corral. Esto permitiría al supervisor del Recinto 11 ver al animal aún cuando estaba escondido entre los árboles.

Una inspección del recinto por parte del conductista animal de InGen Security, Owen Grady, reveló un problema más apremiante con el hábitat: carecía de cualquier forma significativa de estimulación, que requieren todos los animales inteligentes. No tenía relaciones positivas, salvo con la grúa que le entregaba la comida. Si bien esta era una precaución necesaria, aseguró que el Indominus viera a sus guardianes como enemigos que lo mantenían encarcelado en lugar de cuidadores. Sin nada que hacer en su hábitat, empezó a aburrirse y a frustrarse, lo que puede haber contribuido a sus comportamientos agresivos.

La forma en que se trató al Indominus implica que instintivamente sería violento con los humanos y otros animales, aunque es imposible decir con certeza si esto es cierto. Parece muy posible que este fuera un comportamiento aprendido en lugar de una parte fundamental de su biología. Aún así, en este momento no hay información disponible sobre cómo mantener satisfecho a un Indominus en cautiverio de manera confiable, y considerando la intención detrás de su creación, puede que no haya una manera.

Antes de Indominus, la primera especie animal que se creó a través de la hibridación de múltiples genomas fue su antepasado Scorpios rex en 2009, precedida por la planta con flores Karacosis wutensis en mayo de 1997. Tanto estas como otras especies híbridas fueron realizaciones de la teoría de Henry Wu de que podrían crearse especies a través de este tipo de hibridación genética artificial. La creación del Indominus, entre 2009 y 2012, promovió la teoría de que era posible diseñar nuevas especies animales utilizando genes de organismos relacionados de forma lejana. Se consideraba que tenía más potencial que Scorpios, ya que su comportamiento era menos errático.

La creación de un Indominus saludable y viril fue un gran éxito para la carrera del Dr. Wu y para la ciencia genética en general. Para predecir los rasgos de este animal, era necesario un conocimiento completo de las funciones de los genes de su especie de origen; esto probablemente requirió la secuenciación de los genomas de todos esos organismos. Una vez que se identificaron todos los genes de interés, se eliminarían con precisión y se incorporarían al genoma base que se usaría como plantilla. Esto requirió el uso de las técnicas de ingeniería genética más avanzadas desarrolladas hasta ahora por científicos, y probablemente ayudó a hacer avanzar esa tecnología en el proceso.

Al eclosionar, Indominus demostró prácticamente todos los rasgos que Wu había predicho que exhibiría, lo que significa que había logrado no solo identificar las funciones de cada gen que utilizó, sino también aprender cómo incorporarlos en el genoma de otro animal mientras mantenía sus funciones. En algunos casos, hay evidencia de que obtuvo más de lo que esperaba. Supuestamente, los genes obtenidos de la sepia estaban destinados a facilitar una tasa de crecimiento rápido, pero también parecen haber dado como resultado el desarrollo de cromatóforos en la piel. La capacidad del animal para esconderse de los escáneres térmicos también fue inesperada, pero resultó de la capacidad del Indominus de detectar la radiación térmica. Al ver su propia firma de calor, podía determinar cuándo estaba oculto al modular su temperatura corporal hasta que ya no podía sentir su propio calor. Si bien el Indominus no habría sabido acerca de los escáneres térmicos, su capacidad para ocultarse de esta manera lo convertiría en última instancia en un producto aún más valioso para su propósito final como animal militar.

Sin embargo, en cierto modo, el Indominus fue un fracaso. Su comportamiento agresivo y sus escasas habilidades sociales lo hacían teóricamente imposible de entrenar; esto lo haría inútil en un entorno militar. Para solucionar este problema, Wu comenzó a trabajar en el genoma para lograr comportamientos más parecidos a los de Velociraptor, preferiblemente incluyendo una tendencia hacia la estructura social. El resultado de esta experimentación fue el Indoraptor, lo más cerca que Wu llegó a un producto completo de bioingeniería militar.

