Jurassic Park Wiki
Advertisement

«¡Es inevitable, con o sin ustedes, el progreso siempre gana!»

—Vic Hoskins a Owen Grady.

Vic Hoskins fue un contratista de seguridad conocido por sus trabajos con las Fuerzas Armadas de EE. UU. y, más tarde, con la División de Seguridad de International Genetic technologies. Durante su tiempo con el ejército estadounidense, vio un combate activo en el Medio Oriente y estuvo involucrado en el segundo incidente confirmado que involucró a animales des-extintos en el continente americano. Posteriormente, fue contratado como jefe de InGen Security, cargo que ocupó hasta su muerte el 22 de diciembre de 2015.

A lo largo de su carrera en InGen, Hoskins fue un gran defensor del uso de animales militares, así como de la expansión de este concepto para incluir nuevas especies. Su participación en el Proyecto I.B.R.I.S, de InGen, fue un esfuerzo para criar especies des-extintas propiedad de la empresa, como Velociraptor, para uso militar. Hoskins también estuvo involucrado, aunque de manera encubierta, con el Indominus rex; también tenía la intención de explorar la posibilidad de manipular genéticamente animales de grado militar. Durante el incidente de Jurassic World en 2015, Hoskins fue asesinado por uno de los especímenes de I.B.R.I.S.

Hoskins aparece en la cinta Jurassic World y es interpretado por Vincent D’Onofrio.

Biografía

Vida Temprana

Probablemente Hoskins nació en los Estados Unidos de América, aunque se desconoce el lugar y fecha exactos. El actor elegido para interpretarlo, Vincent D'Onofrio, nació en 1959 y le da al personaje un acento neoyorquino; esto puede dar algunos detalles sobre los orígenes de Hoskins.

La mayor parte de su vida temprana sigue siendo desconocida, aunque creció hasta tener un fuerte sentido del nacionalismo estadounidense

Carrera militar

En algún momento, se unió a las Fuerzas Armadas de EE. UU.; en los Estados Unidos, las personas pueden unirse al ejército a los 17 años, pero se desconoce la edad a la que Hoskins se unió. Tampoco se sabe a qué rama del ejército se unió.

Algunos detalles menores sobre su vida militar se dan en el juego móvil Jurassic World: The Game, que están sujetos a revisión canónica por parte de Universal Studios; se describe su participación en el Medio Oriente. En un momento, se escondió de los insurgentes en una cadena montañosa durante varios días; en otra ocasión, sostuvo dos artefactos explosivos improvisados ​​en sus manos desnudas durante dos horas mientras estaban desactivados.

El tiempo de Hoskins en el ejército parece haber dado forma a su visión del mundo. Llegó a creer que las guerras modernas no se podían ganar verdaderamente; en cambio, el enemigo solo podía ser reprimido indefinidamente. El conflicto en el Medio Oriente se ha definido por la guerra de guerrillas y las tácticas de emboscada, en lugar de un combate organizado como en las guerras más clásicas.

Hoskins vio su parte justa de la carnicería a medida que la tecnología militar se hacía cada vez más avanzada, con vehículos aéreos no tripulados que se militarizaban y finalmente se volvían comunes durante el tiempo que Hoskins habría estado sirviendo. Sin embargo, también entendió que si un dron caía en las manos equivocadas, podría ser utilizado por el enemigo, y que a medida que mejoraba la tecnología estadounidense, también lo hacía la del enemigo. Se estaba produciendo una carrera armamentista y Hoskins trazó paralelismos con la evolución biológica. Se dio cuenta de que el conflicto y el combate eran la norma en la naturaleza, más que la excepción, y que las ideas de Darwin de "supervivencia del más apto" eran aplicables tanto a las naciones como a las especies.

Aunque parecía estar familiarizado con el uso de animales militares y apoyó la expansión de este concepto (considerándolo más confiable que la tecnología de drones por varias razones), lo más probable es que no haya trabajado extensamente con animales militares. Esto se supone debido a su escasa comprensión de para qué se utilizan realmente los animales militares. Creía que los animales militares, como perros y delfines, estaban entrenados para participar en el combate activo; en realidad, los animales no humanos no pueden ser entrenados para reconocer las diferencias entre humanos aliados y enemigos, por lo que nunca se usan en combate. En cambio, se utilizan para proteger áreas específicas, identificar explosivos y otros peligros, y otros objetivos defensivos o de exploración.

Matrimonio

En algún momento de sus veintitantos o principios de los treinta, Hoskins se casó y se estableció. En este punto, ya no vio un combate activo o se estaba tomando una licencia prolongada. El matrimonio entre Hoskins y su esposa se desconoce en gran medida, pero no fue armonioso.

Hoskins era francmasón, aunque no se han revelado la Logia en la que tenía su membresía y el rango que alcanzó. Fue visto usando un anillo masónico en 2014 y 2015.

Cuando tenía unos treinta años, Hoskins descubrió un cachorro de lobo de dos meses abandonado en la naturaleza cerca de su casa. Adoptó al animal y se encariñó mucho con él. La propiedad de un lobo es ilegal en los Estados Unidos, ya que en ese momento los lobos estaban protegidos por la Ley de Especies en Peligro de Extinción, por lo que la mascota de Hoskins era una violación de la ley.

Hacia el final del matrimonio de Hoskins, ocurrió un incidente de violencia doméstica en el que su esposa, en circunstancias actualmente desconocidas, intentó apuñalarlo con un cuchillo de carne. Durante el altercado, el lobo de Hoskins atacó a su esposa, mordiéndole el brazo y causándole herida graves. Lo más probable es que se divorciaran o se separaran en algún momento después de esto. Sin embargo, Hoskins se quedó con el lobo en el lugar de sacrificarlo o entregarlo. Por el momento, se desconoce qué fue finalmente del lobo, aunque habría muerto por causas naturales aproximadamente a los ocho años de edad.

Domesticando Isla Nublar

En 1995, el matemático Ian Malcolm hiso el audaz testimonio de que la empresa de bio-ingeniería International Genetic Technologies había logrado recrear especies anteriormente extintas en la remota isla Costarricense de Nublar, aunque en aquel momento se descartó dicha afirmación, en 1997, el mundo se conmocionó ante la aparición de un auténtico Tyrannosaurus rex vivo en San Diego, California, probando las afirmaciones del Dr. Malcolm como verdaderas. Hoskins trabajaba como contratista de seguridad en ese momento, probablemente trabajando para empresas privadas contratadas por el gobierno de EE. UU. para proteger activos valiosos o capacitar a las autoridades locales. Actualmente se desconoce su respuesta al incidente de San Diego en 1997, aunque el ejército estuvo involucrado en el traslado de los dos tiranosaurios a Isla Sorna.

El público y los gobiernos del mundo permanecieron fascinados con la idea de la des-extinción y las posibilidades y amenazas que presentaba. Los civiles a menudo intentaban ver Isla Sorna a pesar de las patrullas de las Naciones Unidas que protegían la isla y sus habitantes. En el verano de 2001, la isla fue escenario de un incidente que involucró a civiles varados que tuvieron que ser rescatados por la Marina y el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos; Durante este incidente, tres reptiles voladores fueron liberados de una estructura de contención en la isla y fueron avistados saliendo de la isla. Los reptiles viajaron hacia el norte y finalmente se posaron en Victoria, Columbia Británica.

Hoskins fue contratado, presumiblemente por el gobierno canadiense, para ocuparse del incidente y llegó con un equipo para neutralizar a los animales. Los detalles de la operación no se revelan actualmente, pero se consideró un éxito. Su actuación llamó la atención de Simon Masrani, director ejecutivo de Masrani Global Corporation (que había comprado InGen tres años antes). En ese momento, InGen estaba buscando contratar a un nuevo Jefe para su División de Seguridad, y se le ofreció el trabajo a Hoskins. Esta fue una oportunidad para él de trabajar en uno de los entornos de seguridad en desarrollo más nuevos del mundo, y aceptó la oferta.

