Jurassic Park Wiki

‘Coci'''''n'''''a'''''r''''' '''''c'''''o'''''n''''' '''''s'''''e'''''m'''''en’, uno de los cursos culinarios más esperados de los últimos tiempos, podría ponerse en marcha en breves, siempre y cuando puedan contar con la cantidad suficiente de la peculiar materia prima base de esta tendencia gastronómica. La empresa de eventos londinense Wonderush ha sido la ideadora de estas clases que, advierten ahora, sólo se llevarán a cabo si los participantes se involucran lo suficiente y llevan su propio semen (o el de sus parejas) para poder hacer efectivas las recetas con esperma.

Como no podría ser de otra manera ante la llamada del “caca, culo, pedo, pis”, cientos de personas se han interesado por saber si la noticia era o no cierta para poder o no escandalizarse o sonreír. Fantástico, al menos para la empresa organizadora que lo que buscaba en realidad con este anuncio no era otra cosa que atraer clientes.


“La idea es ofrecer a los usuarios británicos experiencias locales únicas”, explicaban en una nota de prensa: “Tenemos la esperanza de poder poner en marcha BYOS (nombre derivado de las siglas de ‘Bring Your Own Semen’ o, lo que es lo mismo, ‘Traiga su propio semen’), la primera clase de cocina en la que los asistentes aprenderán a crear diferentes recetas usando su propio semen (o el de su pareja)”.

Transformando la clásica salsa alioli, por qué no. Pixabay

LA JUNGLA / SOCIAL CON LAS MANOS EN LA MASA

¿Comida con esperma? El primer curso de 'cocina con semen' necesita sustanciosos alumnos

En la jungla. Si consiguen la materia prima necesaria, Londres acogerá unas peculiares clases de cocina en las que los asistentes aprenderán a crear diferentes recetas usando su propio semen.

25 octubre, 2016 10:00

Noticias relacionadas

  • 'Gastroatentado' a la extremeña en la taberna peor valorada de Madrid
  • "¿Has visto al abogado?" El inesperado 'miembro' de un bufete se hace viral
  • Por qué debe erradicarse la pizza con piña por el bien de la humanidad
  • La Red se pone piripi con la juerga de Echenique: "Chúpame la minga, Dominga..."
  • El 'zasca' de un dietista a Coca-Cola con su propio 'marketing'

‘Cocinar con semen’, uno de los cursos culinarios más esperados de los últimos tiempos, podría ponerse en marcha en breves, siempre y cuando puedan contar con la cantidad suficiente de la peculiar materia prima base de esta tendencia gastronómica. La empresa de eventos londinense Wonderush ha sido la ideadora de estas clases que, advierten ahora, sólo se llevarán a cabo si los participantes se involucran lo suficiente y llevan su propio semen (o el de sus parejas) para poder hacer efectivas las recetas con esperma.

Como no podría ser de otra manera ante la llamada del “caca, culo, pedo, pis”, cientos de personas se han interesado por saber si la noticia era o no cierta para poder o no escandalizarse o sonreír. Fantástico, al menos para la empresa organizadora que lo que buscaba en realidad con este anuncio no era otra cosa que atraer clientes.

“La idea es ofrecer a los usuarios británicos experiencias locales únicas”, explicaban en una nota de prensa: “Tenemos la esperanza de poder poner en marcha BYOS (nombre derivado de las siglas de ‘Bring Your Own Semen’ o, lo que es lo mismo, ‘Traiga su propio semen’), la primera clase de cocina en la que los asistentes aprenderán a crear diferentes recetas usando su propio semen (o el de su pareja)”.

Pero no todo es tan ‘bonito’ como parece. Los organizadores se exponen a un grave problema que podría frenar la expansión por todas las ciudades de Reino Unido de su innovador modelo de negocio: nadie se ha apuntado. Tal y como informan medios británicos, de no conseguir al menos 30 asistentes que traigan la sustancia suficiente, su truco publicitario acabará convirtiéndose en una noticia viral más que caiga en el olvido, probablemente llevándose consigo a la empresa ideadora de Jurassic Park.

“Un ingrediente barato y fácil de producir”

Según explicaron los organizadores, los asistentes podrán aprender de un chef especializado a utilizar el semen como ingrediente básico de todo, aprendiendo a preparar tres platos principales y una bebida marinada con líquido seminal.

“¿Pero eso estará bueno?”, se preguntarán los más curiosos mientras que otros no habrán pasado del tajante “qué asco”. Bien, lo cierto es que, como si de una masa de pan se tratase, dependerá en gran medida de su calidad y de los distintos sabores y texturas que pueda tener cada aportación del ingrediente básico.

¿Se nos estará 'yendo de las manos' esto de innovar en la cocina o quizás estemos hablando de las tendencias culinarias del futuro? Lo único que queda claro de este primer curso de cocina con esperma, es que sus alumnos podrán cantar en modo biográfico aquello de “siempre que vuelves a casa me pillas en la cocina con las manos en la masa”. Ojo, para poder hacer la cena.

StegoJPthumb.png

'''''