Jurassic Park Wiki
Advertisement
Jurassic world fallen kingdom tyrannosaurus v5 by sonichedgehog2-dceqjc6.png

Tyrannosaurus (del gr. "rey lagarto tirano") es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo tiranosáurido, que vivió finales del período Cretácico, hace aproximadamente entre 68 y 65 millones de años, en el Maastrichtiano, en lo que es hoy Norteamérica. La especie tipo y única especie válida donde rex significa rey en latín, comúnmente abreviado como T. rex, es una figura común en la cultura popular. Vivió a través de lo que es ahora Norteamérica occidental, con una distribución mucho más amplia que otros tiranosáuridos. Es uno de los últimos dinosaurios no avianos en existir antes de la extinción masiva del Cretácico-Terciario.

Como otros tiranosáuridos, Tyrannosaurus fue un carnívoro bípedo con un masivo cráneo balanceado por una larga cola. En relación con sus largos y poderosos miembros traseros, los miembros superiores del Tyrannosaurus eran pequeños, pero inusualmente poderosos para su tamaño, y terminaban en dos dedos con garras.

Aunque otros terópodos rivalizan o superan a en tamaño, era el tiranosáurido más grande conocido y uno de los mayores depredadores conocidos de la Tierra, midiendo hasta 12,8 a 16 metros de largo, y 5 a 8 metros de alto, y con pesos estimados entre 6 a 13 toneladas.

Por mucho fue el más grande carnívoro en su ambiente, debió haber sido el superpredador, cazando hadrosáuridos y ceratópsidos, aunque algunos expertos han sugerido que era principalmente carroñero, cosa que ha quedado totalmente desechada ya que nuevos estudios no era un carroñero, sino un depredador formidable comparable con los osos polares y los leones que recorren grandes distancias para cazar a sus presas, según un estudio de la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL).  Esta última teoría se defiende a partir de las características físicas del Tiranosaurio Rex, como sus diminutas patas delanteras y un sentido del olfato altamente desarrollado.

Pero para el equipo de la ZSL dirigido por el profesor Chris Carbone, al igual que los principales depredadores de hoy en día, el T-Rex perseguía a vertebrados de gran tamaño -probablemente dinosaurios herbívoros-, que atrapaba con sus potentes mandíbulas y dientes con forma de daga de 30 centímetros de longitud.

Esta hipótesis se asienta en las pautas de vida estudiadas en el desierto del Serengueti, en la actual Tanzania, que han sido comparadas con las características de los dinosaurios que vivían en el periodo Cretácico (entre hace 145.5 y 65.5 millones de años).

"Entendiendo las fuerzas ecológicas implicadas, hemos podido demostrar que el comportamiento carroñero no era opción viable para el T-Rex, que no pudo competir con dinosaurios de menor tamaño. Las especies más pequeñas descubrirán los restos más rápidamente, aprovechando al máximo ser los primeros en llegar", explicó Carbone.

El estudio, publicado en el último número de la revista Proceedings of the Royal Society B, considera un error fiarlo todo a las características físicas del animal, porque determinados rasgos asociados a la actividad carroñera, como los dientes afilados, la buena visión y la velocidad, también son buenos para cazar.

De hecho -destaca el estudio- especies que son muy parecidas físicamente, como las águilas y los buitres, tienen estrategias de alimentación completamente distintas.

Para el equipo de la ZSL, el gran tamaño del T-Rex y su postura erguida habrían sido muy útiles, tanto para encontrar cadáveres de animales como para localizar presas vivas.

"La visión binocular del animal, la potencia de su mordida y la resistencia de sus dientes a los impactos" sugeriría que se adaptó mejor a "un activo estilo de vida depredador", argumentan.

Pero el principal argumento en contra del T-Rex carroñero es que no hubiera dispuesto de suficiente alimento para su supervivencia, ya que había un alto número de especies de dinosaurios carnívoros más pequeños, que eran mucho más rápidos para encontrar la carne.

"Los restos animales de gran tamaño eran una rareza y había una gran competencia por ellos, lo que los convertía en una fuente de alimento aleatoria", se indica en la investigación.

"Nuestros resultados sugieren que el T-Rex y otros dinosaurios carnívoros extremadamente grandes habrían sido incapaces de competir únicamente como carroñeros y habrían tenido como primera opción cazar grandes vertebrados, una situación similar a la de muchos grandes mamíferos carnívoros de los ecosistemas actuales".  El debate de si Tyrannosaurus era un depredador dominante o un carroñero es uno de los más largos en la paleontología.

Hay más de 30 especímenes de identificados, algunos de los cuales son esqueletos casi completos. Tejido conjuntivo y proteínas se ha reportado en por lo menos uno de estos especímenes. La abundancia de material fósil ha permitido la investigación significativa en muchos aspectos de su biología, incluyendo historia de vida y biomecánica. Los hábitos de alimentación, fisiología y velocidad potencial de son algunos temas de discusión. Su taxonomía es también polémica, con algunos científicos que consideran a Tarbosaurus bataar de Asia como una segunda especie de Tyrannosaurus mientras otros mantienen a Tarbosaurus como género separado. Varios otros géneros de tiranosáuridos norteamericanos también han sido sinonimizados con Tyrannosaurus.

Descripción

Distintos ejemplares hallados de Tyrannosaurus rex medían entre 11,1 y 12,3 metros de longitud,​ con pesos estimados de 5,6 hasta 9,5 toneladas.​ ​ ​El tiranosaurio poseía un gran cráneo de 1,4 m provisto de fenestras oculares y nasales. Su cráneo presenta un gran número de huesos fusionados, supliendo la movilidad por una estructura más maciza, hecho inusual en los terópodos, que por lo general tenían huesos ligeros. El cuello era grueso, musculoso y corto.

El mayor espécimen casi completo, FMNH PR2081 (apodado "Sue"), midió 12,3 metros de largo,​ ​ y 4 de alto hasta las caderas.​ El estimado de su masa total ha variado a lo largo de los años, desde un reciente y máximo de 9,5 toneladas,​ a 4,5 como mínimo,​​ con otros estimativos de entre 5,4 y 7,2 toneladas.​ ​ ​ ​ Mientras que los últimos estudios han arrojado estimados de 9,5;​ 8,4​ y 7,4​ toneladas. Estos últimos estimados se obtuvieron tanto con la finamente calibrada reconstrucción de modelos volumétricos del cuerpo, que toman en cuenta datos modernos de su osteología, como con los sacos de aire y nuevas interpretaciones de su masa muscular, y en las ecuaciones de regresión basadas en la circunferencia de los huesos que soportan el cuerpo. Aunque Tyrannosaurus era más largo que el bien conocido terópodo del Jurásico Allosaurus y rivalizaba en tamaño con Carcharodontosaurus africano, era ligeramente más pequeño que otros terópodos del Cretácico como Spinosaurus y Giganotosaurus.​

El cuello de Tyrannosaurus rex formaba una curva natural con forma de S como en otros terópodos, pero era corto y musculoso para soportar su enorme cabeza. Los miembros superiores solo tenían dos dedos con garras,​ junto con un pequeño metacarpiano adicional, vestigio de un tercer dígito.​ En cambio los miembros traseros estaban entre los más largos en proporción con el tamaño corporal de cualquier terópodo. La cola era pesada y larga, formada por más de cuarenta vértebras, para equilibrar los enormes torso y cabeza. Para compensar el inmenso tamaño del animal, muchos huesos de su esqueleto eran huecos, reduciendo su peso sin pérdida significativa de fuerza.

El mayor cráneo conocido de Tyrannosaurus rex mide 1,50 metros de largo.​​ Grandes fenestras (aberturas) reducían el peso y proporcionaban lugares para la inserción muscular, como se ve en todos los terópodos carnívoros. Pero en otros aspectos el cráneo de Tyrannosaurus es perceptiblemente diferente del de los terópodos no tiranosáuridos grandes. Es extremadamente ancho en la parte posterior pero tiene un hocico estrecho, permitiendo una visión binocular inusualmente buena.​​ Los huesos del cráneo eran macizos, y los nasales y algunos otros huesos estaban fusionados, sin permitir movimiento entre ellos, aunque muchos estaban neumatizados, conteniendo un «panal de abejas» de espacios aéreos minúsculos que pueden haber hecho los huesos más flexibles además de aligerarlos. Estas y otras características de consolidación del cráneo son parte de la tendencia de los tiranosáuridos hacia una mordedura cada vez mayor, que sobrepasaba fácilmente a la de todos los no tiranosáuridos.​​​ El extremo de la quijada superior tenía forma de U, mientras que en la mayoría de los carnívoros no tiranosáuridos las quijadas superiores tenían forma de V, lo que aumentaba la cantidad de tejido y hueso que un tiranosaurio podría arrancar con una mordedura, aunque también aumentaba las tensiones en los dientes delanteros.

Los dientes de Tyrannosaurus rex muestran una marcada heterodoncia (dientes con formas diferentes).​​ Los dientes premaxilares, al frente de la mandíbula superior (maxilar), estaban muy juntos, con una sección transversal en forma de D, tenían crestas reforzadas en el borde posterior, eran incisiformes (cúspides afiladas como cinceles) y curvados hacia atrás. Estas características reducían el riesgo de que los dientes se rompieran cuando Tyrannosaurus mordiera y desgarrara. El resto de los dientes eran robustos, más similares a «plátanos afilados» que a dagas; estaban más espaciados entre sí y también estaban reforzados en los bordes.​ Los de la mandíbula superior eran más grandes que los de la parte trasera de la mandíbula inferior. El mayor diente de Tyrannosaurus encontrado hasta ahora se estima que medía 30 centímetros de largo, incluyendo la raíz, haciendo de este diente el mayor de cualquier dinosaurio carnívoro descubierto hasta la fecha.​

Historia

Primeros descubrimientos

Hasta 2006 se habían hallado 30 especímenes,​ incluyendo solo tres cráneos completos. Los primeros especímenes encontrados tuvieron un papel importante en la denominada Guerra de los Huesos. Tyrannosaurus rex es el dinosaurio carnívoro mejor conocido en la cultura popular humana.

Henry Fairfield Osborn, presidente del Museo Americano de Historia Natural, describió para la ciencia a Tyrannosaurus rex en 1905. El nombre genérico proviene de las palabras en griego τυραννος (tyrannos, que significa "tirano") y σαυρος (sauros, por "lagarto"). Osborn usó la palabra latina rex, que se traduce como "rey", para el término específico. La nomenclatura binominal completa de esta especie, Tyrannosaurus rex, se traduce del latín como "el rey de los lagartos tiranos", poniendo énfasis en el gran tamaño del dinosaurio, con el que (se supone) dominaba a todos los otros animales de su tiempo.

Todos los especímenes se han encontrado en Norteamérica. Unos dientes que hoy son documentados como Tyrannosaurus rex fueron encontrados en 1874 por A. Lakes cerca de Golden (Colorado). A principios de la década de 1890, J. B. Hatcher recolectó elementos postcraneales en el este de Wyoming. Estos fósiles se consideraron en un principio pertenecientes a una especie gigante de Ornithomimus (O. grandis), pero ahora se lo considera un ejemplar de Tyrannosaurus rex. El primer espécimen, una vértebra parcial, fue descubierto por Edward Drinker Cope en 1892 y se describió como Manospondylus gigas. Fue atribuida a Tyrannosaurus rex en 1912 por Henry Fairfield Osborn.​ Barnum Brown, el conservador auxiliar del Museo Americano de Historia Natural, encontró el segundo esqueleto de T. rex en Wyoming en 1900. Este espécimen fue originalmente nombrado Dynamosaurus imperiosus en el mismo documento en el que fue descrito Tyrannosaurus rex.​ Si no hubiera sido por el orden de las páginas, Dynamosaurus se habría convertido en el nombre oficial. El material original del Dynamosaurus se encuentra en las colecciones del Museo de Historia Natural de Londres.