Bajo el mando de Hoskins, InGen Security se reformó para el mundo cambiante, así como para los nuevos proyectos que Masrani Global había programado. El más grande de ellos fue Jurassic World, un parque temático destinado a construirse en Isla Nublar. Como uno de los miembros de más alto rango de InGen, Hoskins se habría enterado de información ultrasecreta sobre Jurassic Park, el parque original que InGen había construido en esa isla, que falló antes de que pudiera abrir sus puertas. Jurassic World también estuvo envuelto en secreto hasta que Simon Masrani lo anunció al mundo en 2002, e incluso entonces los detalles sobre el progreso del parque fueron cuidadosamente guardados de las miradas indiscretas del público.

InGen Security puso pie en Isla Nublar a principios de abril. Su objetivo principal era defender a otros empleados de Masrani Global de los dinosaurios salvajes que aún se encuentran sueltos en la isla, incluidas al menos siete especies que se sabía o se sospecha que aún estaban vivas. Los animales fueron capturados por la recién formada Unidad de Contención de Activos, que respondió a Hoskins. Algunos, incluidos los últimos Brachiosaurus restantes, fueron enviados a Isla Sorna para despejar el camino. Otros, como el Tyrannosaurus (capturado el 19 de abril), se mantuvieron en Isla Nublar. El propio Hoskins supervisó la captura del Tyrannosaurus y felicitó a su equipo por el éxito de la operación.

La contención de animales en Isla Sorna también se llevó a cabo de alguna manera. Los Pteranodones que escaparon tuvieron que ser recapturados y fueron retenidos en el aviario de la isla mientras se construía un hogar adecuado para ellos en la Isla Nublar. Entre estas dos islas, Hoskins habría visto la lista completa de animales supervivientes de InGen y habría comenzado a considerar su potencial.

Las amenazas a Jurassic World no solo vinieron desde adentro. InGen tenía su parte justa de rivales y competidores, y con la des-extinción ahora de conocimiento público, la amenaza del espionaje corporativo era mayor que nunca. Masrani Global hizo todo lo posible para mantener Jurassic World protegido mientras se construía, con Hoskins e InGen Security trabajando las veinticuatro horas del día para erradicar a los espías y otros enemigos. Una empresa tan masiva como Jurassic World era imposible de mantener completamente en secreto; Las puertas de entrada al parque fueron fotografiadas por un dron en 2004, y el año anterior, un empleado había fotografiado ilegalmente la patente de la girosfera y la había filtrado en línea.

Los pasantes que llegaban a trabajar en Jurassic World eran otro peligro potencial, y el jefe de la UCA de Hoskins, un hombre llamado Oscar, se mantuvo alerta y desconfiado. El primer grupo de internos llegó en enero para supervisar la reintegración de los Brachiosaurus a la isla; si bien el proyecto fue inicialmente un éxito, el clima severo de mayo obligó a una breve evacuación de Isla Nublar y uno de los internos murió en un accidente vehicular. Existe alguna evidencia de que el interno en cuestión estaba siendo investigado por InGen o por un extraño. De cualquier manera, este incidente obligó a InGen a sobornar a la familia del interno fallecido para que guardara silencio, y puso aún más amenaza en Jurassic World. Un segundo programa de pasantías, Bright Minds, se llevó a cabo a fines del verano y principios del otoño; éste se anunció públicamente en lugar de celebrarse en privado. En ese momento, muchos más dinosaurios se habían reintegrado a Jurassic World, aunque los carnívoros seguían siendo un problema. Isla Sorna había caído en el caos, con numerosos animales en riesgo de morir o ser cazados furtivamente. Probablemente Hoskins estaba profundamente involucrado con las operaciones en Isla Sorna en ese momento, por lo que probablemente estaba menos involucrado con Bright Minds.

Los Velociraptores fueron una dificultad particular para InGen, ya que su inteligencia les permitió coordinar y utilizar tácticas más avanzadas que otros animales. Hoskins, como ex militar, quedó impresionado con las habilidades tácticas de los raptores. Aunque solo estaban destinados a ser una atracción del parque, hizo que InGen Security comenzara a planificar un programa para ver si las rapaces podían ser entrenadas.

A pesar de todos los reveses y amenazas a la seguridad, Jurassic World procedió según lo programado. Los carnívoros fueron enviados desde Isla Sorna sin más dificultad, al igual que los herbívoros. Para 2005, las subsidiarias de Masrani habían completado un aviario en Isla Nublar capaz de albergar a los Pterosaurios, lo que les permitió ser trasladados también a Isla Nublar. A principios de 2005, los registros oficiales indican que no quedaba vida des-extinta en Isla Sorna, aunque existe evidencia que sugiere lo contrario.

Jurassic World abrió el 30 de mayo de 2005. En ese momento, había ocho especies viviendo en el parque, todas las cuales habían sido contenidas con éxito. Otras especies se mantuvieron en el Sector 5 en el norte y no estaban en exhibición.

Operación, expansión y estancamiento de Jurassic World

En el transcurso de los siguientes diez años, Jurassic World operó con éxito sin incidentes de seguridad importantes. El liderazgo de Hoskins fue un factor importante en la seguridad de la isla; cada nueva especie creada por la división de genética se estudió a fondo, e InGen Security elaboró ​​nuevos procedimientos de contención de acuerdo con los resultados de la investigación. Incluso si ocurrió un incidente, InGen ya había demostrado que podía comprar el silencio de casi cualquier víctima. Hoskins habría trabajado en estrecha colaboración con el departamento de Operaciones de InGen durante este tiempo, con la ex becaria Claire Dearing ascendiendo de rango para convertirse en Gerente de Operaciones en 2007.

Bajo la dirección de Hoskins, todo InGen Security creció y prosperó. La seguridad interna dentro del parque era de vanguardia, con la UCA y los Guardaparques de Jurassic World adquiriendo el mejor personal y tecnología que el dinero podía comprar. La seguridad externa también mejoró, con InGen expandiendo su base de clientes a un tamaño mayor que nunca. Esta ya no era una pequeña fuerza de seguridad corporativa; con todo el poder de Masrani Global Corporation a su disposición, InGen creció para ofrecer servicios de contingencia y mantenimiento de la paz a los gobiernos del mundo. Trabajar con otras subsidiarias de Masrani Global fue una bendición para InGen Security. Ya había trabajado con Axis Boulder Engineering y Timack Construction al construir Jurassic World, y ahora cosechó las recompensas de los éxitos de sus empresas hermanas a medida que producían nueva tecnología que InGen podía usar. Aerospace Dynamix, fundada en 2007, trabajó junto a InGen para desarrollar tecnologías de drones; si bien el propio Hoskins no creía que los drones fueran la mejor tecnología de mantenimiento de la paz, apoyó su uso en InGen. La empresa fue la primera en introducir el mapeo de firma fría en la vigilancia por satélite.

Durante los siguientes años, InGen creció hasta convertirse en un líder mundial en seguridad privada.

Jurassic World, sin embargo, no era tan perfecto como parecía a primera vista. Los ingresos seguían aumentando, pero la Junta Directiva de Masrani Global y los altos mandos de la empresa podían ver que el aumento de las ganancias estaba comenzando a estabilizarse. Los costos operativos, por otro lado, solo estaban aumentando más rápido. Las nuevas atracciones tendían a causar picos de asistencia, por lo que, en 2008, la Junta y el CEO autorizaron al biólogo genético líder de Jurassic World, el Dr. Henry Wu, utilizar la ingeniería genética para crear una nueva y atractiva atracción para el parque. Hoskins estaba entre los que previeron el estancamiento de Jurassic World y durante mucho tiempo se había opuesto a la idea de que debería ser la mayor empresa de Masrani Global. La diversidad de los activos de la corporación le dio el potencial para hacer mucho más, y Hoskins estaba listo para impulsar lo que él creía que era la próxima gran frontera para InGen: la bioingeniería militar.

Proyecto I.B.R.I.S e Indominus

Hoskins había planeado durante mucho tiempo descubrir de qué eran realmente capaces de los dinosaurios terópodos, creyendo que si podían ser entrenados, podrían ser usados como animales militares. Tuvo su oportunidad en 2012, cuando InGen Security inició el Integrated Behavioural Raptor Intelligence Study, un proyecto destinado a investigar y documentar la cognición de los dinosaurios terópodos (particularmente las especies eumaniraptorianas). Para dirigir la investigación, Hoskins contrató al ex entrenador de mamíferos marinos de la Marina de EE. UU., Owen Grady, cuya experiencia en el Proyecto de Mamíferos Marinos resultaría útil. Los primeros especímenes de rapaces capturados en la naturaleza demostraron ser demasiado agresivos e impredecibles para los propósitos de InGen, por lo que Security trabajó con el Dr. Wu para diseñar una nueva variedad que se adaptara mejor al cautiverio.