Si bien la práctica de la bioingeniería militar más tarde se volvería muy controvertida en la política estadounidense y mundial, comenzó con el Indominus rex en las instalaciones de laboratorio de Jurassic World. Si bien originalmente estaba destinado a ser una atracción del parque, Vic Hoskins, de InGen Security, entendió que las ganancias del parque eran insostenibles y creyó que la solución estaba en una asociación con el gobierno. El mismo Hoskins era un ex miembro de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y había visto el combate moderno de primera mano, considerando que ya era imposible ganar guerras realmente. Todos sus programas, incluido el del Indominus, estaban destinados a complementar el arsenal militar de EE. UU. y obtener una ventaja sobre otros países. La financiación del Indominus provino de la Fundación Lockwood a través de su gerente, Eli Mills, quien estaba menos interesado en ayudar a mantener la superioridad estadounidense que en la simple especulación de la guerra.

Por el momento, el gobierno estadounidense no ha hecho comentarios específicos sobre el Indominus o cualquier otro producto de bioingeniería militar. Sin embargo, cuando Jurassic World cerró, el gobierno allanó las instalaciones del laboratorio utilizadas por el Dr. Henry Wu y confiscó todos los materiales que contenía. Se desconoce qué ha hecho el gobierno con estos recursos, que incluían muestras de ADN de Indominus. Si bien existen fuertes restricciones en la guerra biológica a escala internacional, estos se vuelven rápidamente obsoletos por los avances en la ciencia; no hay precedentes de un organismo macroscópico diseñado para la guerra, y la legalidad de crear y/o usar uno de esta manera es extremadamente ambigua.

Junto con lo que significa para la guerra, el Indominus ha agregado combustible al fuego del debate sobre la ingeniería genética. Se ha utilizado como prueba de que el poder genético se utilizará invariablemente para causar daño, e incluso se ha utilizado para respaldar el argumento de que la des-extinción en sí misma es una amenaza terrible. Este no es exactamente un argumento válido, ya que el Indominus no es una especie des-extinguida en absoluto. El verdadero peligro del Indominus ni siquiera era el hecho de que fuera modificado genéticamente; en cambio, fue la corrupción detrás de su creación lo que hizo que se convirtiera en un arma. Curiosamente, el Indominus ha estado notablemente ausente en los debates en torno a la moralidad del capitalismo y el belicismo, aunque debería estar más a gusto aquí que en cualquier otro lugar de la política.

La creación de Indominus fue autorizada por Simon Masrani y Claire Dearing el 4 de abril de 2008, luego de una decisión unánime de la Junta Directiva de que Jurassic World necesitaba una nueva atracción para aumentar la asistencia. Durante los próximos cuatro años, el Dr. Wu trabajaría con la división de genética de InGen para diseñar este animal, con la única instrucción de que el animal fuera “más cool” que cualquier cosa que hubieran creado antes. Como se mencionó anteriormente, su primera encarnación fue Scorpios rex, pero este animal fue un fracaso. En algún momento durante el proceso de desarrollo, Vic Hoskins se puso en contacto con el Dr. Wu con una propuesta en nombre de Eli Mills para hacer al Indominus orientado al combate y adecuado para su uso por organizaciones militares; a cambio, la investigación de Wu sería financiada por Mills. Wu aceptó la oferta.

Simon Masrani reveló la existencia del animal al público en enero de 2015 en su blog corporativo después de insinuarlo durante varios meses, aunque su nombre y naturaleza híbrida solo eran conocidos por una audiencia más pequeña y privada; fue comercializado con el lema “Más grande. Más fuerte. Más dientes”. El mismo Masrani no lo vería hasta su visita repetidamente retrasada el 22 de diciembre de ese año. Después de su revelación pública, las compras de boletos en línea para Jurassic World se dispararon. Irónicamente, este mismo animal luego obligaría a Jurassic World a cerrar debido a la mala publicidad luego de una serie de incidentes que causó en Isla Nublar.