En total, Barnum Brown encontró cinco esqueletos parciales de T. rex. Brown recolectó su segundo tiranosaurio en 1902 y 1905 en la formación Hell Creek, Montana. Este fue el holotipo que Osborn usó para describir a Tyrannosaurus rex en 1905. En 1941 se lo vendió al Museo Carnegie de Historia Natural en Pittsburgh (Pensilvania). El cuarto hallazgo de Brown, que fue el más importante, también descubierto en la formación Hell Creek, está expuesto en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York.

Edward Drinker Cope encontró en 1892 dos vértebras parciales de Tyrannosaurus rex, una de las cuales se encuentra perdida, y llamó a la especie Manospondylus gigas. Osborn reconoció las similitudes entre M. gigas y T. rex ya en 1917, pero, debido a la pobre naturaleza de los restos vertebrales de Manospondylus, no pudo sinonimizarlos.

En junio de 2000, un equipo del Instituto Black Hills localizó la ubicación de M. gigas en Dakota del Sur y desenterró nuevos huesos de Tyrannosaurus en dicho lugar. Los investigadores concluyeron que se trataba del mismo individuo y que los restos eran idénticos a los de Tyrannosaurus rex. De acuerdo con las reglas del Código Internacional de Nomenclatura Zoológica (ICZN), el sistema que gobierna los nombres científicos de los animales, Manospondylus gigas debería haber tenido prioridad sobre Tyrannosaurus rex por haber sido utilizado primero. Sin embargo la cuarta edición de la ICZN, que empezó a tener efecto el 1 de enero de 2000, estableció una excepción​ que permite seguir considerando a Tyrannosaurus rex como el nombre válido. Si alguien lo desafiase ante la ICZN, cosa que todavía no ha ocurrido, muy probablemente sería considerado un nomen protectum ("nombre protegido") y Manospondylus gigas sería considerado nomen oblitum ("nombre olvidado").

1940-1990

Varios esqueletos más de Tyrannosaurus rex fueron descubiertos hasta finales de la década de 1980. El cráneo de Nanotyrannus, muchas veces considerado un T. rex juvenil, fue recuperado de Montana en 1942. En 1966, un grupo de trabajadores del Museo Americano de Historia Natural bajo la dirección de Harley Garbani descubrió un cráneo completo de T. rex maduro (LACM 23844). Cuando fue mostrado en Los Ángeles, LACM 23844 se convirtió en el mayor cráneo expuesto de T. rex en todo el mundo. Garbani siguió descubriendo muchos esqueletos durante más de una década, incluyendo LACM 23845, el holotipo de "Albertosaurus" megagracilis, muchos de los cuales son mantenidos en la colección del Museo de Paleontología de la Universidad de California en Berkeley (California). Otros cráneos y esqueletos parciales fueron descubiertos en Dakota del Sur y Alberta (Canadá) a principios de la década de 1980.

Hasta 1987, los restos de Tyrannosaurus rex eran escasos.​ Sin embargo, en las décadas de 1980-1990 se ha presenciado el descubrimiento y la descripción de alrededor de una docena de especímenes adicionales. El primero fue un Tyrannosaurus apodado «Stan» en honor al paleontólogo aficionado Stan Sacrison, que se encontró en la Formación Hell Creek cerca de Buffalo (Dakota del Sur) en la primavera de 1987. Después de 30 000 horas de excavación y preparación, surgió un esqueleto completo al 65 % que ahora se expone en el Museo Black Hills de Historia Natural en Hill City (Dakota del Sur). Este Tyrannosaurus, cuyo nombre de inventario es BHI 3033, presenta muchas patologías en sus huesos, incluyendo fracturas en costillas y cuello que luego sanaron y un espectacular agujero en la parte trasera de su cabeza, del tamaño de un diente de Tyrannosaurus. Susan Hendrickson, paleontóloga amateur, descubrió el esqueleto fósil de T. rex más completo (más del 85 %) y de mayor tamaño conocido hasta ahora, en la Formación de Hell Creek cerca de Faith (Dakota del Sur), el 12 de agosto de 1990. El ejemplar se apodó «Sue» en honor a su descubridora. Sobre la propiedad de ese espécimen de T. rex se entabló una enconada batalla legal. En 1997 esta se resolvió a favor de Maurice Williams, dueño original del terreno en el que se halló, y la colección fósil se vendió en subasta por $7,6 millones de dólares. A la fecha enero de 2021 el esqueleto se ha vuelto a montar y se expone en el Museo Field de Historia Natural, en Chicago. El estudio de los huesos fosilizados de «Sue» muestra que el individuo alcanzó su tamaño completo a los 19 años de edad y murió 9 años después, viviendo en total 28 años de edad.​ Se han descubierto otros dos fósiles de T. rex en la misma cantera en la que se encontró a «Sue», un subadulto y un juvenil; lo cual indica que T. rex quizá viviera en manadas u otra clase de grupos. Las primeras especulaciones de que «Sue» pudo haber muerto por una mordedura en la parte posterior de la cabeza no han podido ser confirmadas. Muchos estudios posteriores han mostrado muchas patologías, pero no se han encontrado marcas de mordeduras.​ El daño en la parte posterior del cráneo pudo haber sido causado por aplastamiento post mortem. Algunas especulaciones indican que «Sue» pudo haber muerto de hambre después de contraer una infección parasitaria por comer carne putrefacta. La parasitosis resultante habría causado inflamación en la garganta, impidiendo en última instancia que «Sue» pudiera ingerir alimento. Esta hipótesis es apoyada por los agujeros finos y lisos en su cráneo, que son similares a los causados en los pájaros modernos que contraen el mismo tipo de parásito.

Últimos hallazgos

En el verano boreal de 2000, Jack Horner descubrió cinco especímenes de Tyrannosaurus cerca de la Reserva de Fort Peck en Montana. Uno de estos esqueletos, apodado «C. rex», fue reportado como el mayor Tyrannosaurus jamás encontrado.

En 2001, un equipo de investigadores del Museo Burpee de Historia Natural de Rockford (Illinois) descubrió en la Formación de Hell Creek en Montana el 50 % del esqueleto de un ejemplar juvenil de tiranosaurio, al que apodaron Jane. Inicialmente, el hallazgo fue considerado el primer esqueleto conocido del pequeño tiranosáurido nanotirano pero una investigación posterior reveló que el fósil pertenecía a un ejemplar juvenil de tiranosaurio. Este espécimen es el ejemplar juvenil más completo y mejor preservado hallado hasta la fecha. Jane ha sido examinada por Jack Horner, Peter Larson, Robert Bakker, Gregorio Erikson y varios otros paleontólogos de renombre debido a la circunstancia única que constituye la edad del ejemplar en el momento de su muerte. Al año 2021 Jane está en exposición en el Museo Burpee de Historia Natural en Rockford (Illinois).

En 2005 se anunció la recuperación de tejido blando de la cavidad medular de un hueso de la pata fosilizada de un T. rex, que databa aproximadamente de hace 68 millones de años.​ El hueso había sido roto intencionadamente aunque con renuencia para ser enviado y no fue conservado de la manera habitual porque su descubridora estaba deseando investigar el tejido blando. Designado como el espécimen MOR 1125 del Museo de las Rocosas, el dinosaurio había sido desenterrado previamente en la Formación de Hell Creek. Se pudieron reconocer vasos sanguíneos flexibles y bifurcados y el tejido de la fibrosa pero elástica matriz del hueso. Además, se encontraron microestructuras parecidas a las células de la sangre dentro de la matriz y los vasos sanguíneos. Las estructuras son semejantes a las células y vasos sanguíneos del avestruz actual. Sin embargo, ya que este material parece haber sido conservado por un proceso desconocido y distinto al de la fosilización normal, los investigadores tienen cuidado de no afirmar que este se trate de material original del dinosaurio.

Un equipo científico ha afirmado que realmente se encontró en el interior del hueso de tiranosaurio no era tejido original sino una biopelícula pegajosa creado por bacterias que cubrían los huecos ocupados originalmente por vasos sanguíneos y células.​ Sin embargo no hay evidencia de que una biopelícula pueda producir ramificaciones y tubos huecos como las observadas en este caso.

Si resultase ser el material original, cualquier proteína sobreviviente podría usarse para estimar indirectamente algunos de los contenidos del ADN (ácido desoxirribonucleico) de los dinosaurios involucrados, porque cada proteína se crea típicamente por un gen específico. La ausencia de hallazgos anteriores puede ser meramente consecuencia de que los paleontólogos asumían que la conservación del tejido era imposible, y simplemente no lo observaron. Desde este hallazgo, se han encontrado otros dos tiranosaurios y un hadrosaurio que presentaban este tipo de estructuras y tejidos blandos.​​ La investigación sobre algunos de los tejidos involucrados ha sugerido que las aves están más cerca de los tiranosaurios en el árbol evolutivo que de otros animales modernos.

En 2006 la Universidad Estatal de Montana reveló que estaba en posesión del mayor cráneo de tiranosaurio hallado hasta ahora. Descubierto en los años 1960 y recientemente reconstruido, el cráneo mide 149,9 centímetros (59 pulgadas) de largo; comparado con el cráneo de «Sue» (140,7 cm, es decir 55,4 pulgadas) es un 6,5 % mayor.​

A pesar de que se conocen numerosos esqueletos, solo un rastro de huellas ha sido bien documentado, en el Rancho Philmont Scout al noreste de Nuevo México. Fueron descubiertas en 1983 e identificadas y documentadas en 1994.

Clasificación

Tyrannosaurus es el género tipo, mundialmente aceptado, de la superfamilia Tyrannosauroidea, la familia Tyrannosauridae y la subfamilia Tyrannosaurinae. La subfamilia Tyrannosaurinae incluye a Daspletosaurus de América del Norte y a Tarbosaurus de Asia;​​ los cuales son, ocasionalmente, clasificados dentro del género Tyrannosaurus.​ Los tiranosáuridos fueron considerados durante mucho tiempo como los descendientes de grandes terópodos anteriores como los megalosáuridos y los carnosaurios pero al año 2021 se les encuadra entre los celurosaurios, que son generalmente más pequeños.

En 1955 el paleontólogo soviético Evgeny Maleev nombró a Tyrannosaurus bataar como una nueva especie de Mongolia.​ En 1965 esta especie fue renombrada Tarbosaurus bataar.​ A pesar del cambio de nombre, Tarbosaurus, de Mongolia, a veces es clasificado dentro del género Tyrannosaurus como T. bataar, aunque la mayor parte de los especialistas de tiranosaurios, como Tom Holtz, ven suficientes diferencias entre esas dos especies como para asegurar que se trata de géneros separados,​ mientras que otros lo consideran la especie asiática de Tyrannosaurus.​​​ Una reciente descripción del cráneo de Tarbosaurus bataar ha mostrado que es más estrecho que el de Tyrannosaurus rex y que durante la mordida, la distribución de las tensiones en los huesos del cráneo eran muy distintas, siendo más cercana a la de Alioramus, otro tiranosáurido asiático.​ Un reciente análisis cladístico encontró que Alioramus, y no Tyrannosaurus, es el taxón hermano de Tarbosaurus, lo que sugiere que Tarbosaurus y Tyrannosaurus deben permanecer separados.