Esta nueva especie eclosionó a principios de 2012, con Grady presente al momento de su nacimiento para que los especímenes lo identificaran como una figura de autoridad. Hoskins confió en Grady para criar a estos animales con la mejor calidad de vida que InGen podía ofrecer. Mientras tanto, Hoskins se ocupó de las muchas responsabilidades que InGen Security no tenía solo en Jurassic World, sino en otros lugares: por ejemplo, en el Archipiélago de Muertes, donde se había informado de la caza furtiva de buques de América Central en mayor número que nunca a lo largo de 2013.

Hoskins nunca dejó de buscar formas de promover el éxito de InGen. Las rapaces fueron su primer esfuerzo en utilizar la bioingeniería para crear animales militares, pero encontró una segunda oportunidad con la orden que la Junta emitió al Dr. Wu en 2008. Masrani y Dearing, como la Junta, querían que Wu diseñara algo más grandioso que cualquiera de sus animales actuales, y Hoskins vio la oportunidad de agregar su opinión. La criatura que Wu estaba diseñando era un terópodo llamado Indominus rex; Hoskins sugirió rasgos que lo harían orientado al combate, su intención era comercializar el animal al ejército estadounidense, como las rapaces. Wu diseñó al animal para que fuera poderoso pero adaptable, inteligente y astuto. Existe alguna evidencia de que lo diseñó intencionalmente para ser capaz de camuflarse, aunque afirmó que esto era un efecto secundario de los genes originalmente agregados para ayudarlo a sobrevivir a una tasa de crecimiento acelerada. Actualmente se desconoce qué tan involucrado estuvo Hoskins en el proceso de diseño, ya que la ingeniería genética no era su área de especialización.

Para financiar este programa, Hoskins aceptó el dinero de la Fundación Lockwood proporcionado por su gerente, Eli Mills; este dinero fue tomado de la fundación sin el conocimiento de su propietario, Benjamin Lockwood. Hoskins creía que militarizar la biotecnología ayudaría a Estados Unidos a mantener la superioridad en el escenario mundial, mientras que Mills tenía la intención de agregar las ganancias a la fortuna de Lockwood, que eventualmente heredaría de su empleador. Wu, por otro lado, solo quería avanzar en su investigación y entendió que este proyecto lo financiaría incluso si Jurassic World comenzara a perder dinero. Dos Indominus eclosionaron en 2012; su existencia se mantuvo en secreto para la mayoría de los empleados, al igual que su composición genética. Hoskins y Wu mantuvieron esta información en secreto con la excusa de proteger los secretos comerciales de InGen, pero su verdadera intención era asegurarse de que sus superiores no detectaran ninguna corrupción detrás de la realización de una supuesta nueva atracción del parque.

En 2014, el presupuesto de InGen para la División de Seguridad era de 14.550 millones de dólares. En enero de 2015, Simon Masrani anunció un impulso de 225 millones de dólares a la financiación de InGen, que se distribuiría en el transcurso de los próximos tres años; en un comunicado de prensa, Hoskins declaró que Security utilizaría este dinero para financiar la investigación de mejores tecnologías.

A partir de 2013, Hoskins trabajó en una aplicación para los Velociraptors de I.B.R.I.S, cuatro de los cuales habían sobrevivido a la fase inicial después de la eclosión en 2012. A principios de 2013, la familia I.B.R.I.S también creció para incluir al amigo de Owen Grady, Barry Sembène; fue Hoskins quien organizó que Sembène viajara a Isla Nublar desde Francia a instancias de Grady. Las complejidades sociales de los raptores se hicieron evidentes a medida que el equipo las investigaba, y para 2014 InGen Security había aumentado enormemente su conocimiento de cómo estos animales inteligentes percibían su mundo. Gracias a I.B.R.I.S, InGen estuvo más cerca que nunca de comprender cómo manejar a las rapaces. Hoskins presionó para una prueba de campo en la naturaleza, queriendo ver cómo actuarían las rapaces fuera de las condiciones de cautiverio, pero Grady y Sembène se negaron y afirmaron que los raptores no estaban listos para tal prueba. El Indominus tuvo menos éxito; después de que uno de los dos canibalizara al otro, el sobreviviente vivió aislado y continuó comportándose agresivamente con los trabajadores. Timack Construction aumentó la altura de las paredes de su recinto debido a la preocupación de que pudiera romperlas, ya que creció más rápido de lo esperado.

Hoskins, Wu y Mills no se dieron por vencidos con el proyecto Indominus por el momento, a pesar de que el comportamiento antisocial y hostil del animal lo hizo inadecuado para uso militar. Dado que las rapaces demostraron ser más prometedoras, Hoskins esperaba que al aumentar los rasgos de raptor del Indominus pudieran criar un animal más social e inclinado a la lealtad. Además, esto también podría hacer que el animal resultante fuera más pequeño y más adecuado para combatir en túneles o cuevas.

Con el el Proyecto Indominus e I.B.R.I.S en marcha, Hoskins expandió la seguridad en Jurassic World una vez más en 2015.

Incidente de Isla Nublar (2015)

Hoskins asistió a una demostración del entrenamiento de las rapaces I.B.R.I.S en el campo de investigación de raptores el 22 de diciembre de 2015. El ejercicio involucró la liberación de un cerdo en el hábitat, que las rapaces perseguirían; pero, a orden de Grady, cesarían la persecución y cederían a su autoridad. Este ejercicio enfrentó los instintos de caza de los raptores contra su lealtad a la figura a la que ven como un padre. Ese día, el ejercicio fue un éxito: las rapaces dejaron escapar al cerdo. Hoskins estaba satisfecho con el progreso de Grady y Sembène, especialmente porque no había recibido informes de ellos recientemente, aunque Grady le informó que los ejercicios no solían tener éxito.

Hoskins propuso una prueba de campo una vez más, que Grady y Sembène rechazaron nuevamente. Mientras debatían la ética militar y los derechos de los animales, ocurrió un incidente en el recinto. El cerdo fue liberado de nuevo en el hábitat accidentalmente, y una de las rapaces, Echo, capturó al animal mientras un joven manejador trataba de atraparlo. El cerdo ya había sido enganchado, por lo que Echo arrastró al trabajador al patio de entrenamiento. El personal de la UCA se preparó para disparar, pero Grady les ordenó que se detuvieran. No dudó en entrar al recinto para salvar a su compañero de trabajo, y Hoskins observó fascinado mientras Grady mantenía a raya a las rapaces. La raptor alfa, Blue, se comportó agresivamente con Grady pero no atacó, su relación entre padres e hijos la hizo dudar. Las otras dos rapaces, Delta y Charlie, fueron mantenidos a raya por Blue. El trabajador se salvó, y aunque las rapaces se abalanzaron sobre Grady cuando hizo un movimiento repentino para escapar, salió ileso del recinto. Hoskins quedó debidamente impresionado con la capacidad de Grady para mantener la autoridad sobre los animales más grandes, rápidos y fuertes, incluso cuando podrían haberlo matado en segundos.

Más tarde ese día, mientras Grady estaba en otros asuntos, Hoskins regresó al campo de investigación de raptores. Delta, que estaba siendo atendida por Sembène, lo olió venir. Hoskins y Sembène conversaron sobre la ética de entrenar a los animales, y Hoskins habló sobre su pasado, particularmente el cachorro de lobo que había adoptado cuando era más joven. Mientras hablaban, se emitió un Código 19 desde la sala de control del parque; escucharon de otros empleados que era el Indominus el que había roto la contención. Sembène se preparó para ayudar a la UCA a contener la situación, mientras Hoskins hizo una llamada de emergencia a sus contactos de InGen para advertirles de una oportunidad. En poco tiempo, un grupo de trabajo de InGen Security aterrizó en la isla para ayudar a Hoskins a ejecutar su plan.