En última instancia, el Indominus resultó inadecuado para aplicaciones militares debido a su comportamiento violentamente agresivo. Hoskins había propuesto crear versiones más pequeñas del animal, con la esperanza de hacerlos más adecuados para aceptar el régimen de entrenamiento que ya había demostrado su eficacia con Velociraptores. El resultado fue la creación del Indoraptor.

Se atribuyeron numerosas muertes de humanos y animales a esta especie, aunque en el transcurso de solo un par de horas el 22 de diciembre de 2015. Al final de la noche, este dinosaurio había sido asesinado, y dado que era el único miembro restante de su especie, ahora se cree que Indominus está extinto. Sin embargo, dado que el gobierno de EE. UU. obtuvo muestras de su ADN durante las redadas en las instalaciones del laboratorio de Henry Wu, y aunque no hay evidencia de que haya sido criado, no se puede asumir que el gobierno está por encima de hacerlo (o vender en silencio a alguien que lo haría).

Otros multimedios

Historias alternas

  • LEGO Jurassic World: Escape de la Indominus rex: En este corto los sucesos parecen similares a la original Jurassic World pero por ser de LEGO todo es en modo parodia y la violencia y sangre es eliminada. En esta historia la Indominus escapa de su confinamiento semejante a su contraparte cinematográfica, pero lejos de ir devorando humanos esta enloquecida y adicta a las salchichas. Persigue a un empleado del parque que estaba disfrazado de hot dog, pancho etc. Hasta que es acorralado por un ejercito de dinosaurios híbridos y la Tyrannosaurus de Isla Nublar comandados por Owen Grady, entre todos derrotan al híbrido y el ejercito es reciclado para generar equipos de fútbol mixto y porristas como atracción del parque. Al final del corto, Henry Wu muestra que creo una versión mejorada del híbrido, que asemeja a la Indominus Rex Nivel 40 del videojuego Jurassic World: The Game.
  • LEGO Jurassic World: Double Trouble (Doble Problema): Esta precuela es una continuacion de la serie LEGO Jurassic World: Leyendas de Isla Nublar, en la que se presenta al hermano gemelo de Simon Masrani, Cedric. Éste intenta arrebatarle el control de Jurassic World a Simon, por lo que le encomienda a Henry Wu la creación de un nuevo dinosaurio nunca visto. Y se crean a dos crías de Indominus rex, las cuales son algo distintas en coloración; una es la clásica Indominus albina y la otra recuerda mucho a la Indominus rex GEN 2 de los juegos de Ludia. Obviamente ambos ejemplares escapan y es el trabajo de los protagonistas recuperar a estos peligrosos bebes gemelos.

Videojuegos

Indominus rex esta presente en los materiales de promocióna de la franquicia Jurassic World, y los videojuegos no son la excepción:

Juguetes

Existen muchos productos con este emblemático animal, la primera compañía en crear muñecos con esta licencia de Jurassic World fue Hasbro pero luego no pudieron renovar derechos ya que su calidad fue baja, aunque hoy los muñecos de esta linea son bastante cotizados por ser tan pocos. Existe al menos 3 versiones de la Indominus rex en esta linea básica y luego 3 mas de la versión Hybrids que usaría remodelados y algunos repaints de la primera linea. LEGO también sacó su modelo de Indominus rex.

Lineas no oficiales como Nammu Studios sacaron su figura llamada Berserker Indominus rex.

Lineas como Prime Studio y Chronicle Collectibles sacaron excelentes figuras de la Indominus.

Pero seria Mattel quien luego del fracaso de Hasbro crearía sus excelentes figuras de Indominus rex, seria la Destroy 'N Devour Indominus rex y la Indominus rex Colossal para Camp Cretaceous, además de variantes infantiles como la Snap Squad o la Feeding Frenzy Indominus rex que completarían las variantes.