Otros fósiles de tiranosáuridos encontrados en las mismas formaciones que Tyrannosaurus rex han sido originalmente atribuidos a diferentes taxones, como Aublysodon y Albertosaurus megagracilis,​ que fue llamado posteriormente Dinotyrannus megagracilis en 1995.​ Sin embargo, en la actualidad estos fósiles son universalmente considerados como ejemplares juveniles de Tyrannosaurus rex.​ Un cráneo pequeño pero muy completo encontrado en Montana, de 60 centímetros de largo, puede ser una excepción. Originalmente, este cráneo fue clasificado como una especie de Gorgosaurus (G. lancensis) por Charles W. Gilmore en 1946,​ pero posteriormente le fue asignado a su propio género, Nanotyrannus.​ Las opiniones sobre la validez de N. lancensis están divididas. Muchos paleontólogos consideran que el cráneo pertenece a un ejemplar juvenil de Tyrannosaurus rex.​ Existen diferencias menores entre los dos, incluyendo un mayor número de dientes en N. lancensis, lo que ha llevado a los científicos a recomendar que ambos géneros se mantengan separados, hasta que nuevos descubrimientos ayuden a clarificar estas cuestiones.​

El 16 de abril de 2021, un estudio de la Universidad de Berkeley estimó que el número total de T. rex que habitó en el planeta rondaba los 2 500 millones, repartidos a lo largo de 127 000 generaciones.

Especies

Un gran número de especies inválidas de Tyrannosaurus ha sido reclasificado bien como T. rex bien como Tarbosaurus. La lista es la siguiente:

  • T. amplus (Marsh, 1892) nomen dubium (originalmente Aublysodon) especie no válida, ahora Aublysodon amplus.
  • T. bataar (Maleev, 1955) especie no válida, ahora Tarbosaurus bataar.
  • T. efremovi (Maleev, 1955) (originalmente Tarbosaurus) especie no válida, ahora Tarbosaurus efremovi.
  • T. gigantus (1990) nomen nudum, especie no válida, ahora Tyrannosaurus rex.
  • T. imperiosus (Osborn, 1905) (originalmente Dynamosaurus) especie no válida, ahora Tyrannosaurus rex.
  • T. lancensis (Gilmore, 1946) (originalmente Gorgosaurus) = Tyrannosaurus rex?
  • T. lancinator (Maleev, 1955) (originalmente Gorgosaurus) especie no válida, ahora Tarbosaurus bataar.
  • T. lanpingensis (Yeh, 1975) nomen dubium especie no válida, ahora Tarbosaurus lanpingensis.
  • T. luanchuanensis (Dong, 1979) nomen dubium especie no válida, ahora Tarbosaurus luanchuanensis.
  • T. megagracilis (Paul, 1988) (originalmente Albertosaurus) = Tyrannosaurus rex?
  • T. novojilovi (Maleev, 1955) (originalmente Gorgosaurus) = Tarbosaurus bataar?
  • T. stanwinstonorum (Pickering, 1995) nomen nudum especie no válida, ahora Tyrannosaurus rex.
  • T. torosus (D. A. Russell, 1970) (originalmente Daspletosaurus) especie no válida, ahora Daspletosaurus torosus.
  • T. turpanensis (Zhai, Zheng & Tong, 1978) especie no válida, ahora Tarbosaurus bataar.
  • Refiérase a Tyrannosauridae para una lista completa de tiranosaurios avanzados, como Gorgosaurus, Albertosaurus y Alectrosaurus. Refiérase a Tyrannosauroidea para una discusión de tiranosaurios primitivos, tales como Dilong, Guanlong y Eotyrannus.

En la franquicia de Jurassic park

Es el dinosaurio estrella de toda la franquicia, apareciendo en casi todos los productos de la misma junto al Velociraptor. Aparece en las 2 novelas de Michael Crichton, juguetes, revistas y comics de la franquicia ademas de las 3 peliculas de Jurassic park, siendo en la primera el antagonista y antiheroe que salva sin querer a los humanos protagonistas de los terrorificos Raptores que eran los verdaderos antagonistas de la pelicula, en The Lost World Jurassic Park, se los muestra como los principales dinosaurios de la pelicula dejando a los Raptors y otros depredadores relegados a un segundo plano y mostrandolo como criaturas sociales que viven en nucleos familiares y protegen a su prole, defienden su territorio y tienen cierto grado de memoria.  

Historia

En 1988, InGen logró clonar por primera vez al Tyrannosaurus rex. Si bien al menos siete fueron originalmente clonados y algunos criados en la naturaleza, la mayor parte de la atención se dedicó al individuo enviado a Isla Nublar para Jurassic Park en la década de 1990. En última instancia, este espécimen terminaría teniendo la vida útil confirmada más larga de todos los animales de InGen. Al 11 de junio de 1993, InGen había creado solo la Versión 1.0 de este animal.

La explotación y la mala gestión han llevado a este depredador ápice al borde de la extinción; después del cierre de Jurassic World en diciembre de 2015, solo se confirmó un espécimen vivo.

Descripción

Tyrannosaurus rex fue el tercer terópodo más grande clonado por InGen (un poco más pequeño que Spinosaurus y significativamente más pequeño que el tamaño adulto proyectado para el Indominus rex creado artificialmente ). Este animal crece de 12,3 a 13 metros (40 a 42 pies) de largo, 3,5 metros (12,5 pies) de altura en la cadera, 5,2 metros (17 pies) de altura en la cabeza y pesa entre siete y doce toneladas como adulto. Se ha informado de una sola hembra excepcional (Rexy) de hasta 13,5 metros (44,3 pies) de longitud, superando las dimensiones conocidas de los especímenes fósiles.

Gran parte de su volumen consiste en su enorme cabeza, con mandíbulas que pueden abrirse en un ángulo de ochenta grados y sujetarse con una fuerza de mordida de hasta 34.500 Newtons. Los cincuenta y ocho dientes son igualmente enormes, alcanzan las siete pulgadas de largo y presentan estrías dentadas en el borde interior. La punta del diente está diseñada para perforar, no desgarrar, y las estrías permiten que las bacterias florezcan dentro de sus mandíbulas. Los dientes perdidos se reemplazan a lo largo de su vida. Su lengua es extremadamente musculosa y, a diferencia de lo que se conoce por el registro fósil, muy diestra. Es larga y triangular, capaz de extenderse fuera de la boca, pudiendo ser usada por el Tyrannosaurus para intentar extraer presas de espacios reducidos. Por encima de los ojos, posee protuberancias óseas; el macho también tiene un crecimiento queratinoso irregular en el hocico.

Los ojos son grandes, con escleróticas amarillas y pupilas negras redondas. Dentro de cada ojo hay un tapetum lucidum, muy probablemente un tapete retiniano ubicado dentro del epitelio pigmentario de la retina similar a los cocodrilos. Esta capa de tejido refleja la luz visible a través de la retina, lo que le da al tiranosaurio una visión nocturna superior. El Tyrannosaurus tiene visión binocular estereoscópica, pero es incapaz de diferenciar entre objetos estacionarios y un fondo estacionario. Esto estaba en línea con la teoría paleontológica de 1993 (aunque tales teorías nunca han existido en la vida real), pero la Dra.Laura Sorkin planteó la hipótesis de que esta discapacidad era en realidad el resultado del ADN de las ranas utilizado por el Dr. Henry Wu para reemplazar los segmentos descompuestos del genoma de Tyrannosaurus. Cualquiera sea la causa, el animal aún puede detectar animales cercanos usando su excelente sentido del olfato; según los doctores Sarah Harding y Robert Burke, las cavidades olfativas del Tyrannosaurus son superadas en tamaño solo por las del buitre americano (Cathartes), y el sentido del olfato del tiranosaurio cubre un área con un radio de diez millas. También tiene una audición excelente, demostrada por una pareja en Isla Sorna que pudo escuchar los sonidos emitidos por su descendencia desde varias millas de distancia, a pesar del sonido de una tormenta que se acercaba.

Además de unas mandíbulas inmensamente poderosas, las extremidades del Tyrannosaurus son muy musculosas. Sus enormes patas le permiten correr a una velocidad máxima de 32 millas por hora, aunque solo en ráfagas cortas; por lo general, se ejecuta a una velocidad más lenta, estimada en un poco menos de 25 millas por hora según el sitio web de InGen IntraNet. Los pies tienen cuatro dedos, tres de los cuales terminan en una gran garra en forma de gancho cada uno (el dedo restante es un espolón). Estos le dan tracción, lo que le permite funcionar de manera eficiente tanto en el suelo como en la vegetación; sus dedos también pueden separarse para evitar que se hunda en el barro. Los brazos son muy pequeños, una compensación a su enorme cabeza. A pesar de esto, el tamaño masivo general del Tyrannosaurus significa que sus brazos proporcionalmente débiles todavía pueden levantar hasta quinientas libras. Las manos tienen dos dedos cada una, que terminan en garras afiladas. Al igual que con todos los terópodos de InGen, las manos están en pronación, lo cual es un error fenotípico que no está presente en los especímenes fósiles.

La cola es larga, lo que ayuda a contrarrestar el peso de la cabeza. Carece de características distintivas y se usa principalmente para mantener el equilibrio mientras se ejecuta. Si bien es algo más flexible que los de los especímenes fósiles, no es adecuado para su uso en combate. Puede derribar animales más pequeños, pero solo por accidente, ya que la cola no puede flexionarse lo suficiente como para que el tiranosaurio vea lo que está haciendo con ella.

La coloración consiste en tonos terrosos, generalmente con algunas rayas en el hocico. El macho y la hembra tienen una coloración muy diferente, pero ambos son adecuados para camuflarse en un entorno forestal. Tiene la piel gruesa y escamosa, y hasta los bebes carece de plumas.

A diferencia de las aves modernas, el Tyrannosaurus secreta orina líquida que parece de color amarillo pálido.

Dimorfismo sexual

Ejemplar adulto de T. rex hembra (izquierda) y macho (derecha). En el centro ejemplar macho juvenil.

La forma más sencilla de diferenciar entre un Tyrannosaurus macho y una hembra es mediante la coloración corporal. Las hembras tienen un color marrón terroso, aunque pueden tener rayas marrones o grises en la espalda y en el hocico. Los machos, por otro lado, son de color verde; en la etapa subadulta, tienen un tono más vibrante, pero se oscurecen con la madurez. Al igual que la hembra, el macho tiene rayas en la espalda y el hocico, pero aparece de color verde oscuro en el sub-adulto y amarillo pálido en el adulto maduro.

Además, el macho puede distinguirse por la ornamentación de su cráneo. Las cejas del macho son más prominentes que las de la hembra y el hocico está adornado con un crecimiento queratinoso rugoso. En el cuello, se puede ver que el macho tiene un zarzo en la garganta. En los hombres, las cicatrices en la cara son comunes, al igual que los dientes rotos y faltantes; esto indica un mayor grado de comportamiento combativo en los machos, aunque no se sabe si éste es interespecífico (conflicto con otras especies) o intraespecífico (conflicto con otros de la misma especie). Personal de producción de  The Lost World han sugerido que las cicatrices provenían de combates intraespecíficos, particularmente enfrentamientos por derechos de apareamiento, pero esto no se ha confirmado dentro de la película en sí. Se pudo ver que tanto el macho adulto visto en 1997 como el macho sub-adulto visto en 2001 tenían cicatrices en el lado derecho del hocico.