Cada animal en Jurassic World tenía medidas de seguridad específicas creadas por Hoskins, y el Indominus no fue una excepción. La única diferencia aquí era que solo Hoskins conocía el plan de contingencia para el Indominus, y en lugar de centrarse en la seguridad del parque como una prioridad máxima, permitió que sus planes personales se convirtieran en parte integral para detener un ataque del Indominus. En lugar de entrenar a la UCA para que manejara a la criatura, había mantenido su naturaleza en secreto y apostado por que I.B.R.I.S estaba disponible para detenerla. No se comunicó de inmediato con la sala de control sobre esto, por lo que se enviará un escuadrón de soldados de la UCA, que no podría recuperar a la criatura. Esto demostró que el Indominus era diferente a los animales que se había manejado antes y, con suerte, serviría como una forma de convencer a la administración de Jurassic World de que aceptara la propuesta de Hoskins.

Cuando finalmente fue a la sala de control, fue para encontrar al propio Simon Masrani manejando la crisis. Hoskins hizo su propuesta: con la situación cada vez más grave a medida que la criatura se acercaba a la Calle Principal del parque y a la población turística, usar a los raptores para cazar al Indominus pondría fin a la crisis antes de que los turistas supieran por qué las atracciones del norte del parque han sido cerradas. Al detener al Indominus antes de que atacara a las multitudes, podrían proteger a Jurassic World de juicios importantes y posibles cierres. Sin embargo, Masrani tomó la misma posición que Grady y Sembène; soltar a las rapaces no era una opción que estaba dispuesto a considerar. En cambio, se encargó de cazar al Indominus en su helicóptero personal. Hoskins, junto a los técnicos de la sala de control Lowery Cruthers y Vivian Krill, observaron la casería de forma remota.

Masrani y dos soldados de la UCA persiguieron al Indominus hacia el oeste a través de la isla, con la persecución acercándose al aviario. Los técnicos se horrorizaron cuando el animal irrumpió en la estructura y agitó a los pterosaurios en el interior, pero Hoskins estaba emocionado por la acción: por primera vez desde que la isla fue domesticada, se estaba llevando a cabo un genuino combate de animales. El Indominus no pudo derribar a ninguno de los reptiles voladores, pero provocó que huyeran a través del agujero que había hecho en el aviario; una vez afuera, los pterosaurios atacaron el helicóptero de Masrani, percibiéndolo como una amenaza territorial. El helicóptero resultó dañado y chocó con la cúpula del aviario. El combustible se encendió y explotó al impactar contra el suelo, asustando a los animales restantes y dejando en claro que Masrani no pudo haber sobrevivido.

Aunque la muerte de Simon Masrani fue impactante, Hoskins se recuperó rápidamente y evaluó la situación. Sus tropas de InGen estaban esperando sus órdenes y los refuerzos estaban en camino. Una gran parte de la bandada pronto se acercó a la Calle Principal, y Hoskins ascendió a la parte superior del centro de mando para presenciar cómo las criaturas comenzaron a alimentarse frenéticamente de los turistas. Jurassic World nunca se recuperaría de un incidente de esta escala. El conflicto y el combate, el orden natural de las cosas a los ojos de Hoskins, había regresado violentamente a Isla Nublar.

Mientras la UCA sometió a la mayor cantidad posible de pterosaurios, la Junta Directiva le otorgó a Hoskins control de emergencia sobre la situación. Llevó a su equipo de seguridad a la sala de control, liberando a los empleados habituales del deber para que pudieran evacuar a través del Muelle Este. Los transbordadores también estaban en camino para evacuar a los turistas. De todos los empleados del día a día en la sala de control, solo Cruthers decidió quedarse. Cuando se puso el sol, Hoskins se dirigió al recinto de raptores, donde sus soldados comandarían la operación de I.B.R.I.S.

Mientras las rapaces eran preparadas para su misión, Sembène se unió a Hoskins, quien reconoció la operación como una excusa para hacer pruebas de campo a los animales. Grady y Dearing se unieron poco después, acusando a Hoskins de apropiarse indebidamente de materiales de I.B.R.I.S y de alentar una situación de emergencia para justificarla. Hoskins fue agredido por Grady, pero logró mantener la compostura, tratando de ser paciente tanto con él y con Dearing mientras exponía su punto. Si los raptores ayudan a InGen a detener al Indominus, los medios los verían de manera positiva y Grady sería reconocido como un héroe por salvar vidas. Grady continuó resistiéndose, y Hoskins dejó en claro que la misión continuaría incluso si se negaba a participar.

Grady y Sembène acordaron cooperar con los soldados de InGen, y Hoskins se trasladó a la sala de control para observar de forma remota cómo el resto de empleados normales eran evacuados al Muelle Este. Fue testigo de la caza a través de cámaras montadas en la cabeza de sus soldados y de las rapaces.

Aunque los animales rastrearon al Indominus con éxito en las selvas del Sector 5, Grady no dio la señal de fuego de inmediato una vez que se hizo contacto visual. Frustrado porque no se estaba tomando ninguna medida, Hoskins le dio a uno de sus soldados la orden de entablar combate y los soldados abrieron fuego. Esto dispersó a las rapaces y ahuyentó al Indominus, sin que fuera eliminado. Ahora los raptores se habían vuelto contra InGen, atacaron a los soldados con una emboscada y los mataron uno por uno. Los hombres de Hoskins se retiraron, pero las grandes bajas incluyeron a algunos de sus mejores soldados, así como al raptor Charlie. Horrorizado por este espantoso giro de los acontecimientos, Hoskins se dio cuenta de que ya no podía salvar a I.B.R.I.S.

Hizo que sus hombres comenzaran a evacuar el laboratorio de Wu, aunque Wu trató de asegurarle que su investigación estaría a salvo allí. Hoskins argumentó que el parque enfrentaría el Capítulo 11 de bancarrota por la mañana y que los abogados pasarían por el laboratorio de Wu, lo que podría obstaculizar o incluso terminar su trabajo. Junto con las muestras, Wu fue llevado al helipuerto para ser evacuado. Hoskins supervisó personalmente la eliminación de activos del laboratorio, incluidos los embriones criopreservados que han resultado de su investigación. Mientras se las arreglaba, Grady y Dearing aparecieron buscando refugio en el laboratorio junto con los dos sobrinos de Dearing. Exigieron saber dónde estaba Wu, sin haber sabido que Wu estaba trabajando con Hoskins. A pesar de su enfado hacia él, Hoskins trató de explicar su visión de la bioingeniería militar y cómo podría perfeccionarse; describió sus planes para criar versiones más pequeñas del Indominus con cualidades más parecidas a las de las rapaces, utilizando la investigación de I.B.R.I.S para ayudar a entrenarlas.

Antes de que pudiera convencer a nadie de nada, la rapaz Delta entró en el laboratorio, después de haber perseguido a Grady y a los demás desde el lugar del ataque. Hoskins trató de establecerse como una figura de autoridad usando los comandos gestuales de Grady, pero su miedo se hizo evidente. Delta lo mordió en la mano derecha mientras los demás huían del laboratorio. Los soldados de Hoskins ya habían terminado de trasladar los valiosos activos al helipuerto, por lo que nadie estuvo allí para salvarlo. Las garras y los dientes de Delta lo destriparon, muriendo por sus heridas.

Legado

Aunque Hoskins murió durante el incidente de 2015, las ideas en las que fue pionero no murieron con él. Los activos del Dr. Wu (incluidas todas las muestras genéticas restantes de la Indominus) se trasladaron a las otras instalaciones del laboratorio de Wu y finalmente fueron incautadas por el gobierno federal de EE. UU. También se investigó el laboratorio de Isla Nublar, y los restos de Hoskins probablemente fueron retirados de la isla durante ese tiempo.

Seis meses después, una expedición a Isla Nublar recuperó una muestra de hueso de Indominus de los restos de la criatura para que Wu, ahora escondido de la ley en la Residencia Lockwood con la ayuda de Eli Mills, pudiera continuar su trabajo. Ahora que Hoskins ya no estaba involucrado, la bioingeniería militar era totalmente del sector privado, sin planes para que los resultados se vendieran exclusivamente a las Fuerzas Armadas de EE. UU. Mills y Wu lograron criar un prototipo de la versión más pequeña y parecida a una rapaz del Indominus que Hoskins había imaginado, nombrándolo Indoraptor. Solo una de las rapaces de I.B.R.I.S, Blue, sobrevivió al incidente de 2015; también se convirtió en parte integral del trabajo de Wu y Mills.