Trivialidades

  • Según lo revelado en los juegos de Lego cuenta con tres dedos y un pulgar oponible en cada mano.
  • Durante un borrador temprano, originalmente no sería una híbrido genético, sino una nueva especie ficticia descubierta en China, llamada Malusaurus.
  • Junto al Indoraptor, pertenece a la familia ficticia Chimeridae.
  • Originalmente se llamaría "Diabolus rex" o "D. rex"
  • La composición genética de este animal es clasificada y poco a poco se fueron develando en varios easter eggs y material de promoción muchas especies que no son mencionadas en la película.
  • Pese a ser la fuente base para el Indoraptor, son notablemente diferentes: el Indoraptor es más chico, más ágil, melánico y de sexo masculino, mientras que la Indominus rex es más grande, más pesada, albina y de sexo femenino. Además el Indoraptor parece mostrar más sadismo y un sentido del humor retorcido casi de caricatura.
  • Varias imágenes de promoción de la película muestran mapas genéticos del Indominus con siluetas del Tyrannosaurus y el velociraptor... en realidad parece que los diseñadores gráficos ni siquiera se toman el esfuerzo de hacer las siluetas sino que plagian imágenes de otros paleoartistas como es el caso del raptor o en el caso del T-Rex usan la silueta de un hipotético dinosaurio del universo ficticio de King Kong, el Vastatosaurus rex (o V-Rex para abreviar), este terópodo ficticio es la supuesta evolución que seguirían los Tyrannosauruss achicando más sus brazos y con una cabeza mas grande y maciza. Vastatosaurus presenta una dentición de cocodrilo muy semejante a la que muestra Indominus rex, lo raro es que ningún terópodo conocido presenta un patrón de dientes dispares en ángulos casi antinaturales.
  • En 2018 se supo gracias a Jurassic World: Fallen Kingdom que la denticion de la Indominus es debido al ADN de Deinosuchus, un cocodriliano gigante, también este puede ser la fuente del tamaño máximo del animal, ya que ni T-Rex ni Giganotosaurus alcanzan esas dimensiones (15 mts).
  • Indominus rex se parece mucho al Baryonyx o Suchomimus gigante llamado Rudy de la película La Era del Hielo 3: El origen de los dinosaurios.
  • Se desconoce por que tiene pulgares opuestos, se teoriza sobre ADN de humano o de algún primate. En el laboratorio de genetica se ve a un Camaleon con pulgares opuestos lo que muestra con que estaban experimentando pero no de donde es el ADN.
  • El director Colin Trevorrow dijo que era este nuevo dinosaurio que le dio una razón para contar otra historia de Jurassic Park.
  • Presenta estructuras similares a protoplumas en sus brazos ya que recientes estudios a un terópodo carcharodontosarus de España llamado Concavenator presenta dichas estructuras, ademas de varios terópodos con plumas como el Velociraptor y el Therizinosaurus, inclusive puede que el T-Rex.
  • Las garras y brazos largos parecen ser la impronta genética del Therizinosaurus según lo mencionado por el paleontologo y asesor de la película Jack Horner. En ilustraciones conceptuales se le nota mucho más estas características de Therizinosaurus.
  • Las espinas en el lomo de Indominus son semejantes a las encontradas en las impresiones de piel fósil de Carnotaurus. Curiosamente es el Carnotaurus el que tiene las habilidades de camuflaje en la novela The Lost World.
  • Se han comercializado varios muñecos relacionado, entre ellos de LEGO y Hasbro, donde se lo nombra como "Bad Boy" (español: Chico Malo), algo un tanto contradictorio, ya que se sabe que es un animal de sexo femenino.