Los machos suelen utilizar vocalizaciones más profundas que las hembras, pero las hembras no son incapaces de hacer estos mismos sonidos. Las hembras parecen capaces de alcanzar un tamaño más grande.

Crecimiento y metabolismo

Los registros de InGen de las crías de Tyrannosaurus rex son escasos, pero el mural en el Centro de Operaciones de la Aldea de los Trabajadores muestra a uno que nace de un huevo. Se representa con un hocico más estrecho, un cuerpo más delgado y una cabeza proporcionalmente más grande que las etapas posteriores; su coloración se representa como gris verdosa.

Macho joven de T.rex. Tenga en cuenta la coloración verde más clara en comparación con un adulto completamente desarrollado, Isla Sorna (18/6/2001)

Se han observado las etapas juvenil y sub-adulta del macho, pero solo se han observado las etapas adulta y senescente de la hembra. Las crías parecen crecer mucho más rápido de lo que indicaría la evidencia fósil, probablemente debido a la manipulación genética; en febrero de 1997, se observó a un bebé de supuestamente meses de edad con un tamaño notablemente mayor que el que habría tenido si hubiera crecido a un ritmo natural. Se podía ver que este bebé macho tenía un hocico proporcionalmente más corto, pero ya tenía las cejas prominentes y el hocico elevado del adulto. Su coloración era una mezcla de verde y marrón, ideal para camuflarse en un entorno forestal, con rayas más oscuras en su espalda.

El macho sub-adulto visto en 2001 era proporcionalmente muy parecido a un ejemplar adulto, pero la coloración era notablemente de un tono verde más brillante. Este cambio de camuflaje de verde y marrón a un verde vibrante a la coloración final de verde oscuro con rayas amarillas indica que, a pesar de sus discapacidades visuales, el tiranosaurio de InGen tiene una excelente percepción del color y usa la coloración corporal como una forma de señalizar la salud y la madurez.

En las hembras, solo se han demostrado las etapas adulta y senescente. La hembra senescente es generalmente más delgada que el adulto maduro, con piel más tersa y coloración más pálida. En particular, las rayas de la hembra parecen desvanecerse con la senescencia. De lo contrario, ambas etapas de crecimiento parecen bastante similares. Muchos paleontólogos creen que la vida útil de un Tyrannosaurus rex en la naturaleza es de entre veinte y treinta años, pero cuando están en cautiverio y se les proporciona atención médica, pueden vivir más; actualmente se desconoce su esperanza de vida en cautiverio. El individuo nacido en 1988 todavía estaba visiblemente sano en 2018, treinta años después, y mostraba pocos signos de envejecimiento; aparte de estar más delgada y con una coloración más pálida.

Comportamiento y ecología

Si bien el tiranosaurio está activo principalmente durante el día, puede volverse activo en cualquier momento, lo que significa que es catérmico. Durante el incidente de 1993, el tiranosaurio se involucró en un comportamiento exploratorio y lúdico al anochecer y poco después del atardecer, y se involucró en un comportamiento de caza poco después. También se dedicó a la caza durante el día siguiente: comió a última hora de la mañana, pero volvió a alimentarse alrededor del mediodía; por tercera vez, intentó cazar por la noche. Fue avistado nuevamente cazando al anochecer ese día. Durante el tercer día del incidente, cazaba al amanecer.

Durante el incidente de 1997, el comportamiento de los tiranosaurios se vio drásticamente afectado por la interferencia humana y, por lo tanto, los datos pueden no ser confiables. Fueron vistos actuando principalmente de noche, participando en un comportamiento territorial contra la presencia humana invasora. Sin embargo, se vio a la cría alimentándose durante el día. Después de ser devuelta a la naturaleza, se observó que la familia de los tiranosaurios estaba activa durante el día, participando en un comportamiento social.

En 2001, durante el incidente de Isla Sorna ese año, se vio a un macho sub-adulto alimentándose y descansando durante el día.

El comportamiento del tiranosaurio también fue muy modificado por los humanos en Jurassic World, donde el Reino del T.rex presentaba un espectáculo de alimentación cada dos horas. El espectáculo más temprano fue a las 8:00 AM, cuando el parque abrió por el día; esto significaría que la alimentación se produjo hasta las 10:00 p.m., cuando el parque cerró. En total, el Tyrannosaurus fue alimentado siete veces al día. Este individuo aparentemente estaba despierto y alerta a altas horas de la noche del 22 de diciembre de 2015, y también temprano en la mañana del día siguiente; en ambas ocasiones, fue estableciendo territorio. Se observó un mayor comportamiento territorial y de caza a primera hora de la tarde durante la erupción del Monte Sibo, el 23 de junio de 2018; el animal también estuvo activo esa noche debido a la interferencia humana y luego a la mañana siguiente, donde exhibió comportamientos exploratorios y territoriales. Más tarde, después de escapar del encierro, se involucró en un comportamiento más territorial en la mañana.

Comportamiento alimenticio

T. rex alimentándose de un ejemplar de Gallimimus.

El Tyrannosaurus es un carnívoro generalista oportunista: no se trata de lo que comerá sino de lo que pueda caber en su boca. Durante su estado salvaje en Isla Nublar, se sabía que el individuo se alimentaba principalmente de Parasaurolophus y Gallimimus, y también se alimentaba de las cabras que quedaban en la isla. También se vio que se alimentaba de Triceratops, Velociraptor y al menos un humano. En Isla Sorna, hay más evidencia de depredación de Parasaurolophus; además, se pueden ver restos de Edmontosaurus en el nido de tiranosaurios, así como lo que parecen ser restos de Pachycephalosaurus. Edmontosaurus en particular, se dice que es su presa favorita. Los tiranosaurios en Isla Sorna también se aprovecharon de los humanos, pero esto fue principalmente como represalia y defensa de su territorio. Un macho adulto liberado en San Diego por accidente atacó a un perro doméstico y al menos a un humano; antes de usar a otro humano para enseñarle a su hijo a cazar. El guión original y la novelización juvenil de Jurassic Park /// describen a un tiranosaurio que se alimenta de un pequeño cadáver de saurópodo, y los guiones gráficos originales etiquetan explícitamente el cadáver como tiranosaurio muerto. Esto implica que Tyrannosaurus puede derribar pequeños saurópodos, aunque los informes de InGen del 5 de octubre de 1994 describen que el tiranosaurio de Isla Nublar no pudo matar a un adulto Brachiosaurus.

Los Tyrannosaurus de InGen son incapaces de distinguir objetos estacionarios de un fondo fijo, lo que significa que sólo puede percibir los objetos que se están moviendo. Esto puede deberse a la hibridación genética con anfibios, según la Dra. Laura Sorkin. Sin embargo, el extraordinario olfato de este animal le da una fácil ventaja a la hora de cazar; un animal de presa puede congelarse como mecanismo de defensa, pero no puede dejar de exhibir su olor natural cuando es sorprendido. Por lo tanto, un tiranosaurio aún puede rastrear presas con mucha facilidad. Además, algunos tiranosaurios han desarrollado otra técnica para detectar presas; si no puede detectar los animales cercanos por el olor, por ejemplo, si hay otro olor más abrumador cerca, el tiranosaurio puede emitir un rugido ensordecedor para hacer que la presa se mueva.

Tanto en Jurassic Park como Jurassic World se alimentaba al tiranosaurio con una dieta constante de cabras vivas. En ambos casos, las cabras quedaron atadas y no pudieron escapar; esto privó al tiranosaurio del estímulo proporcionado por la caza activa. Esto fue criticado por el Dr. Alan Grant durante su visita a Isla Nublar en 1993. En Jurassic World, habría siete alimentaciones por día, alternando entre una cabra entera viva y grandes trozos de carne preparada. Al igual que el Mosasaurus, es muy probable que el animal a veces rechace la comida si ya había comido más de lo que necesitaba. Según el sitio web de Jurassic World, un tiranosaurio consume aproximadamente 22 toneladas de carne al año; fuentes más recientes afirman que consume 308 libras de carne al día, lo que se acerca más a las 56 toneladas por año. Esto puede explicar la apariencia desnutrida de la tiranosaurio de Jurassic World a partir de 2015.

Según el entrenador de herbívoros líder de InGen, Bertie (c. 2004), muchos dinosaurios tienen preferencia por ciertos alimentos. La Tyrannosaurus hembra de Isla Nublar, por ejemplo, prefiere las cabras a cualquier otro tipo de alimento. Periódicamente, en lugar de alimentos vivos, el tiranosaurio sería alimentado con carne preparada mejorada con aminoácidos y otros nutrientes para garantizar que se mantuviera saludable.

Debido a sus inmensas necesidades dietéticas, el tiranosaurio debe alimentarse de una variedad de fuentes de alimentos y, por lo tanto, debe utilizar múltiples estrategias para obtener alimentos. Al cazar, se basa principalmente en técnicas de emboscada. A pesar de su enorme volumen, está bien camuflado contra los entornos boscosos donde normalmente se oculta. Cuando la presa se acerca, se lanza al ataque, por lo general en una breve persecución antes de dar un aplastante mordisco con sus mandíbulas. Puede romper el hueso cuando lo estruja, causando lesiones internas debilitantes y, a menudo, matando a su presa en cuestión de segundos.

Los senderos de caza como el del noreste de Isla Sorna son típicos terrenos de caza de este animal. Desde aquí, puede posicionarse en un lugar privilegiado para emboscar a sus presas, saliendo de la línea de árboles antes de que sus víctimas puedan reaccionar. Sin embargo, también puede aprovechar otras características ambientales para capturar presas. Cuando las presas se distraen, son más fáciles de matar; un Tyrannosaurus fue visto usando una técnica de este tipo para matar a un Velociraptor que había estado acechando durante el incidente de Isla Nublar de 1993. Los tiranosaurios son modestamente inteligentes y pueden adaptarse a la situación cuando cazan; esto les permite derribar presas mejor defendidas como Triceratops. Durante el combate, pueden probar a sus enemigos en busca de puntos débiles, como el cuello de presas mejor blindadas que las técnicas simples de morder podrían no ser lo mejor de inmediato. Las presas más pequeñas le proporcionan mucha menos comida, pero son más fáciles de matar; el tiranosaurio simplemente los levanta con sus mandíbulas y los azota de un lado a otro. Esto causa una lesión interna severa a la presa, que el tiranosaurio luego deja caer al suelo o golpea cualquier objeto cercano para terminar la matanza. Durante tales ataques, es común que partes del cuerpo de la presa salgan volando.

Incluso si una presa se escapa, los dientes del tiranosaurio están diseñados para causar la muerte por sepsis. Las puntas de los dientes perforan la carne de la presa y las estrías en los bordes internos provocan heridas desgarrantes al salir. La carne atrapada en las heridas proporciona alimento para las bacterias simbióticas en su boca. Estas bacterias luego se transmiten a la presa al morder; una presa mordida sucumbirá rápidamente a la picadura séptica, haciéndola demasiado débil para seguir huyendo. El tiranosaurio puede rastrear el objeto de la presa y matarlo en su estado debilitado.

Además de la caza de emboscadas y persecución, el Tyrannosaurus buscará carroña. Esto, de hecho, es un mejor uso de su energía; comer una presa que ya está muerta es mucho menos costoso energéticamente que perseguir y matar a otro animal. También practica el cleptoparasitismo, o el robo de las presas de otros animales. También se observó realizar este comportamiento con Velociraptors que habían matado a un Parasaurolophus durante el incidente de 1993; en este caso, el tiranosaurio no solo robó la presa, sino que también mató a una rapaz. Esta práctica se llama cleptopredación: alimentarse de un animal que se ha alimentado recientemente. El gran tamaño del tiranosaurio le permite dominar cualquier cadáver que encuentre, y ahuyentará agresivamente a cualquier animal que se le acerque.