Descripción

Vic Hoskins es interpretado por el actor Vincent D'Onofrio.

Actualmente se desconocen las habilidades de combate de Hoskins, aunque vio un combate activo con el ejército y, por lo tanto, probablemente tenía habilidad con las armas de fuego y el combate cuerpo a cuerpo. Al momento de su muerte en 2015, no estaba en una forma física excepcional, pero todavía era bastante resistente y podía tolerar un golpe sólido en la mandíbula sin ningún signo de lesión duradera. Llevaba un cuchillo Marine tipo K-Bar.

El tiempo que pasó con las Fuerzas Armadas de EE. UU. e InGen Security le dio a Hoskins un conocimiento profundo de las tácticas militares. Su tiempo con el ejército es en gran parte desconocido en este momento, aunque el material de vinculación ha implicado que tenía excelentes habilidades de sigilo, paciencia e interrogatorio, así como una notable capacidad para mantener la calma bajo presión. En InGen, demostró bien sus habilidades de liderazgo, convirtiéndose en un jefe de seguridad capaz y comandante de docenas de soldados. También aprendió cómo responder a las amenazas de seguridad que ningún otro entorno podría ofrecer, demostrando sus capacidades liderando el esfuerzo para recuperar Isla Nublar en 2002 y manteniendo la integridad de Jurassic World sin incidentes importantes durante diez años. Antes de esto, en 2001, Hoskins se había convertido en la primera persona en liderar un conflicto paramilitar con animales des-extintos, con un desempeño tan profesional que rápidamente fue contratado por el propio Simon Masrani.

Hoskins fue valorado por muchos de sus compañeros de trabajo por su capacidad para analizar un sistema en busca de detalles que pudieran sugerir una amenaza mayor. James McClure, de Mascom Network, apreció particularmente las habilidades analíticas de Hoskins, a menudo invitándolo a probar los sistemas de Mascom en Jurassic World para detectar fallas u otras anomalías.

Fue la experiencia táctica de Hoskins lo que lo atrajo por primera vez a los Velociraptores ya en 2004, probablemente mientras hacía esfuerzos para transportar a los animales desde Isla Sorna a Isla Nublar. Era conocido por antropomorfizar a los animales, atribuyéndoles formas de inteligencia estratégica que en realidad habrían estado más allá de ellos y asumiendo que exhibirían una racionalidad similar a la humana. Este fue un error sistemático a largo plazo que cometió Hoskins, y finalmente lo llevó a la muerte.

Aunque Hoskins estaba familiarizado con el concepto de animales militares y los consideraba mucho más fiables que los drones, estaba claro que nunca había trabajado con ellos. No entendió que el propósito de los animales militares era el combate activo, con los animales luchando junto a (o en lugar de) soldados humanos y recibiendo órdenes como lo hacen los drones. En realidad, los animales no humanos no pueden distinguir entre aliados y combatientes enemigos, ya que no comprenden las intrincadas complejidades de las políticas que impulsan la guerra. En cambio, se utilizan para proteger áreas específicas de los intrusos, buscar e identificar peligros como las minas para que puedan desactivarse de manera segura y rescatar personas heridas después de los desastres.

Sin embargo, Hoskins se creía un susurrador de animales. Cuando tenía unos treinta años, adoptó un cachorro de lobo de dos meses que encontró abandonado en la naturaleza, adoptándolo ilegalmente en lugar de entregarlo a las autoridades de control de animales. El lobo se encariñó con Hoskins y lo defendió cuando se vio envuelto en una violenta disputa doméstica con su esposa. Esta relación se mantuvo con Hoskins hasta bien entrados sus últimos años y fue una de las inspiraciones detrás de sus ambiciones de bioingeniería militar. Si bien Hoskins no estaba directamente involucrado con el manejo de animales en I.B.R.I.S o proyectos relacionados, sí creía que podía aprender a controlar a los animales. Esto llegó a morderlo literalmente cuando las rapaces, que se habían vuelto contra sus manejadores durante el incidente de 2015, amenazaron a sus soldados; intentó establecer autoridad sobre el raptor Delta, que lo mordió en la mano y lo despedazó. La escasa comprensión de Hoskins del comportamiento animal condujo directamente a su muerte.

Personalidad

No se puede decir que Hoskins fuera un hombre particularmente fácil de tratar, pero si su personalidad tenía una cualidad redentora, era la honestidad contundente. Dijo lo que pensaba y dejó en claro cuando no estaba de acuerdo con alguien, ya sea un empleador, un empleado o un compañero de trabajo. Hoskins no era un mentiroso eficaz; cuando necesitaba mantener un secreto, como la verdad sobre la Indominus rex, lo hacía omitiendo la verdad y simplemente evitando el cuestionamiento.

Muchos de los compañeros de trabajo de Hoskins encontraron que su bravuconería y arrogancia eran fastidiosos y se cansaron rápidamente de su presencia, mientras que algunos, como Owen Grady, se sintieron frustrados con su sentido equivocado de confianza y bajos niveles de empatía. Hoskins parece haber sido algo consciente de cómo se sentían sus compañeros de trabajo por él, pero lo ignoró en gran medida. En la mayoría de sus interacciones sociales, actuaba como si fuera amigo de todos, incluso de las personas a las que descaradamente no les agradaba. Realmente creía que si pudiera explicar sus puntos de vista lo suficiente, todos eventualmente lo entenderían y estarían de acuerdo en que tenía razón. Para su crédito, Hoskins fue muy respetado por InGen Security por su capacidad de liderazgo y experiencia en combate. Habiendo triunfado en el ejército estadounidense y en su carrera como contratista de seguridad, Hoskins se sentía claramente más en casa en una zona de combate que en una oficina, incluso describiéndose a sí mismo como un "perro de guerra" para sus compañeros de trabajo en Jurassic World.

Hoskins defendía puntos de vista políticos generalmente conservadores, aunque cuando murió en 2015, sus puntos de vista no vivieron para ver el cambio drástico hacia la política reaccionaria que se apoderó de ellos a finales de 2016. Los puntos de vista de Hoskins se definen en gran medida por su experiencia en el ejército en el Medio Oriente, donde fue testigo del estado aparentemente interminable de la guerra moderna y la carrera de armamentos tecnológicos con la que está inextricablemente entrelazada. Impulsado por un profundo sentido de patriotismo, Hoskins pasó gran parte de su carrera posterior buscando formas de garantizar que los Estados Unidos de América permanecieran a la vanguardia del nuevo desarrollo tecnológico en lo que respecta a las fuerzas armadas. Si bien no se identificó explícitamente con los ideales socialdarwinistas, expresó la creencia de que el conflicto es el verdadero estado de la naturaleza y un motor de la evolución.

Hoskins mostró signos de creencias nacionalistas con respecto al excepcionalismo estadounidense. Aún no se ha confirmado que haya albergado puntos de vista racistas, pero como la supremacía blanca y otros puntos de vista racistas están profundamente conectados con el concepto de superioridad estadounidense, esto no está fuera de discusión. Su punto de vista sobre sus semejantes ciertamente implicaba muchos sentimientos de dominio e incluso desdén por aquellos que consideraba más débiles. Esto se exhibió durante el incidente de 2015, en el que inmediatamente buscó aprovechar un desastre fatal para demostrar que sus filosofías militares eran correctas, salvar vidas solo después de que se perdieron vidas (como para establecer la gravedad real de la amenaza), y aún esperaba elogios de la gente a pesar de haber agravado la crisis. Parece que Hoskins creía que solo las figuras de autoridad fuertes podían proteger a la gente común, y estaba dispuesto a dejar morir a inocentes para probar este punto.

Aunque tenía puntos de vista conservadores, Hoskins utilizó InGen Security para promover la protección civil, los derechos humanos y la sostenibilidad ambiental a través de sus servicios de mantenimiento de la paz, y apoyó abiertamente el avance de la ciencia. InGen practicó oficialmente la imparcialidad política a pesar de que el propio Hoskins tenía sesgos políticos descaradamente obvios.