  • Henry Wu tiene prohibido revelar la mixtura de sus creaciones, pero a lo largo del filme Indominus presenta patrones genéticos de las serpientes ya que puede descolocar su mandíbula y ademas de rastrear los patrones térmicos como estas, tiene además en sus genes cromatoforos de las Sepias ya que puede cambiar de color y camuflarse (esto era para que pudiera crecer mas rápido). Wu también dice que lleva ADN de Rana Arboricola (no esta confirmadosu de Rana Arboricola Africana ) lo que le permite bajar su metabolismo e incluso esconder su temperatura, lo que es un efecto secundario no esperado. Aunque luego Vic Hoskins revela que estaba planeado para ser un prototipo de bio-arma desde el inicio y que reduciendo su tamaño obtendrían el arma de guerra definitiva, cosa que no llego a ver realizado pues murió antes de la creación del Indoraptor.
  • Finalmente se descubre que su agilidad e inteligencia son propios de los Velociraptor, ya que cuando Owen va tras ella con sus Raptors, la Indominus se comunica con estas y las vuelve en contra de los humanos, algo que demuestra que el híbrido lleva ADN de raptor. No obstante, parece ser más inteligente que los raptores. Ésto se ve cuando se quita el implante rastreador, cosa que Blue no fue capaz de hacer en Jurassic World: Fallen Kingdom.
  • Se pensaba poner una escena en la que el híbrido arranque la cabeza de un animatronic de T-Rex en la avenida principal.[Cita requerida] Dicha escena fue descartada por Steven Spielberg, ya que el metamensaje que daría seria algo así como que "la animatronica ya no sirve y esta destina a ser superada por la animación CGI", algo a lo que Spielberg se opone rotundamente, ya que los animatronicos dan más realismo y le permite actuar mejor a los actores durante las filmaciones, en vez de fingir que interaccionan con algo que se agregara en la etapa de post-producción.
  • Otras ideas descartadas es que la pelea final fuera lejos del parque, donde la Indominus trata de devorar a los protagonistas derribando un puente colgante, y las raptores tratan de evitarlo, donde se pudieran observar restos de dinosaurios que murieron luego del primer incidente en Nublar.[Cita requerida] Otras ilustraciones conceptuales muestran que la batalla final seria en la cercanía a un volcán donde emergería la T-Rex.[Cita requerida]
  • Luego de finalizada la película Jurassic World, salió a la venta una linea de juguetes donde Indominus rex tiene varios modelos, inclusive versiones "evolucionadas genéticamente", con las cuales tratan de hacer más poderoso al ya tremendo antagonista. Esta idea parece estar sacada directamente del proceso de evolución genética en los videojuegos Jurassic Park Builder y Jurassic World: The Game para Androide e iOS.
  • Hay muchos productos derivados de la película Jurassic World que promocionan a Indominus rex: toda la linea de juguetes Hasbro de la película tiene su versión de Indominus; figuras de acción, peluches, muñecos a control remoto, encastrables, y también videojuegos donde este híbrido hace aparición como LEGO Jurassic World, LEGO Dimensions, Jurassic World: The Game, Jurassic Park Builder, Jurassic World Alive, Jurassic World: Evolution y Jurassic World Facts con su figura de Mattel.
  • Indominus protagoniza una secuela humorística animada del videojuego LEGO Jurassic World titulado "Escape de Indominus rex" y LEGO Jurassic World "Double Trouble.
  • Indominus rex aparece en Jurassic World Alive y aunque en el videojuego solo el ADN de raptor y T-Rex aparezcan como parte del material genético del híbrido, este esta presente en realidad cuando se forma el Erlidominus (Erlikosaurus + Indominus rex) y el Indoraptor de Jurassic World: Fallen Kingdom.
  • Mattel en su serie de cortometrajes Jurassic World Files revelo dibujos de varios dinosaurios que forman el genoma del híbrido Indominus rex, entre ellos Tyrannosaurus rex, Therizinosaurus y curiosamente también Afrovenator.

Sonidos emitidos

Sound_Effects_-_Indominus_Rex

Sound Effects - Indominus Rex

Galería

Para acceder a la galería completa de Indominus rex, por favor hacer clic aquí.

Indominus Rex Hibrido 4.jpg
Advertisement