Una vez que ha asegurado una fuente de alimento, el tiranosaurio generalmente inmoviliza el cadáver con un pie y arranca grandes trozos de carne con sus mandíbulas. No puede masticar y simplemente traga trozos de carne enteros; consumirá músculos, órganos y huesos por igual. Sin embargo, en realidad no puede digerir el hueso; la Dra. Laura Sorkin señaló en su diario que se pueden encontrar fragmentos de hueso en el estiércol de tiranosaurio. Las presas lo suficientemente pequeñas, como las cabras, pueden simplemente tragarse enteras. El tiranosaurio levantará la cabeza hacia arriba, permitiendo que la presa se deslice hacia su garganta fácilmente; si no hay suficiente espacio para esto, puede usar su lengua musculosa para atraer presas a su garganta.

El cortometraje de realidad virtual Jurassic World: Blue implica que Tyrannosaurus puede comer huevos, ya que muestra a la Tyrannosaurus de Isla Nublar matando a un Baryonyx que resguardaba su nido y luego metiéndose en una pelea leve con un Velociraptor sobre los huevos. Sin embargo, como el animal se asustó y se alejó del nido antes de comer, no se sabe si estaba apuntando a los huevos o al dinosaurio adulto.

Comportamiento social

Grupo familiar de Tyrannosaurus. La madre (derecha) muestra afecto hacia su hijo (centro), mientras que el padre (izquierda) mira mientras pasa una manada de Stegosaurus (no en la foto), Isla Sorna, (23/2/1997)

Debido a sus grandes necesidades alimentarias y su naturaleza altamente territorial, los Tyrannosaurus suelen ser animales solitarios. Sin embargo, tolerarán la presencia de otros de su especie en algunas circunstancias. El caso más obvio es una pareja apareada y una descendencia; los lazos familiares entre Tyrannosaurus son extremadamente fuertes, incluso conducen a un comportamiento emocional que prevalece sobre el comportamiento lógico. Jurassic World también logró mantener juntos a varios Tyrannosaurus; había al menos dos machos sub-adultos, aunque se desconoce el número real de animales en el parque. Según el sitio web del parque, nunca se habían observado disputas agresivas entre los animales cautivos. Sin embargo, no se exhibieron en el T. rex Kingdom junto a la hembra mayor, lo que sugiere que no permitiría que se compartiera su territorio. Además, el sitio web reconoce que la evidencia fósil sugiere que esta especie a menudo participa en combates intraespecíficos; no se sabe si el comportamiento social de los tiranosaurios más jóvenes de Jurassic World era natural o si el personal del parque imponía su tolerancia entre ellos.

El contacto físico incluso entre tiranosaurios amistosos sigue siendo bastante bajo. Los padres consolarán y alentarán a sus crías dándoles un codazo con el hocico y haciendo contacto visual. Los machos y las hembras también utilizan diferentes vocalizaciones para comunicarse, presentando la posibilidad de roles socialmente establecidos para los animales machos y hembras. Sin embargo, estos no se han detallado. En parejas apareadas, el macho parece ser responsable de la caza y defensa de la familia, ya que los machos suelen verse con cicatrices y dientes rotos. Las mujeres de los grupos familiares suelen ser más responsables de brindar atención emocional a la descendencia. Sin embargo, a pesar de esto, tanto el macho como la hembra brindarán a sus crías cuidados y los protegerán del peligro, por lo que estos roles no están exentos de excepciones. La caza entre parejas apareadas parece ser un esfuerzo conjunto,planteando la posibilidad de que animales maduros de los mismos grupos familiares puedan cazar de forma cooperativa para capturar presas.

Comportamiento reproductivo y de crianza

Los biólogos a los que hace referencia el Grupo de Protección de Dinosaurios sugieren que los tiranosaurios se aparean de por vida. Solo se ha informado de un caso de reproducción, pero el comportamiento de crianza exhibido en esa familia es muy detallado. Los adultos habían anidado dentro de una gran depresión en el noreste de Isla Sorna, lejos de la mayoría de los depredadores de la isla central. Sólo un bebé sobrevivió hasta el 21 de febrero de 1997; no se sabe cuántos huevos se pusieron ni cómo se incubaron. Roland Tembo estimó que el bebé tenía solo unos meses en ese momento; sin embargo, ya tenía varios pies de largo. Esto sugiere que, o la tasa de crecimiento en la vida temprana del Tyrannosaurus de InGen es excepcionalmente rápida, o que la estimación de la edad de Tembo era incorrecta. Si estaba en lo cierto, entonces el juvenil habría eclosionado a finales del año anterior, durante la estación seca.

Ambos adultos participaron en el proceso de crianza. En el momento del incidente de 1997, el menor tenía la edad suficiente para quedarse solo durante períodos de tiempo; sin embargo, Tembo notó que el nido se construyó de tal manera que era accesible principalmente desde la dirección del viento, por lo que los adultos podrían oler el nido incluso estando lejos de él. Con la capacidad de oler hasta diez millas, podían detectar fácilmente cualquier amenaza a su nido y regresar rápidamente. También almacenaban alimentos dentro del área de anidación para que sus crías se alimentaran; se podían ver cadáveres en varios estados de descomposición alrededor del perímetro del nido, asegurando que los juveniles siempre tuvieran comida disponible.

Incluso las hembras de tiranosaurio que no se reproducen construirán nidos, lo que sugiere que los huevos se ponen en estructuras preexistentes en lugar de que los adultos construyan nuevos hogares para sus crías. Los nidos se construyen en áreas protegidas, generalmente con una sola entrada o salida para reducir las posibilidades de invasión de viviendas. El tiranosaurio construirá su nido con objetos que encuentre en su entorno, incluidos palos, troncos, piedras, escombros artificiales, como objetos metálicos, e incluso huesos de otros animales. Estos pueden parecer desordenados y aleatorios, pero el tiranosaurio en realidad es bastante selectivo sobre los elementos que usa para construir su nido y los organizará cuidadosamente de una manera que parezca cómoda y segura.

Cualquier amenaza a su descendencia se enfrentaría rápida y agresivamente. La madre era la principal fuente de consuelo para el bebé y también, típicamente, la iniciadora de ataques letales contra amenazas. Se la podía ver consolando a su bebé a través del contacto visual y haciendo sonidos de arrullos. El papel del padre era la defensa de la familia; sus cicatrices y dientes rotos sugieren que a menudo se involucró en combate con otros dinosaurios, por lo que también pudo haber sido el principal cazador de la familia. Los lazos emocionales entre padres e hijos son lo suficientemente fuertes como para anular la lógica; cuando olieron la sangre de su descendencia, respondieron persiguiéndola por la isla a pesar de saber que su descendencia estaba en el nido. El sentido del olfato de un tiranosaurio, por supuesto, es más poderoso que su visión; es probable que esta sea la razón por la que respondieron con más fuerza al olor de su bebé que al verlo. El bebé comunica miedo o incomodidad a sus padres mediante una llamada de socorro única, a la que ambos adultos responden enérgicamente.

El padre le dio a su descendencia la oportunidad de cazar presas vivas durante el incidente de San Diego, aunque esto se hizo fuera de su entorno natural. Acorrala a una pequeña presa (en este caso, el director ejecutivo de InGen, Peter Ludlow), le rompe la pierna para evitar que escape y la derriba. Luego animó a su descendencia a que se acercara a la matanza empujándola con el hocico.

En la naturaleza, una vez que estuvieron libres de la interferencia humana, se vio a la madre acariciando a su hijo con el hocico mientras el padre vigilaba una manada de Stegosaurus que pasaba acompañada por una bandada de Pteranodon.

Se desconoce la tasa de crecimiento natural de los Tyrannosaurus de InGen. Bajo la influencia de los impulsores del crecimiento, un individuo nacido en 1988 y alcanzó el tamaño adulto en 1993, o alrededor de cinco años. Otros adultos habían alcanzado la madurez sexual en 1997; asumiendo que también nacieron en 1988, esto los haría tener nueve años.

Ecología

Como depredador ápice, el tiranosaurio tiene un impacto drástico en su entorno. Su actividad depredadora regula las poblaciones de animales más pequeños, incluidos, entre otros, Triceratops, Gallimimus, Velociraptor, Parasaurolophus, Edmontosaurus, Pachycephalosaurus y cabras. Comer estos animales en realidad reduce la presión depredadora sobre sus presas, la mayoría de las cuales consisten en plantas locales; sin embargo, comer pequeños carnívoros como Velociraptor también puede reducir la presión sobre los animales herbívoros. El tiranosaurio también recolecta carroña, que puede convertirse en una potente fuente de enfermedad si no se controla.

En una isla tan pequeña como Nublar o Sorna, sin embargo, Tyrannosaurus también es ferozmente competitivo con otros carnívoros por la comida. Se ha demostrado que participa en conflictos territoriales en repetidas ocasiones y, por lo general, es el primero en atacar durante estas disputas. Los velociraptores a menudo se ven como presas, pero también pueden ser una competencia por la comida. Baryonyx, Carnotaurus y Allosaurus,introducidos en Isla Nublar después de 2004, han sido sugeridos por el Dinosaur Protection Group como posibles competidores para el alimento del Tyrannosaurus, y las películas ya han establecido a Spinosaurus como un temible competidor territorial. Un Baryonyx fue asesinado por el Tyrannosaurus en el corto de realidad virtual Jurassic World: Blue, y dos Carnotaurus fueron vistos luchando por el mismo Tyrannosaurus en junio de 2018. En un caso, el ataque fue fatal para el Carnotaurus. El cleptoparasitismo ya ha sido documentado en Tyrannosaurus en Jurassic Park: The Game, en el que un Tyrannosaurusno solo roba un cadáver de Parasaurolophus de un Velociraptor, sino que también mata al raptor. El Grupo de Protección de Dinosaurios también ha mostrado la interpretación de un artista de un Tiranosaurio acercándose a un Suchomimus enfermo y herido, presumiblemente a punto de matar al animal debilitado. De manera similar a su comportamiento de carroñero, esto eliminaría una posible fuente de enfermedad en el medio ambiente.

Sin embargo, no todas las interacciones ecológicas entre Tyrannosaurus rex y otras especies son depredadoras o competitivas. Durante el incidente de 2015, que marcó el final de Jurassic World, la hembra senescente Tyrannosaurus del parque había sido liberada para enfrentar al Indominus rex,que había escapado, y el personal del parque esperaba que sus instintos territoriales la hicieran luchar contra este rival. Durante el combate, un Velociraptor modificado genéticamente llamado "Blue" se unió al combate y atacó al Indominus, en represalia por la muerte de sus compañeros de manada. El tiranosaurio toleraba la presencia de la rapaz, y después de establecer firmemente el dominio a través del contacto visual, una vez que el animal híbrido había sido asesinado, ambos animales tomaron caminos separados. En los años siguientes, sin embargo, no hay indicios de relación amistosa; Jurassic World: Blue representa una pelea leve por la comida entre estos mismos dos animales.

Simbiosis con otras especies

La simbiosis en Tyrannosaurus y varias otras especies animales está firmemente establecida. Se han visto grupos de Compsognathus cerca de Tyrannosaurus. Estos carnívoros más pequeños devoran de manera oportunista los restos de comida que arroja el tiranosaurio. Sin embargo, las compys reconocen la amenaza que representa esta criatura mucho más grande y se dispersarán cuando el tiranosaurio se acerque.