Como se mencionó anteriormente, Hoskins creía firmemente que los Estados Unidos de América deberían aprovechar todas las oportunidades para mantener el dominio a escala mundial. Esto no significa necesariamente que Hoskins quisiera ir a la guerra con el mundo; estaba perfectamente satisfecho con hacer negocios con otros países pacíficamente, pero solo si Estados Unidos tenía la ventaja. Tanto como contratista de seguridad como jefe de la División de Seguridad de InGen, Hoskins ofreció servicios de contingencia a otros países. Aunque esto benefició a las naciones con las que Estados Unidos podría competir, demostró claramente el poderío militar de las tropas y la tecnología estadounidenses a estas naciones. InGen Security enseñó oficialmente la imparcialidad política, pero en la práctica, las fuerzas de seguridad de Hoskins enviaron un mensaje claro del dominio estadounidense a los países a los que proporcionaron servicios de contingencia y mantenimiento de la paz.

También buscó aumentar el poder estadounidense en el mundo económico y empresarial. La empresa matriz de InGen, Masrani Global Corporation, tiene su sede en India y posee subsidiarias en varios países. InGen es su subsidiaria estadounidense más destacada, y durante su tiempo allí, Hoskins buscó aumentar la influencia y el poder de InGen Security. Como resultado, Masrani Global se volvería más americanizado con el paso del tiempo. Su plan de utilizar la tecnología de bioingeniería de InGen para beneficiar específicamente a las Fuerzas Armadas de EE. UU. fue el ejemplo más destacado de esto, aunque su esfuerzo fracasó en 2015.

Habiendo sido testigo de primera mano de la brutalidad y aparente infructuosidad de la guerra moderna, Hoskins estaba convencido de que las guerras modernas no se pueden ganar de verdad; el mejor de los casos es la supresión indefinida del enemigo. Esta es una opinión comúnmente expresada sobre las guerras en el Medio Oriente, que parecen ser una cadena interminable de conflictos que se llevan entre sí. Muchos estadounidenses ven la participación de su país en el Medio Oriente de una de estas dos maneras: finalmente se rinden y abandonan sus objetivos en la región, o se atrincheran permanentemente allí. Hoskins apoyó este último y quiso utilizar las tecnologías científicas impulsadas por InGen para asegurarse de que tuviera éxito.

En 2015, Hoskins había llegado a justificar su visión de la guerra perpetua utilizando la evolución por selección natural. La guerra, sostuvo él, no era un problema puramente humano, ni tampoco una anomalía. Expresó su creencia de que la vida es intrínsecamente violenta, y es a través de esta violencia que la innovación y el progreso ocurren naturalmente. Con los débiles seleccionados para la extinción, los fuertes quedan para luchar otro día. Hoskins aplicó esta versión simplificada de las teorías de Darwin a la guerra, creyendo que una nación militarista fuerte que dominara a las demás y expresara su superioridad no solo era ideal para los ganadores, sino moralmente justificable por medio de las leyes de la naturaleza.

Hoskins creía que los animales militares son superiores a la tecnología de drones y deberían ser favorecidos por el ejército estadounidense. Justificó esto comparando su confiabilidad. Los drones pueden ser pirateados, y si son capturados, su tecnología puede ser utilizada por el enemigo. También pueden desactivarse mediante tecnologías avanzadas como los pulsos electromagnéticos, lo que los vuelve inútiles si se ven afectados. Además, tienen limitaciones; los drones son ineficaces bajo tierra, donde los insurgentes enemigos a menudo se esconden. Hoskins creía que la dependencia militar excesiva de los drones sería la caída de las Fuerzas Armadas en caso de que la guerra total se convirtiera en una realidad, y que solo mediante el uso de animales militares Estados Unidos podría seguir siendo dominante. Los animales no pueden ser pirateados y son mucho más difíciles de aplicar ingeniería inversa que las máquinas. Los pulsos electromagnéticos no destruyen a los seres vivos como lo hacen con los dispositivos electrónicos, y pueden evadir mejor la tecnología de vigilancia. No tienen las mismas limitaciones que los drones, ser capaz de funcionar incluso sin una conexión remota con sus comandantes.

Sin embargo, Hoskins no consideró las limitaciones de los animales; pueden pensar de forma independiente, pero carecen de una comprensión detallada de la guerra y son susceptibles a los peligros ambientales a los que las máquinas no. Los animales tienen una capacidad de toma de decisiones más avanzada, pero esto se complica por las respuestas emocionales que las máquinas no tienen. Un animal podría decidir no obedecer órdenes o no reconocer a una figura de autoridad humana.

No tenía experiencia en comportamiento animal o genética, pero parecía creer que ciertos rasgos de comportamiento estaban codificados genéticamente en lugar de aprendidos. Durante el Proyecto I.B.R.I.S, Hoskins propuso criar terópodos por lealtad, poniendo fin a los linajes de los individuos desobedientes. Si bien algunos comportamientos están influenciados por la genética, también dependen en gran medida de las condiciones ambientales, y una combinación complicada de los dos determina la psicología y las acciones de un animal. La visión de “naturaleza versus crianza” está desactualizada respecto a esto, pero Hoskins parece haberla considerado todavía válida y apoyó plenamente el lado de la “naturaleza” del argumento.

Relaciones

Familia: Poco se sabe sobre la vida familiar de Hoskins, aparte de que cuando tenía unos treinta años estaba en un matrimonio infeliz con una mujer cuyo nombre se desconoce actualmente. También adoptó a un cachorro de lobo de dos meses que encontró abandonado en el bosque. Durante una violenta disputa doméstica, su esposa intentó apuñalarlo con un cuchillo de carne y el lobo la mordió en el brazo. Hoskins y su esposa presumiblemente se divorciaron o se separaron después de esto, pero no hizo que sacrificaran al lobo ni entregó el animal a las autoridades. Los lobos viven naturalmente entre seis y ocho años, por lo que lo más probable es que hayan fallecido por causas naturales.

Simon Masrani: Tras su exitosa y profesional operación de control de tres reptiles voladores en el oeste de Canadá en el verano de 2001, Simon Masrani, el CEO de Masrani Global Corporation, se puso en contacto directamente con Hoskins. Fue contratado para el puesto de jefe de InGen Security, que Masrani esperaba reconstruir para un mundo más globalizado. Durante los siguientes catorce años, Hoskins tuvo éxito en esta tarea, convirtiendo a InGen Security de una pequeña empresa privada en una importante fuerza internacional. Masrani no solo le confió la revitalización y expansión de InGen Security, sino también la protección de Jurassic World de las amenazas tanto internas como externas. Mientras el parque operaba, Hoskins capacitó al personal de la ACU y a los guardaparques para que se ocuparan de los animales alojados allí, así como para vigilar a los numerosos competidores y rivales de Masrani Global.

Durante las operaciones de Jurassic World, Masrani parece haber confiado en Hoskins casi por completo, pero ambos hombres entendieron que el otro podría tener diferentes objetivos. Hoskins no estuvo de acuerdo con la decisión de Masrani de centrarse tanto en Mascom Network, Masrani Energy y Jurassic World, entendiendo que los altos costos operativos de empresas como el parque requerirían el uso completo de los recursos de Masrani Global para su mantenimiento. Hoskins fue una de las primeras personas en reconocer que el parque algún día ya no sería rentable si no se realizaban cambios, y creía que usar la propiedad de InGen para operaciones militares y paramilitares era la solución. Masrani no vio las cosas de la misma manera y mostró cierta sospecha hacia Hoskins cuando interactuaron. Se opuso al uso de los activos de Jurassic World para los servicios de contingencia y mantenimiento de la paz de InGen Security, particularmente en lo que respecta a I.B.R.I.S. Masrani quería que el proyecto preparara a los raptores únicamente para su integración en Jurassic World, y nunca tuvo la intención de que llegara más lejos.

Aunque Masrani trató a Hoskins con saludable precaución, pareció confiar en su jefe de Seguridad hasta el final. Nunca sospechó que Hoskins había trabajado con Henry Wu para diseñar al Indominus rex con fines militares, o que la influencia externa había corrompido a Hoskins e InGen Security. Después de catorce años de fiel servicio a Masrani Global, a pesar de sus desacuerdos, Simon Masrani nunca se enteraría de que Vic Hoskins lo había traicionado a él y a su empresa.