La relación entre Compsognathus y Tyrannosaurus es parasitaria, ya que las compys roban comida al animal más grande. Sin embargo, existe una relación comensal entre Tyrannosaurus y moscas. Las moscas comen carroña y ponen sus huevos en carne podrida, una sustancia que el tiranosaurio deja en abundancia. Cuando el tiranosaurio hace una gran matanza, rara vez se come todo; cualquier carne que quede atrae moscas y otros insectos. Los nidos de tiranosaurios, en particular, cuentan con reservas de alimentos para los bebés, que generalmente se dejan parcialmente comidos. Grandes enjambres de moscas se reúnen alrededor de estos nidos. Las moscas también pueden reunirse cerca de las mandíbulas de los tiranosaurios, atraídas por el olor a carne podrida atrapada entre sus dientes. En el caso de que un tiranosaurio se coma moscas o gusanos, es poco probable que sea dañino y sería simplemente una proteína adicional.

Otros pequeños invertebrados, como los mosquitos hembras , son hematófagos y se alimentan de la sangre del tiranosaurio. Lo más probable es que beban de áreas sensibles como las membranas mucosas, ya que la piel es demasiado dura para que la mayoría de los insectos u otros invertebrados la puedan perforar. Esta relación existía desde el período Cretácico, que es como InGen obtuvo ADN de tiranosaurio a partir de muestras de ámbar. No se sabe qué parásitos se alimentan de la sangre de tiranosaurio en la actualidad.

Existe una simbiosis mutua entre Tyrannosaurus y las bacterias que viven en su boca. Cuando el tiranosaurio se alimenta de carne, algunos quedan atrapados en las estrías de sus dientes. Las bacterias se alimentan de estos, floreciendo en la boca. Luego, cuando el animal muerde una presa, estas bacterias se transmiten a la herida y causan sepsis. La presa muere debido a esto, lo que permite que el tiranosaurio se alimente y continúe apoyando su flora bucal.

No todos los microorganismos en su boca son beneficiosos. Cuando un tiranosaurio se rompe un diente, los microbios pueden invadir la lesión desde el interior de la línea de las encías. Esto provoca una enfermedad conocida como diente irregular , que puede provocar la degradación del tejido de la mandíbula. Eventualmente, la muerte por inanición puede ocurrir ya que la capacidad del dinosaurio para cazar se ve afectada. Los paleoveterinarios de Jurassic World inspeccionarían regularmente al Tyrannosaurus en busca de signos de infecciones orales comunes como esta.

Hábitat

En casi todos los casos, Tyrannosaurus rex prefiere los bordes de los bosques como su hábitat. Esto le permite esconder su volumen entre el crecimiento de las plantas, donde su coloración lo ayuda a camuflarse. Desde aquí caza mediante emboscadas. Tanto la anidación como la alimentación ocurren en áreas boscosas; normalmente arrastrará a la presa a un área adecuada para comer. Sin embargo, es bastante cómodo al aire libre; es un animal muy explorador por naturaleza, y a menudo se aventura en hábitats que no son su típico coto de caza. Sin embargo, casi siempre caza desde la cobertura de las regiones boscosas. Las estimaciones de población en 2021 calcularon que dos Tyrannosaurus adultos podrían habitar un área aproximadamente del tamaño de Washington, DC en su período Cretácico nativo

Distribución y población

Isla Sorna

Distribución conocida de T.rex en Isla Sorna. Confirmada (roja) anterior al 21 de febrero de 1997. Hipotética (violeta) se extrapola de 2001 y posteriores.

El primer Tyrannosaurus rex recreado por InGen nació en Isla Sorna en 1988 y se envió a Isla Nublar en 1989. Según la última encuesta de población de InGen informada en 1993, había seis Tyrannosaurus rex viviendo en Isla Sorna, lo que significa que un total de siete, entre ambas islas, habían sobrevivido. Hasta ese punto. Se mantuvieron juntos en un pequeño prado.

John Hammond continuó monitoreando las poblaciones de Sorna durante los siguientes cuatro años. Las poblaciones de tiranosaurios parecían concentradas en el interior de la isla, cerca del canal central, según las lecturas térmicas a principios de 1997. El 21 de febrero de 1997, se encontraron huellas frescas de tiranosaurios en el sendero de caza del noreste de Isla Sorna, lo que confirma que los tiranosaurios estaban cazando allí. Un nido con un solo macho juveníl, estimado por Roland Tembo en unos pocos meses, estaba ubicado en el bosque a varias millas al sur del sendero de caza. Su madre y su padre cazaban en los alrededores.

Rango de distribución conocido de T.rex en Isla Sorna luego de la interferencia de InGen bajo Masrani Global Corporation. El rango conocido (rojo) es del 18 de junio de 2001. El hipotético (violeta) se extrapola desde el 21 de febrero de 1997 y las fechas posteriores a 2001.

El incidente de Isla Sorna en 1997 alteró el territorio percibido de la familia de tiranosaurios involucrada, lo que resultó en que ya no consideraran segura su área de anidación. Primero comenzaron a defender los acantilados del noreste de una manera territorial después de alejar a su cría de allí, pero luego siguieron al equipo de InGen, los “Cazadores”, tierra adentro, hacia la Aldea de los Trabajadores. Después del incidente, la familia permaneció a unas pocas millas al norte de esta área, siendo avistada en la parte centro-norte de la isla.

Un tiranosaurio macho fue encontrado al norte del aeródromo en el Sitio B el 18 de julio de 2001. Posteriormente, fue asesinado durante una disputa territorial con un Spinosaurus. Se habí especulado que este era el mismo macho que se encontró en 1997, debido a cicatrices faciales casi idénticas, pero esto era muy poco probable debido a la coloración vibrante de este macho y su tamaño ligeramente más pequeño. También se ha especulado que se trataba del mismo animal que el juvenil encontrado en 1997, pero esto se ha desmentido oficialmente como falso.

Además, una séptima hembra adulta habría sido transportada a Isla Nublar en 1989, y un macho nació en algún momento antes de febrero de 1997. No se sabe si se criaron otras en la isla después de su abandono.

En 2004, Isla Sorna sufrió una catástrofe ecológica como resultado de su creciente población; esto se había acelerado por la interferencia de Masrani Global Corporation, que crió animales ilegalmente en la isla entre 1998 y 1999. Cualquier Tyrannosaurus superviviente habría sido capturado y transportado a Isla Nublar en 2004.

Isla Nublar

Distribución de T.rex en Isla Nublar a partir del 11 de junio de 1993 y antes del 19 de abril de 2002. Confirmada (roja) e hipotética (violeta).

InGen construyó un prado para Tyrannosaurus rex en Isla Nublar en un área densamente boscosa. A pesar de ser uno de los recintos más grandes de Jurassic Park, estaba destinado a albergar a un animal adulto y un animal juvenil solamente; el segundo animal no llegó a la isla antes de que ocurriera el incidente. En 1989, una Tyrannosaurus hembra de un año fue introducida al recinto, donde permanecería durante los siguientes cuatro años de su vida.

Bajo la posición de Masrani Global Corporation, InGen recuperó Isla Nublar en 2002. El 19 de abril, semana 3 de la operación, el tiranosaurio recidente fue capturado por Vic Hoskins y personal de InGen Security. En septiembre de 2004, estuvo retenida en el Recinto 9, ubicado a algunas millas al noreste de la Calle Principal debido a preocupaciones de que la actividad turística sería sobreestimulante. Para 2014, el Recinto 9 se había trasladado al oeste de la Calle Principal, donde se exhibió en una atracción llamada T.rex Kingdom.

Además, cualquier Tyrannosaurus superviviente de Isla Sorna fue recolectado por InGen y transportado a Isla Nublar entre septiembre de 2004 y la fecha de apertura del parque el 30 de mayo de 2005. Al igual que los otros carnívoros, es probable que hubieran permanecido en recintos de cuarentena, separados unos de otros, durante un período de unas pocas semanas cada uno antes de integrarse en su hábitat definitivo.

Se desconoce la ubicación exacta de estos hábitats, pero no se llevó a cabo ningún transporte al Recinto 9, con la hembra mayor del antiguo parque. La página Teatro IMAX del sitio web de Jurassic World describe tiranosaurios machos sub-adultos que viven en un prado cercano, lo que sugiere que al menos dos machos sub-adultos estaban presentes en la isla en 2014, cuando el sitio web se puso en marcha. El ADN perteneciente a Tyrannosaurus estaba almacenado en el Laboratorio de Creación de Hammond, donde se incubarían los dinosaurios; El sitio web de Jurassic World implica que Tyrannosaurus se incubó activamente durante los años operativos del parque. Si alguno sobrevivió a la infancia, lo más probable es que lo hubieran trasladado a un recinto separado, ubicado en algún lugar cerca del Teatro IMAX.

Un tiranosaurio pudo haber muerto cerca del 20 de diciembre de 2015, ya que, en la serie Jurassic World: Camp Creataceous, lo que parecía ser un globo acular fresco de Tyrannosaurus fue visto en el laboratorio de campo del Dr. Henry Wu, en esta fecha.

El 22 de diciembre de 2015, el técnico de Jurassic World Lowery Cruthers abrió las puertas de mantenimiento del Recinto 9, lo que permitió a Claire Dearing, gerente de operaciones del parque, liberar a la hembra Tyrannosaurus de la isla, ahora senescente, de su prado. Después de conducir al Indominus rex, que había escapado, a la muerte en la Laguna de Jurassic World, el tiranosaurio se dirigió hacia el este, hacia el bosque. La isla fue abandonada por Masrani Global debido al incidente, dejando al Tyrannosaurus para reclamar el Sector 3 como territorio. Construyó un nido dentro de su antiguo recinto, pero cazaba en las áreas circundantes. En junio de 2016, todavía habitaba el Sector 3, siendo avistada en la Calle Principal. Los tiranosaurios restantes, que nunca habían sido liberados, probablemente murieron de hambre.

A pesar de la competencia por comida y territorio con muchos otros grandes carnívoros, el animal había sobrevivido hasta la erupción del Monte Sibo el 23 de junio; se descubrió que había emigrado hacia el norte, hacia el volcán, junto con sus fuentes de alimento. Durante la erupción, fue conducida hacia el muelle este de Jurassic World, donde fue capturada por mercenarios dirigidos por Ken Wheatley, bajo el empleados de Eli Mills. Desde aquí, fue sacada de Isla Nublar por medio del SS Arcadia.

En el mundo actual

Tyrannosaurus rex macho en las costas de San Diego, California.

En la madrugada del 23 de febrero de 1997, InGen transportó a un macho adulto y un juvenil a San Diego, California, bajo la dirección de Peter Ludlow. El menor fue llevado en avión al el sitio de construcción de Parque Jurásico: San Diego, mientras que el adulto fue transportado al complejo costero de InGen a través del SS Venture 5888 después de haber sido trasladado en avión desde el centro de Isla Sorna, al norte de la Aldea de los Trabajadores. El macho recibió una sobredosis involuntaria de naltrexona, después de habersele administrado una sobredosis de carfentanilo, y se liberó del confinamiento; luego fue capturado dentro de la bodega de carga del barco hasta que chocó con el muelle en el viaje marítimo. El personal de InGen lo liberó, accidentalmente, del barco, lo que le permitió vagar por las calles de la ciudad en un estado de confusión. Fue atraído de regreso al barco por los doctores Ian Malcolm y Sarah Harding, utilizando las llamadas de socorro de la cría para atraerlo y llevarlo a la bodega de carga. Desde aquí, ambos machos fueron transportados de regreso a Isla Sorna.

Es posible, pero no está confirmado, que las crías o los juveniles de Tyrannosaurus hayan sido cazados furtivamente en el Archipiélago de Muertes o en la Isla Nublar entre 1997 y 2015. Sin embargo, actualmente se desconocen las especies afectadas por la caza furtiva.

013479f0f07054ff051431c7f52d3dd6801c453c.jpg

Tyrannosaurus rex volvería a llegar a California el 24 de junio de 2018, esta vez a instancias de Eli Mills. El único Tyrannosaurus superviviente fue transportado a través del SS Arcadia a la propiedad de Benjamin Lockwood en las afueras de Orick, California. Fue liberada esa noche por Maisie Lockwood y pasó a adentrarse en el bosque circundante. Fue vista por última vez irrumpiendo en un zoológico en la parte norte del estado, participando en una exhibición territorial con una manada de leones. A pesar de los intentos de las autoridades por recuperarla, huyó al pinar cercano.


Canon Cinematográfico

Películas

  • Jurassic Park: En la primer pelicula aparece en la escena mas inolvidable de la pelicula, devorando una Cabra, escapa del recinto y devora a Donald Gennaro, hiere de gravedad a Ian Malcolm y tira por el acantilado al Ford Explorer con Tim Murphy adentro, casi asesinando a Lex Murphy y Alan Grant. Lo volvemos a ver cuando persigue el Jeep en el que iban Ian, Ellie Sattler y Robert Muldoon, que escapan por un pelo de la rapida T.rex. Luego Alan y los niños se lo topan cuando son sorprendidos por una manada de Gallimimus, los aterrorizados dinosaurios tratan de escapar pero son emboscados por la gigantesca depredadora que captura entre sus fauces a un desafortunado Gallimimus, triturandolo y consumiendolo. Regresa para el final devorando a los raptors.  
  • The Lost World: Jurassic Park: Vemos un T.rex infante y una pareja de padres protectores, la trama gira al rededor de estos tres dinosaurios, los cazadores de Ingen raptan al bebe, y por accidente Peter Ludlow le rompe una pierna (esta es una escena eliminada), Sarah Harding y Nick Van Owen rescatan al bebe y liberan a los dinosaurios apresados por InGen, este sabotaje deja varados y sin recursos a los cazadores. Llevan al bebe al convoy del campamento donde le curan la pata, esto termina atrayendo a los dos adultos que luego de llevarse a su cria, vuelven para empujar la caravana al acantilado defendiendo asi su territorio, Eddie Carr es quien regresa para auxiliar a los protagonistas pero muere heroicamente tratando de salvarlos hasta el ultimo momento, encuentra la muerte en las fauces de la pareja de T.rex que lo sacan del auto, lo hacen volar en el aire, solo para morderlo y partirlo en dos, tragando un pedazo cada uno. Luego se comprueba la teoria de la Dra Harding de que los rex los perseguirian para proteger el territorio, usando su ultra sensible sentido del olfato, dan con el grupo de humanos y les persiguen hasta una cascada, el macho es sedado por Roland Tembo y la hembra mata a Carter, y devora a Robert Burkke, la hembra no se la vuelve a ver hasta el final de la pelicula. El macho y la cria son capturados y llevados a San Diego, al complejo de Jurassic Park que Peter Ludlow estaba preparando.  

Esta parte de la pelicula es en homenaje a la novela de Sir Arthur Conan Doyle "El mundo Perdido" donde los protagonistas llevan a un Brontosaurus a la ciudad. Aqui ocurre los mismo pero con el rex. En circunstancias poco claras y llena de gore y vacios argumentales, el Ventura (barco que transporta al macho) llega fuera de control al muelle, la tripulacion esta regada en pedazos, y de golpe el T.rex emerge de la bodega y comienza su acometida hacia la ciudad. Esta en estado narcoleptico ya que le suministraron tanto sedante que su corazon se detuvo y le aplicaron un contrarrestante demasiado potente sin saber la dosis, en palabras de la Dra Harding, lo pusieron como una locomotora, el animal esta frenetico y se dedica a perseguir a los transeuntes desatando el caos al mejor estilo Godzilla con todo y turistas japoneses huyendo. Se ve como muerde semaforos, destruye un autobus en movimiento, devora a un desafortunado bastardo (David Coep, guionista de la pelicula), bebe agua de una piscina (esto deberia matarlo) y devora al perro de la familia dueña de la cocina. Realmente es inexacto el numero de victimas de este rex en dicha escena porque puede que muchas ocurran fuera de camara. Finalmente llegan Ian y Sarah para llamar la atencion del depredador usando a la cria como carnada, esta fue traida en helicoptero desde la isla y puesto en un recinto, la cria esta muy sedada pero en cuanto se despierta empieza a gemir, y el adulto lo huele persiguiendo al auto de Ian. Terminan en los muelles dejando a la cria dentro del barco, Peter Ludlow intenta detenerlos pero ellos huyen y el trata de recapturar a la cria. El adulto llega y Peter ya no tiene salida, intenta en vano escapar y es agarrado de la pierna por el rex quien se la tritura y se la deja para que remate al aterrorizado empresario, el bebe se abalanza sobre este y le pone fin a su vida. El adulto es sedado y la bodega del barco se cierra. Volvemos a ver a la familia de T.rex libres en su habitat para el final de la pelicula.  

  • Jurassic Park lll: En esta cinta un T-rex  es derrotado por un Spinosaurus en una escena  donde el T-rex aplica una mordida mortal, el Spinosaurus escapa  y le rompe el cuello al Rex matándolo (se rumoreba que este rex juvenil es en realidad el bebe de la segunda pelicula). En vida, esta pelea nunca pudo haber sucedido porque ambos animales estuvieron separados por varios millones de años y a miles de kilómetros uno del otro, y el resultado hubiese sido diferente.
  • Jurassic World: La T-rex aparece poco en la pelicula siendo apenas mostrada en una escena en la que los turistas pueden ver a Rexy en su recinto del Tyrannosaurus rex Kingdom comiendo una cabra, hace su entrada triunfal al ser liberada por Claire para que derrote a la Indominus rex atravesando y haciendo pedazos el esqueleto de Spinosaurus que estaba en la calle pricipal del parque, si bien la pelea es pareja, la tiranosaurio esta bastante vieja (25 años para ser precisos) y no puede hacerle demasiado frente al joven hibrido, pero llega la ultima Velociraptor, Blue, que interviene y gracias a la distraccion Rexy empuja a Indominus cerca de la Jurassic World Lagoon donde emerge el Mosasaurus y mata a la abominacion, luego Rexy y la Raptor toman caminos separados y se ve a la rex libre por el parque a sus anchas antes del final de la pelicula.
  • Jurassic World: Fallen Kingdom: El rol de Roberta en la pelicula como la ultima Tyrannosaurus rex es secundario en Jurassic World Fallen Kingdom, aparece abatiendo a un Carnotaurus cuando este ataca a Owen Grady, luego la vemos capturada por los mercenarios de Eli Mills, y poco despues cuando Zia Rodriguez les pide sangre de teropodo tetanuro de no mas de 3 dedos para hacerle una transfusion a Blue, tanto Claire como Owen saben a quien acudir, ambos aprovechan que Roberta duerme para extraer la muestra, se pueden ver sus cicatrices y Owen remarca que su olor es nauseabundo. Cosa que es un guiño a la novela, la cosa se complica cuando los mercenarios ignorando lo que ocurre cierran la puerta del camion con los protagonistas dentro y la tiranosaurio despierta, Owen escapa por un pelo saltando entre las mandibulas de Roberta, y Claire escapa por los barrotes del techo. Luego Roberta es puesta a la venta en una jaula en la mansion Lockwood dandole de comer una cabra para que entre a su prision. Al final de la pelicula es liberada por Maisie Lockwood. La ultima aparicion de Roberta es cuando Elli Mills intenta escapar con la muestra de ADN del Indominus rex, este queda atrapado en la estampida de dinosaurios que huyen al bosque. Cuando el hombre cree que escapo suspira aliviado solo para ser atrapado de manera abrupta y brutal por la T.rex, esta lo destroza y parte en varios pedazos, un Carnotaurus toma una pierna del desafortunado humano, solo para que la T.rex se la arrebate y lo haga huir dejando claro que no esta dispuesta a compartir. Luego hace un ultimo cameo invadiendo un zoologico y enfrentando a un Leon macho. Un comic animado secuela de la pelicula revela que la movilizacion de equipos de contencion fracaza en capturar a la tiranosaurio pero por lo menos evitaron que el animal arrazara con el zoologico, sus animales y los visitantes del mismo.

Series

Tyrannosaurus aparece en la serie Jurassic World Camp Cretaceous. Durante la primer temporada solo aparece en el opening y es mencionada por los personajes, ademas de aparecer en el video juego que Darius Bowman gana para poder conseguir el pase gratis al Campamento Cretacico cosa que nadie mas logro, en dicho juego la T.rex es el jefe final y cuando el protagonista escapa de la manada de Raptores que estan devorando al Dr. Meriwether se topa con la gigantesca carnivora, todo el mundo queda atascado en esta parte ya que son comidos por esta, pero Darius descubre como pasar esta parte, urgando entre los restos de un esqueleto de raptor hay una camara de resonancia como la vista en Jurassic Park 3, el personaje la hace sonar llamando a los raptores para que ataquen al teropodo mas grande, esto es una referencia al guion descartado de Jurassic Park 3 donde el Dr. Alan Grant haria lo mismo con los raptores para que acaben con el Spinosaurus.

En la segunda temporada Rexy tiene un rol mas activo en la historia siendo el dinosaurio antagonista principal, los niños escapan por los pelos cuando Rexy los persigue junto a una Parasaurolophus a la que captura y devora, luego los campistas descubren que la T.rex esta haciendo un nido en su recinto y a tomado como guarida toda la calle principal por lo que deberian evitar esta zona a toda costa, descubren que fue ella quien arrojo a la Indominus al estanque de la Mosasaurus y tambien que se robo el radiofaro de emergencia.

Kenji Kon y Darius tienen que escabullirce en el nido y tomar la consola del radiofaro o al menos activarlo para que envie la señal de auxilio, Yasmina Fadoula y Brooklynn son quienes hacen de vigias desde el pasillo interno del T.rex Kingdom y les avisan por radio, y Sammy Gutierrez vigila desde el bosque los movimientos de Rexy, pasando unos momentos de tension bastante grandes cuando esta toma una rama del arbol donde esta escondida para agregarlo a su nido, Sammy entonces da el aviso que la tiranosaurio esta volviendo, cuando todo parece perdido para los dos niños Brooklynn llama la atencion del dinosaurio con una gigantografia con su imagen y una camara que reproduce su voz, Rexy cae en el engaño y los niños logran escapar.

Mas tarde volvemos a ver a Rexy cuando Darius y Sammy traen a Mitchell y a Tiffany a la calle principal en lugar del abrevadero, cuando Brooklynn encuentra el generador principal del parque y activa la electricidad Rexy despierta y ataca a los humanos, los cazadores escapan por los pelos no sin antes intentar infructuosamente matar a Rexy. Los villanos huyen a la jungla dejando a los niños a merced de Rexy que intenta devorarlos a toda costa, pero nuevamente cae en un engaño de Brooklynn que activa un holograma de Rexy lo que la confunde y distrae lo suficiente como para que sus amigos escapen.