Los sentimientos de Hoskins hacia Simon Masrani parecen haber sido mucho más ambivalentes. Impulsó la expansión de InGen Security hasta que su división se convirtió en uno de los aspectos más destacados de Masrani Global, llegando a influir en muchas otras subsidiarias de Masrani. Después de la muerte del propio Simon, Hoskins no lamentó abiertamente la perdida su empleador; después de un momento de solemne contemplación, rápidamente tomó el control de Jurassic World y aprovechó esta oportunidad para probar en el campo a las rapaces I.B.R.I.S y al Indominus simultáneamente. Esto estaba en oposición directa a la última instrucción que Masrani le había dado a Hoskins mientras ambos hombres aún estaban vivos.

Dr. Henry Wu: Cuando Hoskins fue contratado por Simon Masrani para dirigir InGen Security en 2001, habría conocido al Dr. Henry Wu, quien había sido ascendido a biólogo genético líder en InGen el año anterior. Más que un científico de alto rango en el departamento de genética, el Dr. Wu era un antiguo empleado de InGen que había sido un actor importante en la lucha contra la extinción a mediados de la década de 1980. Fue Wu quien descubrió cómo empalmar genes de animales modernos en los genomas en descomposición de especies prehistóricas, permitiendo que los animales extintos resucitaran a un ritmo mucho más rápido que los antiguos métodos de referencia cruzada. El avance de Wu había llevado a un nuevo descubrimiento: al combinar los genes de múltiples especies diferentes, pudo crear géneros completamente nuevos que nunca habrían evolucionado en la naturaleza.

Todos los animales y plantas creados por Wu tenían un papel que desempeñar en Jurassic World y, en particular, en el caso de los animales, eran importantes para InGen Security. Cada especie animal tenía necesidades de seguridad específicas que la división UCA de InGen Security tendría que entender y, bajo la dirección de Hoskins, UCA implementó de manera excelente estas medidas.

En 2012, Hoskins acudió al Dr. Wu en busca de ayuda. El Proyecto I.B.R.I.S había tenido dificultades en sus primeras etapas debido al comportamiento impredecible de los sujetos de prueba, y necesitaba modificaciones en las rapaces para que se adaptaran mejor a los regímenes de cautiverio y entrenamiento. Wu diseñó y proporcionó una nueva variedad de Velociraptor para satisfacer las necesidades de Hoskins. Hoskins también colaboró ​​con Wu en otro proyecto, el Indominus rex. En 2008, la Junta Directiva, el CEO y la Gerente de Activos habían autorizado a Wu a crear una nueva atracción utilizando ingeniería genética para contrarrestar los crecientes costos operativos de Jurassic World. Utilizando dinero de la Fundación Lockwood canalizado a InGen Security por el gerente de la fundación, Eli Mills, Hoskins financió la investigación de Wu a cambio de que el animal híbrido fuera diseñado para el combate. Wu no estaba interesado abastecer las guerras estadounidenses, pero como se podía ganar dinero con la fabricación de armas, estuvo de acuerdo.

Aunque estaban trabajando juntos en este proyecto, Wu y Hoskins no necesariamente estaban de acuerdo debido a sus políticas y ambiciones drásticamente diferentes. La única preocupación real de Wu era que podía continuar su investigación como quisiera, y carecía de la visión de la guerra en la que se especializaba Hoskins. Por el contrario, Hoskins tenía objetivos políticos claros con respecto al Indominus, pero no tenía experiencia en ingeniería genética para comprender verdaderamente la estrategia y procesos de Wu. Ocasionalmente entraban en conflicto, y Hoskins estaba preocupado por las repercusiones legales de su trabajo, mientras que Wu confiaba en que las investigaciones no serían un problema.

Al final del día, a pesar de los fracasos del Indominus, Hoskins estaba satisfecho en general con sus resultados y creía que podría perfeccionarse en su visión final de armas inteligentes y vivientes. Cuando la prueba de campo de las rapaces de I.B.R.I.S contra la Indominus falló y amenazó la continuación de su trabajo, el objetivo principal de Hoskins fue evacuar la investigación de Wu, así como al propio Wu, independientemente de las protestas del científico.

Owen Grady: Cuando necesitó un entrenador de animales que liderara el Proyecto I.B.R.I.S, Hoskins contrató a Owen Grady, un ex miembro del Programa de Mamíferos Marinos de la Marina de EE. UU. Grady fue seleccionado por su experiencia previa con animales inteligentes, y sus antecedentes militares probablemente también impresionaron a Hoskins. Hoskins estaba continuamente aturdido por la habilidad de Grady con los animales, una habilidad que él mismo parece haber anhelado poseer.

Durante los siguientes tres años, Hoskins confió en las percepciones y el juicio de Grady con respecto a I.B.R.I.S y, por lo general, accedió a las solicitudes de este para el proyecto. Por el contrario, Grady dudaba de las calificaciones de liderazgo de Hoskins. La experiencia previa de Hoskins con el adiestramiento animal fue con un animal salvaje que había adoptado en su hogar, no con los militares; Grady se sintió frustrado por la falta de comprensión de este último. Hoskins quería poner a prueba las habilidades de las rapaces al aire libre, permitiéndoles salir del cautiverio para ver cómo se comportaban estando libres. Grady desanimó fuertemente esto, informando a Hoskins que los raptores no estaban listos para tal ejercicio (si es que alguna vez lo estarían). Sin embargo, Hoskins continuó presionando para que se hiciera una prueba de campo y trabajó en una aplicación para las rapaces a partir de un año después de que comenzara I.B.R.I.S.

Grady no siempre tuvo éxito con los ejercicios de entrenamiento de las rapaces, aunque entendieron de manera confiable una gran cantidad de comandos y respondieron correctamente la mayor parte del tiempo. Hizo cada vez menos informes a Hoskins más adelante en el proyecto, y para fines de 2015, Hoskins fue personalmente a supervisar el entrenamiento de los raptores. El ejercicio al que asistió el 22 de diciembre fue uno de los pocos exitosos, lo que reforzó la creencia de Hoskins de que las rapaces estaban esencialmente domesticadas y se podía confiar lo suficiente para una prueba de campo. Grady todavía se oponía a tal cosa.

El conflicto entre estos hombres se intensificó cuando Grady se enteró de que Hoskins se estaba aprovechando de la muerte de Simon Masrani para hacer una prueba de campo de las rapaces. La oposición de Masrani a una prueba de campo fue el principal obstáculo para hacerlo, y con el CEO fuera del camino y la plena autorización de la Junta, Hoskins ignoró las advertencias de Grady y usó las rapaces para cazar al Indominus. Anticipó que Grady se uniría, aunque probablemente no esperaba el gancho derecho de Grady a su mandíbula inferior. A pesar de este acto, Hoskins mantuvo abierta la oferta de que Grady se uniera a la caza, explicando cómo detener al Indominus generaría publicidad positiva para I.B.R.I.S, sus animales y su personal. Grady se unió, pero solo porque no confiaba en InGen Security para administrar a los animales correctamente.

Hoskins fue testigo de cómo los raptores se volvieron contra InGen Security, pero no pareció sorprendido de que Grady sobreviviera al caos resultante en la jungla. Incluso hasta el amargo final, Hoskins parecía convencido de que una explicación suficiente de su visión convencería a Grady de ver las cosas a su manera. Cuando se encontraron en el Laboratorio de Creación Hammond, Hoskins le describió a Grady cómo la miniaturización del Indominus y la mejora de sus habilidades sociales conducirían en última instancia a que fuera un éxito. No pudo terminar de explicar su visión debido a que fue emboscado por el Velociraptor Delta, y Grady no pudo evitar que el animal matara a su superior.

Claire Dearing: Hoskins probablemente estuvo involucrado en operaciones en Isla Sorna durante el programa de pasantías Bright Minds a fines del verano de 2004, por lo que no estuvo allí para reunirse con la prometedora pasante de ciencias políticas Claire Dearing cuando llegó por primera vez a Isla Nublar. Para cuando Hoskins regresó al parque, Dearing ya había causado una gran impresión en el director de la UCA de Hoskins, Oscar, así como en el personal de alto rango de Jurassic World como el Dr. Wu e incluso el propio Simon Masrani. Ella demostró ser digna de esta reputación al ascender en las filas de Masrani Global con una velocidad asombrosa, convirtiéndose en Gerente de Operaciones y Gerente de Activos en solo tres años. Si bien no lo igualaba en rango, era muy cercana y prácticamente todos los empleados del parque le respondían directa o indirectamente.

Dearing fue uno de los miembros de alto rango de Masrani Global que firmó la decisión de 2008 de la Junta de autorizar a Henry Wu a diseñar lo que fuera necesario para salvar las ganancias de Jurassic World y, por lo tanto, un componente importante de la creación de la Indominus rex. También fue responsable de negociar las asociaciones externas de Jurassic World, como la de la Fundación Lockwood; esto ocurrió a principios de la década de 2010. Sumando todo esto, Dearing sin querer preparó el escenario para que Hoskins no solo influyera en la creación del Indominus, sino que también se conectara con Eli Mills y, por lo tanto, se convirtiera en una gran fuente de financiación para sus ambiciones compartidas y las de Wu.

Hoskins probablemente trabajó en estrecha colaboración con Dearing con respecto a los problemas de seguridad en el parque, ya que el seguimiento de los activos del parque era su responsabilidad compartida. Si un animal comenzaba a causar problemas, Dearing confiaba en el personal de seguridad contratado por Hoskins, como los guardaparques y la unidad de contención de activos, para controlar el problema. Los protocolos de seguridad en Jurassic World eran relevantes para Operaciones tanto como para Seguridad, y probablemente se desarrollaron a través de la colaboración entre los jefes de estos departamentos.

Durante el incidente de 2015, Dearing se enteró de que Hoskins estaba planeando usar a las rapaces de I.B.R.I.S para cazar a la Indominus, en contra del consejo de Grady y los deseos de Simon Masrani. Ella se volvió contra él por esta traición, acusándolo de querer que ocurriera un gran desastre en Jurassic World para que pudiera tener su prueba de campo de rapaces. Al igual que con Grady, Hoskins esperaba que Dearing volviera a ver las cosas a su manera si explicaba su visión lo suficientemente bien. No pudo convencerla antes de ser interrumpido por un ataque de una de las rapaces que había comandado; Dearing fue una de las últimas personas que lo vio con vida.

Otros empleados de Masrani Global: Hoskins fue contratado para liderar y reformar InGen Security, por lo que fue esta rama de Masrani Global con la que interactuó predominantemente. Divisiones como la Unidad de Contención de Activos y los Guardaparques de Jurassic World se crearon bajo la dirección de Hoskins de 2001 a 2015. En 2004, el jefe de la UCA era un hombre llamado Oscar; se desconoce si Oscar seguía siendo el líder en 2015. La UCA agregó a Katashi Hamada, del SWAT de Tokio, a sus filas, otra valiosa incorporación a los equipos de Hoskins. Sin embargo, Hamada y muchos soldados de la Unidad de Contención de Productos murieron durante el incidente de 2015, en el que Hoskins no ayudó a Jurassic World a lidiar con la crisis hasta que ya se habían perdido vidas. No pudo haber controlado la carnicería, pero permitió que ocurriera para establecer al Indominus como una amenaza lo suficientemente grande como para justificar la solución propuesta.

Los programas de investigación como I.B.R.I.S florecieron bajo la dirección de Hoskins, empleando a cuidadores de animales como Colby Boothman-Shepard y Barry Sembène. Este último no siempre se llevó bien con Hoskins, y no estuvo de acuerdo con su propuesta de utilizar la ingeniería genética y la des-extinción para fabricar mejores animales militares. Sembène comenzó a sospechar de Hoskins y estuvo al tanto de sus actividades durante el incidente de 2015, descubriendo su plan para usar al Indominus como justificación para probar en el campo las habilidades de combate de las rapaces.

Hoskins trabajó con otras ramas de InGen, ya que Security estaba estrechamente vinculada a todas sus operaciones (especialmente aquellas centradas en Jurassic World). Además de proteger a los empleados de Jurassic World en el trabajo, los subordinados de Hoskins protegieron los secretos comerciales de InGen de sus rivales. Cuando estaba en el parque, Hoskins confiaba en Operaciones para obtener información; junto con Claire Dearing, habría trabajado con los técnicos de la sala de control Lowery Cruthers y Vivian Krill al dirigir actividades en la isla. Colaboró ​​con estos dos en particular durante el incidente de 2015. No pudo ocultar su entusiasmo por el incidente y las posibilidades que presentaba, lo que a Cruthers le ofendió; Hoskins trataba a Cruthers como a un amigo mucho más cercano de lo que realmente era, entrometiéndose en el espacio personal de este. En general, tomó a Cruthers de la manera incorrecta, y este finalmente montó una resistencia de un solo hombre a la toma enérgica de Hoskins de la sala de control. Krill no dio a conocer sus opiniones sobre Hoskins, pero tampoco pareció disfrutar de su presencia durante el incidente.

Si se tiene en cuenta el sitio web de InGen IntraNet, lo más probable es que Hoskins haya tomado el control de InGen Security de su anterior jefe J. Petrola, quien pudo haber sido el primer jefe de Seguridad de InGen. También reemplazó a sus directores, James Boutcher y Kevin Davis. Boutcher era un hombre más paranoico que Hoskins, propenso a comportamientos crueles y una intensa sospecha de sus compañeros de trabajo y de los forasteros. Hoskins habría cambiado el entorno general de InGen Security de uno de paranoia y hostilidad a uno de camaradería militarista, generalmente cultivando un entorno de trabajo más positivo. Por supuesto, Hoskins también entendió que algunos de sus subordinados muy bien podrían morir en su línea de trabajo; consideraba esto no solo una posibilidad, sino una inevitabilidad. Durante el incidente de 2015, reconoció que la muerte de sus soldados podría funcionar a su favor para convencer a InGen de militarizar formalmente I.B.R.I.S, por lo que permitió que la UCA se enfrentara al Indominus sin acceso a información vital sobre el animal. Su insistencia en utilizar I.B.R.I.S para resolver la crisis condujo directamente a la muerte de más personal de InGen, algo que Hoskins no esperaba; este ataque lo horrorizó genuinamente y lo llevó a tomar Isla Nublar como una causa perdida.

Eli Mills: Para financiar el armamentismo del Indominus, Hoskins aceptó dinero de la Fundación Lockwood, canalizado al proyecto por su gerente Eli Mills. La relación entre Hoskins y Mills se desconoce en gran medida; no se sabe si alguna vez se conocieron en persona durante el proyecto. Sus objetivos también eran diferentes. Mills invirtió en el programa de bioingeniería militar como un medio para aumentar la fortuna de Lockwood, que esperaba heredar tras la muerte de su empleador. Por otro lado, el dinero era solo una parte del objetivo general de Hoskins, que en última instancia era proporcionar a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos las mejores armas biológicas que InGen podía crear.

Cuando la operación en Isla Nublar cayó en el caos y se enfrentó a la bancarrota, Hoskins le confió a Mills la seguridad de Henry Wu y muchos de los activos del proyecto. Sin embargo, con Hoskins fuera de escena, los frutos de su trabajo ya no estaban destinados principalmente a las fuerzas armadas estadounidenses, sino que podrían comercializarse entre las fuerzas de combate de todo el mundo.

Trivialidades

  • El personaje de Hoskins pretende ser una exploración y crítica de la idea de animales militares en general, pero también de las tramas propuestas para Jurassic Park IV, que habrían utilizado tanto dinosaurios preexistentes como la ingeniería genética de nuevas especies con fines militares. Hoskins tiene la idea de que esto funcionaría, mientras que la película en sí demuestra las formas en las que tal empresa podría fracasar.
    • Sin embargo, muchos críticos de cine malinterpretaron la película como un respaldo al uso de dinosaurios e híbridos militares, en lugar de oponerse.
  • Por su actuación en Jurassic World, el actor Vincent D'Onofrio fue nominado a un premio Teen Choice Award por Mejor Villano de Película.

Galería

Advertisement