Mas tarde Rexy aparece camino al abrevadero en sentido contrario a donde los protagonistas intentaban arrear a la manada de dinosaurios que ahi estaban. Intenta devorar a Yasmina, Ben y Bumpy pero la estampida llega hasta donde estan Darius y Brooklynn quienes estaban por ser asesinados por Tiffany y Mitchell, los dinosaurios pisan el rifle de los cazadores dejandolo inutil, Mitch cae en una de sus trampas y queda colgado en el aire por una soga que le sujeta el pie, su pareja no puede desatarlo y para colmo Rexy llega ante ellos. Tiff abandona a su marido a su muerte, el aterrado humano hace un patetico intento por dispararle a Rexy con su arma destruida solo para morir devorado.

Juegos

En el juego Spin off de esta pelicula "Jurassic Park: The Game" se agregan sucesos ya que la historia transcurre en paralelo a la primera pelicula. La rex aparece en el momento en que el doctor Gerry Harding y su hija Jess se encuentran con las Triceratops Bakitta y Lady Margarett, esto estaria cronologicamente despues de la persecusion del Jeep de Muldoon. La rex ataca a los protagonistas pero estos la eluden para terminar en un enfrentamiento con Lady Margarett. Luego las apariciones del rex se dan cronologicamente despues del escape de Alan y el resto. Harding y su hija se vuelven a topar con Rexy en el centro de visitantes y se ven pedazos de las raptor. Harding la evade y logran que los Ford Explorer en movimiento sirvan de distraccion. Poco despues la tiranosaurio devora al piloto del helicoptero y es la responsable que Billy Yoder y su amigo Oscar queden varados en la isla con los protagonistas. La rex regresa para el capitulo en que se topan con la Dra Laura Sorkin, es en este apartado que la depredadora se come a un Parasaurolophus y un Velociraptor. Parece una maquina insaciable de comer lo que parece poco creible. Luego se topan con ella para la escena final, donde esta se come a Billy Yoder y dependiendo las decisiones del jugador a Nima Cruz. Aunque eso es solo un final alterno.  

Canon Literario

Parque Jurásico: En la primer novela hay ademas de la legendaria Tyrannosaurus, un juvenil que come insectos, peces y otras presas pequeñas, se cree que es el juvenil el que se come a Ed Regis.

El Mundo Perdido: En la novela de The Lost World Jurassic Park se corrige el error de la visión basada en movimiento alegando que seguramente el Dr Wu altero los genes del Rex para hacerlo menos letal y mas facil de controlar, tomando en cuenta la visión binocular y su parentesco con las aves, el T. rex tubo una excelente vision, esto se ve reflejado en la segunda novela donde tratan de quedarse quietos para evitar que el rex los vea, pero este los distingue perfectamente comiendose al Dr George Baselton. Entre otras curiosidades se puede apreciar que en la novela las crías de Tyrannosaurus tienen plumas, tal como los científicos creen hoy que las tenían.

Videojuegos y otros productos

Tiene tambien aparición en varios juegos en Jurassic park operarion genesis es un carnivoro de 5 estrellas junto con Spinosaurus Velociraptor Brachiosaurus y Triceratops podria por muchos ser llamado el dinosaurio mas poderoso del juego teniendo duelos a muerte con Spinosaurus Triceratops Ankylosaurus y Stegosaurus, compite por territorio con Acrocanthosaurus Spinosaurus Carcharodontosaurus y otros pudiendo ganar o perder, el unico dinosaurio al que no puede matar es al Brachiosaurus por que es muy grande e intimidante para todos los teropodos del juego, tambien puede ser derrotado por un carnivo en estado "estresado" o Rampage como Allosaurus, en el juego Jurassic Park Arcade es el jefe principal tambien aparece en The Lost World Jurassic Park Arcade y Jurassic Park 3 Arcade.  

En The Lost World Jurassic Park para Playstation es un personaje jugable que debe matar humanos Velociraptors Deinonychus Stegosaurus Triceratops y Allosaurus es su mayor antagonista siendo que estaba planeado pelear contra un Giganotosaurus, apàrece en los juegos de sega Jurassic Park, Rampage Edition y The Lost World, En el juego de Snes, en el Nes Game, en Jurassic Park The Game donde se explica porque no presenta su armadura dermica propia de los teropodos grandes y que lo hace vulnerable a la luz solar (esto es solo en la novela), y la sensibilidad al movimiento en lo que respecta al problema de vision, el ADN de ranas que muta Henry Wu en la secuencia gentetica de muchos dinosaurios de la Isla, resulta que este problema se da tambien en el Maiasaura

La lista de juegos sigue ya que aparece en todos los juegos y marchandasing de la saga:The Lost World Jurassic Park para Sega Game Gear, Trespassers, Chaos Island, Jurassic Park 3 The DNA Factor, Jurassic park 3 Park builder donde aparece junto a una dudosa especie de Tyrannosaurus Pigmeo llamado Mini Tyrannosaurus. Jurassic Park 3 Island Attack, Jurassic Park Survival, Jurassic Park Warpath, Dino Defender, Danger Zone, Dino Battles, Scan Command, ademas de todas las lineas de juguetes y juegos de mesa y demas productos de la franquicia. En la linea de Juguetes de Jurassic Park Chaos Effect El Rex forma parte de los mutantes Ultimasaurus ( + Triceratops + Stegosaurus + Ankylosaurus + Velociraptor) y del Tyrannops (Tyrannosaurus + Lycaenops) y de los monstruosos tiranosaurios Omega T-rex y Thrasher T- rex ambos Repaintings de anteriores lineas de jueguetes. En Jurassic World forma parte del genoma del hibrido Indominus rex (Tyrannosaurus + Giganotosaurus + Carnotaurus + Rugops + Majungasaurus + Therizinosaurus + Velociraptor + Deinosuchus + Sepia + Vibora de Foseta + Rana verde de ojos rojos) Tambien para la linea de Jurassic World a salido un Repainting de su T-rex pero con espinas en el lomo y nuca para remarcar su aspecto de Hibrido, se desconoce con que otro organismo esta mezclado su material genetico para mostrar dicha mutacion.

Ademas esta presente en el plantel del Jurassic World The Game para IOS donde tiene dos versiones hibridas mejoradas, estos son los jefes de nivel Omega 09 y Alpha 06, LEGO Jurassic World, y Jurassic Park arcade 2015. En el juego puede hacer parte en el hibrido Indominus rex siendo solo la union de T-rex y Velociraptor.

Fue creado dos diseños de T-rex con la coloracion de Rexy de Jurassic Park y el Tyrannosaurus sub adulto de Jurassic Park 3 para el juego cancelado de Jurassic World. Tambien se incluyo al T-rex para el juego Jurassic World: Evolution y la secuela de Jurassic World, Jurassic World Fallen Kingdom, el primer trailer oficial muestra a Rexy atacando a un Carnotaurus. Tambien se descubrio que en el script y los storyboards Rexy en realidad se llama Roberta. En el juego Jurassic World: Alive el Tyrannosaurus rex puede formar al Indominus rex a fusionarse con el Velociraptor, este a su vez puede formar al Erlidominus (Indominus rex + Erlikosaurus), tambien puede formar al Trykosaurus (Tyrannosaurus rex + Ankyntrosaurus), que es la union de Ankylosaurus y Kentrosaurus, al Tyrannolophosaurus (Tyrannosaurus rex + Dilophosaurus) y a su vez formar con el ADN de Tenontosaurus al Tenontorex, en el juego tambien existe una version alternativa del gran teropodo llamado Tyrannosaurus rex GEN 2 o Tyrannosaurus "magnus", este puede unir su ADN con el de la Velociraptor llamada Echo y formar al Indominus GEN 2, que a su vez si une su genoma con el de Blue puede formar al Indoraptor GEN 2. Tyrannosaurus tambien esta en la app para IOS, Jurassic World Facts de Mattel, en la que se deben desbloquear los dinosaurios escaneando los increíbles juguetes de la linea Mattel de Jurassic World: Fallen Kingdom. Esta linea de accion tiene un T-rex miniatura, uno grande con kit de anatomia, uno con mecanismo de accion y el mas grande T-rex hecho en linea de juguetes alguna de Jurassic Park, este es capaz de devorar hasta 20 mini dinosaurios de la linea de juguetes y 10 humanos, mide 91 cm de largo y es junto al Mosasaurus y la Brachiosaurus el de mayor tamaño de la linea de juguetes. Funko Pop hace su propia figura de este depredador para el 25 aniversario de la franquicia, ademas de que Rexy hace cameo en el mundo virtual de la pelicula Ready Player One y el comercial del jeep Wangler en el cual persigue a Jeff Goldblum.

En 2020 para el Jurassic World: Alive se creo un jefe de area de tipo Apex llamado Mortem Rex, el cual es un T.rex gigante con enormes espinas que lo hacen lucir parecido al kaiju Godzilla.

En 2020 se crea el DLC Minecraft Jurassic World, en el ademas del iconico dinosaurio y sus hibrido Indominus rex e Indoraptor podemos encontrar al Armiger Rex (Tyrannosaurus rex + Stygimoloch + Triceratops + Ankylosaurus + Tortuga Marina Verde).

En el material adicional que promociona Jurassic World: Fallen Kingdom, se menciona que el T.rex caza activamente a otros depredadores como el Allosaurus, Carnotaurus, Suchomimus y Baryonyx. De hecho se puede ver a Roberta intentar matar a una madre Baryonyx y a Blue en el corto para Oculus Rift. Se menciona tambien que es probable que la extincion de animales como el Metriacanthosaurus, Proceratosaurus, Herrerasaurus, Ceratosaurus y Deinonychus sea por competencia y depredacion de la Tyrannosaurus recidente de Nublar, la cual nunca aprendio a temerle a otos depredadores.

Individuos destacables

Trivia.

  • La icónica escena en la cual Rexy salva a los protagonistas, originalmente no aparecería y las velociraptors serían eliminadas por Alan Grant y Hammond.
  • Los Tyrannosaurus Rex son los dinosaurios más emblemáticos de la franquicia.
  • Junto a los velociraptors, es más fácil distinguir el dimorfismo sexual: las hembras son de un opaco color marrón grisáceo, más grandes, vocalizaciones más agudas, caderas más anchas y rasgos faciales más delgados. Ejemplares Hembra conocidos son al menos Rexy y Doe. Los machos son de un vivo color verde, más chicos, con mayor protuberancias en las cejas, zarzo de garganta y un comportamiento más agresivo junto con vocalizaciones más graves. Ejemplares machos adultos conocidos son Buck y Freddy
  • Sólo se ha visto una cría no nacida por clonación, y es Junior.
  • Poseen algunas diferencias con sus contrapartes de la vida real, principalmente la deficiencia visual (es sabido que en realidad, el T Rex poseía una vista binocular) , aunque esto solo es mostrado con Rexy, al igual que su olfato deficiente (en la vida real también poseían un agudo sentido del olfato). Sin embargo esto no se ve con los tiranosaurios posteriores. A pesar de esto, Rexy es la mayor y más fuerte T Rex de la franquicia.

Sonidos emitidos

a

World_T._rex_Roars!!!

World T. rex Roars!!!

Galería

Para acceder a la Galeria de imagenes de Tyrannosaurus rex por favor link aqui.

Enlaces externos

Jurassic_Park_3_(3_10)_Movie_CLIP_-_Spinosaurus_vs._T-Rex_(2001)_HD

Jurassic Park 3 (3 10) Movie CLIP - Spinosaurus vs. T-Rex (2001) HD

spinosaurus vs t rex 3

Final_Battle_(Feature)

Final Battle (Feature)

 

Advertisement